Alimentación y Salud

Qué comer después del embarazo

Una de las preocupaciones tras el embarazo es el peso y la alimentación, fases en las que más que pensar en estética o en lucir bien, debemos enfocarnos a tratar de recuperar el cuerpo.

En el embarazo, el cuerpo de la madre da los nutrientes necesarios al bebé para que se desarrolle de manera sana, siendo el hierro uno de esos nutrientes y que posterior al embarazo, su alta ausencia en el sistema de la madre podría provocar enfermedades como anemia.

En el caso del hierro, es importante consumir alimentos como carnes rojas, pollo, huevos, leguminosas y cereales para recuperar lo perdido. De igual forma, se puede consumir vitaminas como B6, C y ácido fólico y calcio, nutrientes que pueden ser encontrados en alimentos como el brócoli, vegetales de hoja verde, lácteos, tortilla, entre otros.

Debido a que el cuerpo necesita alimentarse según sus necesidades diarias, no es recomendable realizar un dieta muy estricta tras el parto, ya que limitamos al cuerpo a obtener los nutrientes necesarios para su recuperación.

La alimentación sana y balanceada también traerá beneficios para tu bebé, recordando que tras el embarazo llega la lactancia. Durante esa etapa, de acuerdo con los expertos se necesitan de 500 calorías más en la dieta, por lo que para comenzar a bajar de peso tras el embarazo se recomienda se haga seis meses después de partir.

Alimentación y Salud

Alimentos que ayudan a cuidar tu piel

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano, y como tal debemos tener varios cuidados para protegerla y tener una buena salud, recordando que varias enfermedades también pueden presentarse en la piel.

Por ello, a continuación te mostramos algunos nutrientes que puedes consumir y que te ayudarán a mantener la salud de tu piel para tenerla perfecta.

***

Carotenoides

Este tipo de substancia estimula su propia inmunidad, de forma que las personas que siguen una dieta con alto consumo de estos nutrientes, presentan menos problemas con la exposición al sol.

Esta substancia la puedes encontrar en verduras y frutas de color anaranjado, rojo y verde, tales como la zanahoria, jitomate, espinaca, mango, durazno, perejil, papaya, entre otros.

Vitamina C

La ingesta de este nutriente es fundamental para la producción de colágeno, proteína esencial presente en tejidos del cuerpo, incluidos huesos, dientes y piel.

Como parte de sus funciones, ayuda a brindar elasticidad e integridad en la estructura corporal, además de que facilita la prevención de moretones y garantiza una correcta cicatrización.

Vitamina E

La actividad antioxidante de esta vitamina es esencial para la piel, al proteger el tejido corporal. Este tipo de sustancia la puedes encontrar en aceites vegetales como la soya, canola, maíz, girasol, nueces, almendras, cacahuates, pepitas, semillas de girasol, margarina, alimentos fortificados, entre otros.

Zinc

Este mineral esta presente en las células de todos nuestro cuerpo y juega un papel importante en la cicatrización de heridas y en algunas afecciones de la piel como la psoriasis, dermatitis escamosa y acné.

Este nutriente puede encontrarse en la carne de res, cerdo y cordero, además del pollo y pescado. También esta presente en los ostiones, germen de trigo y los cereales integrales.

Alimentación y Salud

Frutas que debes consumir para combatir la diabetes

Cuando se padece diabetes, uno de los puntos más importantes a cubrir y vigilar es el de la dieta, debido al control de las cantidades de azúcar que el cuerpo ingiere.

Por ello, cuando se trata de comer frutas existen algunas dudas sobre cuáles son mejores o peores, o cuáles son las que podrían causarle un daño a los niveles de glucosa.

Cabe mencionar que a la larga, es la cantidad de carbohidratos que se consume los que modifican estos niveles, no la procedencia de estos carbohidratos, por lo que no se debe tener miedo al consumo de frutas.

Las frutas contienen fibra y retrasa la absorción del azúcar al torrente sanguíneo, por lo que hay que tener las siguientes en mente cuando de formar tu dieta se trate.

***

Cerezas:

Las cerezas contienen antocianinas conocidas por ayudar a reducir el azúcar en la sangre mediante el aumento de la producción de insulina en 50 por ciento. Lo que ayuda a combatir las enfermedades del corazón, cáncer y otras comunes entre las personas que tienen diabetes.

Fresas:

Cuentan con antioxidantes, vitaminas y fibra, además de ser bajas en hidratos de carbono y un índice glucémico de 40. Su consumo ayuda a mantener el nivel de azúcar en la sangre estable y aumenta el nivel de energía.

