Investigaciones y Descubrimientos

Sobrepeso podría causar infecciones en la piel

La obesidad o sobrepeso tiene repercusiones al ser causante de diversas enfermedades, pero una poco conocida es la aparición de enfermedades en la piel.

Una de estas enfermedades es la candidiasis, un hongo que regularmente se presenta en los pies del 30 y 40 por ciento de los afectados, aunque sigue sin tener una cifra exacta de cuántos se han visto afectados directamente a causa de su sobrepeso.

“No hay una estadística de si afecta más a hombres y mujeres, yo creo que en las afectaciones en la piel no depende del sexo, sino del grado de obesidad. Lo que sí está comprobado es que es mucho más frecuente que los pacientes de piel morena tengan mucho más evidencia de los cambios de coloración, aunque en los pacientes de piel clara también se nota la piel percudida”, declaró la doctora Jatziri Chávez, directora del Centro Dermatológico de Alta Especialidad (CEDAE).

La especialista señaló que es más frecuente que los pacientes con obesidad presenten 40 por ciento más estrías y suden mucho más que una persona delgada, ya que la producción de sudor y cebo aumentan.

“El sobrepeso tiene varios efectos, por ejemplo: altera la función de la barrera protectora de la piel y la protección mecánica de la piel; la reparación de heridas se hace más lenta; la respuesta inmunológica también se ve disminuida; la termorregulación, que es la forma en la que regulamos nuestra temperatura, también se llega a alterar”, dijo.

Esta enfermedad también hace que el cuerpo pierda antioxidantes, además de degradarse de una forma mucho más rápida el colágeno.

Alimentación y Salud

Obesidad también debe atacarse a nivel emocional

El sobrepeso, en alguno de los casos, no es solo un problema de alimentación o de aumentó en los kilos, puede llegar a ser una consecuencia de algunos problemas emocionales que pueden influir en la obesidad.

Por ello, ahora cuando se trata de combatir el sobrepeso, junto a la dieta y mejoras a la alimentación, se debe vigilar el aspecto psicológico. Solo de esta forma podremos acercarnos a un equilibrio en la vida, ya que nuestra salud física debe corresponder a la emocional.

“Cuando nosotros andamos con algún desorden, el que sea, no me refiero a una enfermedad en particular, o simplemente cuando sentimos ansiedad, ésta va a generar que secretemos ciertas enzimas u hormonas como cortisol, que es una hormona de estrés, la cual hace que no perdamos grasa, al contrario, provoca que se acumule”, indicó el especialista en bariatría y medicina estética Alejandro Coello Manuell para el portal elbotiquin.mx

Esta hormona, explicó, aparece a causa de cualquier crisis y, aunque existen casos de gente que pierde peso en casos de estrés, lo más común es ganar algunos kilos, algo que genera complicaciones si le sumamos los alimentos cargados de calorías y los horarios en que se come, termina por ocasionar inconvenientes en el organismo.

“Cuando tienes estrés, quieres algo que te dé energía de manera inmediata y el azúcar generará esa energía desde la boca, porque su enlace químico tiene que ver con enzimas que tenemos en la saliva y el hecho de que consumas azúcar, cualquier alimentos o bebida que lo contenga, te dará esa vitalidad que no te brinda una ensalada, bistec o alguna proteína”, dijo Coello Manuell.

Una  vez que se identifica el problema, el alto grado de estrés o la ansiedad que padezca la persona, se puede apoyar al paciente en este tipo de situaciones, aunque si son casos graves se debe acudir a otros especialistas.

“No hablemos de alguna enfermedad psiquiátrica en particular, porque obviamente hay muchas enfermedades, trastornos de la alimentación mucho más específicos, pero puede tener algún problema psicológico y, en tal caso, debe tratarse también esa parte para que haya buenos resultados”, indicó.

De igual forma, señaló que en los casos donde la persona realiza ejercicio para adelgazar y no nota ningún cambio, se debe a que no sigue un régimen alimenticio adecuado ni el ejercicio correspondiente. Esto se debe a que la condición ejercicio-salud, el 70 por ciento es nutrición y el 30 por ciento es ejercicio

Alimentación y Salud

Consecuencias de consumir azúcar en exceso

Uno de los problemas graves en la alimentación es la cantidad de azúcar que consumimos, debido a que se destruye en el organismo sin tener que procesarlo mediante el aparato digestivo, por lo que al momento de ingerirlos se van al torrente sanguíneo.

