Investigaciones y Descubrimientos

¿Las aspirinas pueden ser consumidas por niños?

La aspirina es una de las medicinas más conocidas y utilizadas para remediar el dolor en la sociedad, su uso comercial se ha mantenido latente por generaciones, pero en niños, es recomendable su uso.

Este medicamento cuyo principal activo es el ácido cetil salicilico (AAS), está autorizado para su uso en mayores de 16 años como analgésico, antitérmico y antiagregamte plaquetario.

“Por debajo de dicha edad está contraindicado, debido a la posibilidad de presentar una serie de efectos secundarios que no son tolerables en población infantil, y porque existen otros medicamentos para tratar dolencias similares y mucho más seguros en la edad pediátrica”, explicó el doctor Roi Piñeiro, parte del Comité de Medicamentos de la Asociación Española de Pediatria (AEP) consultado por Europapress.

A pesar de esto, no significa que los niños no puedan consumirla, debido a que existen algunas enfermedades en la que su uso es más conocido y permitido.

“Existen algunas enfermedades como la artritis idiopática juvenil o la enfermedad de Kawasaki, en las que sí puede estar indicado este medicamento. Se trata de un uso conocido como ‘off-label’, pero permitido, dado que existe suficiente evidencia científica para utilizarlo en determinadas situaciones, balanceando siempre los posibles efectos secundarios”, explicó el doctor.

El doctor indicó que al igual que la aspirina, más de la mitad de los medicamentos disponibles en la actualidad no han sido ensayados en niños, por lo que están contraindicados por falta de estudios suficientes.

“Realizar ensayos clínicos en niños es muy complejo. Sin embargo, los pediatras sí utilizamos estos medicamentos no indicados en numerosas situaciones pues, de otra forma, no tendríamos fármacos para tratar las enfermedades de los niños. Nuevamente, estamos en una situación ‘off-label’. Es legal y necesario el uso ‘off-label’ de medicamentos en niños, pero la familia debe estar informada de este uso, y es recomendable dejarlo anotado en la historia clínica”, comentó el experto.

En el caso de otros medicamentos como los antitusivos y los mucolíticos, están contraindicados en menores de dos años de vida.

“Por otro lado, no deberían utilizarse en pediatría, pues son poco efectivos e incluso pueden hacer que los cuadros respiratorios empeoren”

Alimentación y Salud

Niños pueden desarrollar gusto por ciertos alimentos desde el embarazo

Stephanie Anzman-Frasca, profesora e investigadora de la Universidad de Búfalo, Estados Unidos, realizó una investigación sobre cómo los niños desarrollan el gusto por alimentos como frutas y verduras.

La autora principal del estudio analizó 40 investigaciones publicada en la última década, en donde sugiere que existe suficiente evidencia para decir que los niños puedan aprender a preferir los alimentos durante la gestación y que, después del nacimiento, si la madre amamanta, el bebé también se beneficia de la exposición a ciertos sabores.

“Los sabores de lo que come la mamá alcanzan al niño en el útero. Por lo tanto, si está siguiendo una dieta saludable, el feto se expone a esos sabores, haciendo que el niño se acostumbre a ellos”, señaló la doctora.

Por ello, estas exposiciones tempranas familiarizan al niño con sabores específicos, preparando el escenario para la posterior aceptación de sabores saludables en alimentos sólidos.

“Se ha visto que los estímulos durante esos períodos efectivamente pasan al feto y al recién nacido, en muchos hábitos no sólo como la comida, sino también el sueño o las alergias… Es importante que las mamás coman de todo, de manera saludable, como una forma de estimular al feto y al niño”, explicó Pablo Brockmann, pediatra de la Red de Salud UC Christus.

Comentó que a medida que va creciendo el niño, el ejemplo paterno toma un rol crucial, al ser el estímulo externo determinante. Al respecto, explicaron que se deben de aprovechar los primeros mil días de vida del niño, donde se forjan las conductas futuras y en el caso de la alimentación saludable, cambiar el contexto que juega en contra de estos alimentos.

“El problema es la cultura: nadie premia a un niño con una zanahoria. Lo que vemos es que, por un tema de tiempo o comodidad, el niño comienza a comer más alimentos chatarra”, dijo Jaime Tapia, pediatra y cardiólogo infantil de la Sociedad Chilena de Pediatría.

Hacer de la experiencia de comer algo agradable, además de la exposición repetida a los alimentos saludables, son otros dos factores que pueden ayudar a que desarrollen gustos por ese tipo de comidas.

