Investigaciones y Descubrimientos

Consumo de vino puede acortar la vida

De acuerdo con un estudio publicado por la revista The Lancet, más de cinco dosis de alcohol a la semana disminuyen la esperanza de vida, esto a pesar de que se considera dentro del rango de moderado en muchos países.

Ante esto, la Organización Mundial de Salud (OMS) no tiene un consenso general sobre el término beber con moderación, al ser ambiguo. Para los individuos menores de 65 años se aconseja no sobrepasar las dos dosis de alcohol diarias, mientras que en las mujeres se aconseja máximo una al día; después de los 65 años se aconseja evitar el alcohol.

Estas dosis semanales son el equivalente a 196 gramos y 98 gramos de alcohol para hombres y mujeres, respectivamente, señalando el estudio que más de 100 gramos de alcohol a la semana, se habría relacionado con un mayor riesgo de muerte prematura. De esta forma, lo que se considera como consumo moderado en hombres y mujeres se asociaría con una menor esperanza de vida.

El estudio llegó a estas conclusiones al analizar datos de casi 600 mil individuos de 19 países diferentes, por lo que recomendó que se revisen los rangos seguros de consumo de alcohol e inclusive que se rebajen aún más.

La Universidad de Cambridge en conjunto con la British Heart Foundation realizaron el estudio, sugiriendo que las pautas de consumo de alcohol deberían de ser más parecidas a las utilizadas en Reino Unido, donde la medida estándar por semana en hombres y mujeres es de menos de seis bebidas.

El consumo de alcohol estaría directamente relacionado con un mayor riesgo de sufrir ictus o insuficiencia cardíaca, muerte por hipertensión arterial o aneurismo aórtico, según sus conclusiones. Por otra parte, no se detectó un límite bajo seguro en el cual el consumo de alcohol no se relacionase con ninguna de estas enfermedades.

“Si ya bebe alcohol, debe intentar beber menos para vivir más. Y si no bebe alcohol, evítelo a toda costa”, señala el estudio.

Investigaciones y Descubrimientos

Adolescencia se extendería hasta los 24 años

The Lancet, una revista médica, sugirió en un artículo de opinión que el periodo considerado como adolescencia debería de extenderse de los 10 hasta los 24 años, cinco años más de los considerados hasta ahora para superar esta hora.

Debido a factores como la prolongación de la fase educativa, o la demora en casarse o de tener el primer hijo, son factores clave para entender este cambio en el desarrollo juvenil, señala el escrito.

También, comentan que en los últimos 40 años, se ha retrasado la adopción de roles y responsabilidades asociados a la edad adulta; a la vez que el crecimiento del cuerpo y del cerebro, continúa actualmente hasta después de los 20 años.

Susan Sawyer, doctora de la Universidad de Melbourne (Australia) y una de las autoras del artículo, afirmó que se debe institucionalizar el cambio, para poder asegurar que la legislación se mantiene actualizada y permitir, que las ayudar a los jóvenes se extiendan hasta los 25 años.

La publicación también ha generado controversia, ya que casos como el de Jan Macvarish de la Universidad de Kent y experto en sociología paternal, indicó que la madurez en los adolescentes se encuentra determinada por las expectativas que la sociedad pueda tener sobre los jóvenes y no sobre su crecimiento biológico.

Afirmó, que la ampliación al tiempo de duración de la adolescencia demostraría que la sociedad ha reducido sus expectativas en la siguiente generación.