Guayaba:

Tiene un alta concentración de licopeno, fibra dietética, vitamina C y potasio, que controlan los niveles de azúcar.

Manzanas:

Una de las frutas que es rica en fibra soluble, vitamina c y antioxidantes, además, contiene pectina que ayuda a desintoxicar el cuerpo. En otro de sus beneficios, puede llegar a reducir las necesidad de insulina en diabéticos hasta en 35 por ciento.

Toronja:

Contiene un flavonoide conocido como naringenina, que aumenta la sensibilidad del cuerpo a la insulina y ayuda a mantener un peso saludable.

Alimentación y Salud

Importancia de enseñar buenos hábitos alimenticios desde bebés

Ante problemas tan graves como la obesidad, uno de los factores principales para no desarrollarla, en especial en menores, es la prevención.

Con los niños, el ejemplo es la mejor forma de enseñarle a los más pequeños qué comer y qué cantidades comer, de esta forma puedes fomentarles una dieta adecuada y equilibrada, así como un estilo de vida saludable.

“Los gustos, la sazón a la hora de cocina, la forma de comer, las cantidades de alimentos que ingerimos, así como los hábitos de ejercicio o sedentarismo y las referencias afectivas a los alimentos se heredan”, comentó la nutrióloga Cecilia García Schinkel.

Para que tu niño o bebé no desarrolle obesidad infantil, debes saber que existen comportamientos saludables o factores protectores de calidad que ayudarán a prevenir en nuestro hijos desajustes biopsicosociales y mantener su bienestar.

Estas conductas incluyen la alimentación con sus tres pilares, la dieta, manejo de porciones y hábitos alimentarios.

Enseñar desde niño buenos hábitos y costumbres a la hora de comer le ayudará a tener un apetito adecuado y peso corporal saludable, además, al aprender desde pequeño, cuando crezca pondrá en prácticas estos hábitos de manera natural.

Es por ello que debes seguir algunos consejos como los siguientes para fomentar esas buenas prácticas alimenticias:

– Comer sentados.

– No vean televisión ni usen dispositivos electrónicos a la hora de comer, o realicen alguna actividad distractora.

– Asignen el tiempo suficiente para comer.

– Disfruten de la comida.

– Propicien un ambiente familiar y conservaciones agradables.

– Sirvan porciones pequeñas.

– Coman solo hasta sentirte 80 por ciento satisfecho.

– Acepten la capacidad para regular su propia ingesta de alimentos, no lo obligues a terminar el plato si está satisfecho.

– Comer cada cuatro horas.

– Prueben y ofrezcan nuevos alimentos y platillos de vez en cuando.

– Realicen las comidas con los platos y utensilios adecuados y en un lugar definido en la mesa.

De acuerdo con datos de la UNICEF, México ocupa el primer lugar en obesidad infantil en el mundo, presentándose en niños inclusive de edad preescolar.

Alimentación y Salud

Dieta vegana, filosofía de vida u opción para bajar de peso

Antes que nada hay que advertir que la dieta vegana no es una dieta con la que podrás perder peso. Es una filosofía de vida, la opción de comer sin tener que recurrir al mundo animal.

Hay errores que se suelen cometer al empezar un tipo de dieta como la dieta vegana. Esta dieta es mucho más estricta que la dieta vegetariana ya que si sigues esta dieta no puedes comer huevos ni queso.
Por eso no se puede hacer a la ligera. Antes de empezar a seguirla debes estar muy mentalizado de lo que vas a hacer y de que la vas a seguir.
Existen algunos errores que se deben evitar.
La primera cosa que hay que recordar es que esta no es una dieta para adelgazar, por lo tanto, no será necesario que reduzcas las porciones de tu alimentación.
La filosofía de esta dieta es que no por comer menos salvaremos el medio ambiente sino que lo conseguiremos según lo que pongamos en nuestro plato.
La vitamina B12 es esencial para el desarrollo y para el sistema neurológico y por eso es muy importante incluirla en esta dieta. Esta vitamina se encuentra principalmente en la leche y huevos.También está presente en muchos cereales.

Un hábito frecuente de los que comienzan una diera vegana es que a menudo recurren a los alimentos enlatados. No es suficiente con alimentarse de vegetales, hay que escogerlos bien.

Las comidas enlatadas están bien siempre y cuando estés seguro del origen de lo que contiene. hay que recordar que los productos de la industria suelen contener altas cantidades de grasa y sodio. Lo mejor es dirigirse a la verdulería y prepararse cada uno su propia comida. Así seguro que sabes lo que estás comiendo.