“Algo que se asocia a una buena nutrición es sentarse con los niños a comer juntos y darles opciones de alimentos saludables, y no cambiarlos por cosas que sí les gustan, pero que no son nutritivas”, indicó.

Alimentación y Salud

Tips que debes seguir para el lunch de tus hijos

Miles de niños de los niveles básicos de educación regresaron a clases este ocho de enero, momento de volver a recargar pilas y para los padres de volver a preocuparse por lo que comen los niños fuera de la casa.

Su alimentación escolar es fundamental, proveerlos con un nutritivo almuerzo para el recreo los ayuda a tener energías para el día, además de que elegir los alimentos correctos evitará enfermedades como el sobrepeso.

Ante esta nueva época de clases, la Secretaría de Salud y la Secretaría de Educación  Pública, emitieron una lista de recomendaciones para que los niños se alimenten de manera sana mientras están fuera de casa.

***

1.- Un almuerzo equilibrado

El lunch de los niños debe procurar tener alimentos de los diferentes grupos del plato del bien comer. Estos alimentos le aportaran energía, además de que ayudarán a la formación de tejidos y de defensas para combatir enfermedades.

Algunos alimentos recomendados son avena, atún, carne, hojuelas, maíz, manzanas, naranjas, pechuga de pollo, quesos bajos en grasa y verduras.

2.- Porciones adecuadas

Su almuerzo debe estar preparado de acuerdo con la edad del niño, así como su grado de actividad física y el tiempo que pase fuera de casa.

Para niños de preescolar se recomienda consumir de 217 a 240 kilocalorías. Si es de primera, están entre los 275 y 900 kilocalorías. Mientras, si realiza actividades deportivas se deben consumir de 150 y 200 kilocalorías.

3.- Jugar con los colores de los alimentos

Puedes jugar con las diferentes texturas y colores de los alimentos para crear diferentes combinaciones que los inviten a alimentarse de manera sana.

4.- Porciones moderadas

Si deseas consentir a tus hijos con algún caramelo, embutido, hamburguesa, papas, refresco o jugos industrializados, debes saber que por su alto contenido en azúcares y grasas no es recomendable consumirlos en grandes cantidades.

Investigaciones y Descubrimientos

Consejos para comprar juguetes en Día de Reyes

La madrugada de este cinco de enero los Reyes Magos se preparan para sorprender a todos los niños este seis de enero, un día de mucha ilusión, pero también de mucha responsabilidad, ya que se deben de elegir los mejores regalos para los pequeños y que ayuden a su crecimiento.

Ante tal responsabilidad, la Secretaría de Salud de México, por medio de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), emitió una serie de recomendaciones para que los Reyes puedan elegir y adquirir los mejores regalos para proteger la salud de las niñas y niños.

***

– No adquirir juguetes de dudosa procedencia o que sean comercializados en un comercio informal.

– No adquirir aquellos que carezcan de etiquetas informativas en español, o que no contengan medidas de precaución que no garanticen la calidad del producto adquirido.

– Los juguetes irregulares también pueden presentar un riesgo para su salud, ya que su fabricación no garantiza la calidad sanitaria.

– La pintura de los juguetes podría no estar autorizadas al contener sustancias como plomo que los vuelve tóxicos.

– Se debe considerar la edad recomendada por el fabricante, debido a que el uso inadecuado del juguete puede llevar a que los niños sufran de asfixia por ingerir alguna pieza pequeña u alguna obstrucción en fosas nasales y oídos.

Alimentación y Salud

Cantidad y tamaño de las porciones para niños

En la alimentación infantil, es necesario que los padres sepan cuáles son las cantidades y tamaño correcto de las porciones para su salud, de forma que contribuyamos a su correcta nutrición y no les provoquemos problemas tales como el sobrepeso.

Primero, cabe mencionar que la porción en una etiqueta de información nutrimental es la cantidad de una medida determinada. Las calorías y la información nutrimental se basan en el tamaño de la porción y en una dieta de 2 mil calorías.

Una porción es la cantidad de alimento que se elige para servir a los hijos durante cada comida o refrigerio, recordando que los padres deben ser conscientes que el tamaño de la porción en la etiqueta de información nutrimental puede no ser el apropiado para el niño.

De igual forma, deben ser conscientes de que en restaurantes las porciones pueden cambiar, por lo que no está de más preguntar sobre las porciones o inclusive si tienen disponible la información nutricional.