Si su consumo se da en exceso, el primer órgano afecto es el hígado, debido a que convierte el exceso de azúcar en grasa, la cual se queda en el mismo hígado y otro porcentaje se resguarda en el tejido adiposo.

Por ello, comer azúcar en exceso es un gran riesgo para el organismo al detonar enfermedades como diabetes y sobrepeso, además de poder producir obesidad y en algunos casos hasta la muerte.

Aquí te presentamos las principales reacciones que ocurren en tu cuerpo cuando consumes azúcar en exceso.

***

Arrugas

Estas aparecen debido a que tener grandes cantidades de azúcar en el organismo reduce la función de las proteínas, evitando la regeneración de las moléculas de colágeno y con la aparición de grietas y arrugas.

Caries

Los dientes también se ven altamente afectados, ya que existe una bacteria en la boca que rompe los carbohidratos y produce ácidos que eventualmente van disolviendo el esmalte de los dientes.

 

Diabetes Tipo 2

Consumir azúcar en exceso es un factor de riesgo para desarrollar diabetes tipo dos, al haber desajustes en los niveles de glucosa en la sangre provocando obesidad.

Sueño después de comer

El cuerpo humano es lento cuando se realizan comidas fuertes, debido a que el proceso de digestión gasta la energía que se requiere para hacer otras actividades.

Mal humor

Productos como el chocolates, galletas o pasteles, producen una cantidad de energía tal que pueden llegar a ocasionar un incremento notorio de azúcar en la sangre.

Investigaciones y Descubrimientos

Sobrepeso afecta más a mujeres que hombres en México

De acuerdo con cifras de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de México, siete de cada diez adultos en el país sufren de obesidad, de ellos, 75 por ciento son mujeres y el resto hombres.

La alta incidencia en las mujeres tiene sus causas en el sedentarismo, el uso de anticonceptivos y la menopausia, comentó la especialista en nutrición y médico familia Cecilia Pérez consultada por el diario Publimetro.

“Otra de las razones por las que nosotras estamos más expuestas al sobrepeso es porque concentramos una mayor cantidad de grasa debido a la genética femenina, la cual está constituida para la fertilidad, por lo que se requiere mayor cantidad de energía que se almacena en senos, glúteos y caderas”, indicó.

La obesidad puede desencadenar diferentes enfermedades como la diabetes e hipertensión, además de causar problemas ortopédicos que debilitan principalmente los huesos de la cadera; rodillas y tobillos. Además, la enfermedad no solo es una cuestión estética, ya que puede estar asociada a otros factores socioeconómicos, de genética, etc.

“Definitivamente la obesidad, está asociada con una mala salud, ya que en la mayoría de los casos es resultado de un mal equilibrio entre la alta ingesta e alimentos y la poca actividad… Además, el sobrepeso y la obesidad se pueden hacer presentes a cualquier edad afectando física y psicológicamente a la persona que lo padece”, señaló.

Por su parte, la nutrióloga Valeria Rubio, indicó que cuando no se lleva una alimentación equilibrada y adecuada, se acumula una mayor cantidad de grasa y el metabolismo se hace más lento. Por ello, es necesario hacer el compromiso de mejorar nuestros hábitos alimenticios, así como alguna actividad física con la que utilicemos la energía que consumimos.

Algunos de los consejos para evitar el sobrepeso son el elegir alimentos saludables altos en proteína y bajos en azúcar, no saltarse comidas, desayunar todos los días, hacer ejercicio y dormir por lo menos ocho horas.

Alimentación y Salud

La Obesidad: tu peor enemiga

La obesidad es una enfermedad crónica, un problema grave en el que se entremezclan factores genéticos, ambientales y de estilos de vida que conducen a un trastorno metabólico.  Se caracteriza por un balance positivo de energía, que ocurre cuando la ingestión de calorías excede al gasto energético, lo que ocasiona un aumento de los depósitos de grasa corporal y, como consecuencia, una ganancia de peso.

De acuerdo a un artículo publicado por la Universidad Veracruzana, se menciona que con frecuencia la obesidad coexiste con la desnutrición, en los países en desarrollo es sin embargo una condición compleja, con dimensiones sociales y psicológicas graves que afectan virtualmente a todas las edades y grupos socioeconómicos. No hace mucho tiempo, los ricos eran por lo regular obesos, los pobres delgados y la mayor preocupación era cómo alimentar a los desnutridos. Actualmente, los ricos son delgados, los pobres obesos,además de desnutridos, y la mayor preocupación es la obesidad.

En los últimos años, la obesidad se ha convertido en un problema social mundial a tal grado que miles de personas han muerto por este trastorno alimenticio. México, entre 2015 y este 2017, ha mostrado altibajos en las estadísticas, esto quiere decir que de acuerdo a sexo y zonas en las que se vive es el aumento o disminución; sin embargo el país sigue siendo foco rojo en este tipo de padecimiento.

El sobrepeso se puede definir como precursor de la obesidad, en otras palabras, una etapa antes de ser obeso. Muchas personas lo toman de la misma forma, aunque realmente es el principio del caos.

¿Pero qué es lo que genera estar obeso o con sobrepeso?

La obesidad es causada por aumentar la ingesta de alimentos de alto contenido calórico que son ricos en grasa, además de la falta de actividad física. Por las maneras de vida cada vez más sedentaria, las formas de trabajo, los nuevos modos de transporte, la falta de tiempo y la creciente urbanización. En consecuencia, se desembocan diversas enfermedades como hipertensión, problemas cardiovasculares y de circulación, diabetes, entre otros.

Esto se puede evitar aumentando el consumo de frutas y verduras, así como de legumbres, cereales integrales y frutos secos; complementándose con una actividad física periódica (60 minutos diarios para los jóvenes y 150 minutos semanales para los adultos).

La obesidad no respeta edad ni genero, y algo fundamental para evitarlo es la cultura y buen hábito de la alimentación. Así lograrás mantener una vida sana, estable y alegre.

El estar obeso genera muchos problemas sociales, psicológicos y de discriminación, en donde los escenarios perfectos son la escuela y el trabajo, siendo canales perfectos para la burla y generar apodos como: gordito, bola, pelota, bomba, etc…

Las personas que lo han sufrido se deprimen y automáticamente su autoestima se va por los suelos, se sienten excluidos de la sociedad y limitados a vivir con miedo a salir a la calle.

 

Investigaciones y Descubrimientos

Sobrepeso y obesidad, causas de la disfunción eréctil en jóvenes

El sobrepeso y la obesidad son una de las principales causas de que los jóvenes sufran de disfunción eréctil, explicó Gustavo Ángel Trejo Arias, jefe del Departamento Clínico de la Universidad de Medicina Familiar (UMF) 91 del IMSS en Jalisco.

En una entrevista realizada por la agencia Notimex, comentó que problemas como la obsesidad no solo serían el causante de problemas como la diabetes mellitus o la hipertensión arterial, también de la disfunción eréctil.

“Por ello se recomienda a los padres de familia promover en sus hijos varones el cuidado de la salud desde temprana edad”, señaló el especialista.

Explicó que al menos uno de cada tres hombres en México sufrirá de disfunción eréctil en algún momento de la vida, y que los malos hábitos provocan que esto se presente en edad temprana.

“Anteriormente se había visto que los pacientes con disfunción eréctil eran mayores de 40 años, pero ahora a causa del sedenterarismo, hay una mala metabolización del azúcar y las grasas que puede afectar incluso a adolescentes de entre 15 y 16 años”

El especialista señaló que cuando un hombre note alguna incapacidad para generar o mantener una erección, debe consultar a su médico familiar, ya que de pasar desapercibido, puede desarrollarse infertilidad.

En caso de ser atendido, los problemas pueden resolverse en el Primer Nivel de Atención, en caso de que se presente un problema crónico-degenerativo asociado, se inicia una terapia médica acompañada de cuidados a la alimentación y el ejercicio.

“Muy pocos son los pacientes jóvenes con disfunción eréctil que tienen problemas de salud más graves y deben ser remitidos a atención hospitalaria”