A continuación, te presentamos una tabla con las porciones sugeridas por edad, aunque cabe aclarar que aquí no se toman en cuenta factores como la etapa de crecimiento y desarrollo del niño, la edad, el apetito y el nivel de su actividad física.

Con información de: Healthy Children.

Investigaciones y Descubrimientos

Bullying en la infancia genera problemas de salud mental

Un estudio publicado por JAM Psychiatry buscó explicar cuáles son las complicaciones a la salud mental de los niños que sufren una larga exposición a la intimidación y al bullying, la cual señalan contribuye a múltiples problemas de salud mental.

Jean-Baptiste Pingault del Colegio Universitario de Londres, Inglaterra lideró el estudio con varios coautores, en donde se realizó las evaluaciones de salud mental en edades entre los 11 y 16 años, en una investigación que incluyó a 11 mil 108 gemelos.

Los factores que se investigaron fueron la ansiedad, depresión, hiperactividad e impulsividad, falta de atención, problemas de conducta y experiencias psicóticas, como pensamientos paranoicos o desorganización cognitiva.

Para el estudio, se midió la exposición a la intimidación usando una escala de victimización por pares auto-informada. El diseño de diferencias gemelas, utilizó un gemelo como control para el otro, con lo que se contabilizaron fuentes ambientales y genéticas compartidas con otros posibles factores atenuantes.

Los resultados sugieren que la exposición infantil a la intimidación contribuye a múltiples problemas de salud mental, particularmente la ansiedad, la depresión, los pensamientos paranoicos y la desorganización cognitiva. Esto se disipó o se redujo después de cinco años.

En cuanto a las limitaciones del estudio, señalan que un diseño de diferencias gemelas no tiene en cuenta a factores ambientales no compartidos que pueden contribuir en la exposición a la intimidación.

“Se proporciona evidencia estricta de la contribución perjudicial directo de la exposición a la intimidación en la infancia a la salud mental. Los hallazgos también sugieren que la exposición de la infancia a la intimidación puede verse en parte como un síntoma de vulnerabilidades preexistentes”, indicó el artículo.

Alimentación y Salud

Importancia de enseñar buenos hábitos alimenticios desde bebés

Ante problemas tan graves como la obesidad, uno de los factores principales para no desarrollarla, en especial en menores, es la prevención.

Con los niños, el ejemplo es la mejor forma de enseñarle a los más pequeños qué comer y qué cantidades comer, de esta forma puedes fomentarles una dieta adecuada y equilibrada, así como un estilo de vida saludable.

“Los gustos, la sazón a la hora de cocina, la forma de comer, las cantidades de alimentos que ingerimos, así como los hábitos de ejercicio o sedentarismo y las referencias afectivas a los alimentos se heredan”, comentó la nutrióloga Cecilia García Schinkel.

Para que tu niño o bebé no desarrolle obesidad infantil, debes saber que existen comportamientos saludables o factores protectores de calidad que ayudarán a prevenir en nuestro hijos desajustes biopsicosociales y mantener su bienestar.

Estas conductas incluyen la alimentación con sus tres pilares, la dieta, manejo de porciones y hábitos alimentarios.

Enseñar desde niño buenos hábitos y costumbres a la hora de comer le ayudará a tener un apetito adecuado y peso corporal saludable, además, al aprender desde pequeño, cuando crezca pondrá en prácticas estos hábitos de manera natural.

Es por ello que debes seguir algunos consejos como los siguientes para fomentar esas buenas prácticas alimenticias:

– Comer sentados.

– No vean televisión ni usen dispositivos electrónicos a la hora de comer, o realicen alguna actividad distractora.

– Asignen el tiempo suficiente para comer.

– Disfruten de la comida.

– Propicien un ambiente familiar y conservaciones agradables.

– Sirvan porciones pequeñas.

– Coman solo hasta sentirte 80 por ciento satisfecho.

– Acepten la capacidad para regular su propia ingesta de alimentos, no lo obligues a terminar el plato si está satisfecho.

– Comer cada cuatro horas.

– Prueben y ofrezcan nuevos alimentos y platillos de vez en cuando.

– Realicen las comidas con los platos y utensilios adecuados y en un lugar definido en la mesa.

De acuerdo con datos de la UNICEF, México ocupa el primer lugar en obesidad infantil en el mundo, presentándose en niños inclusive de edad preescolar.