Investigaciones y Descubrimientos

Como minimizar riesgos en embarazos a edad tardía

Cuando pensábamos o sabíamos casos de una mujer embarazada después de los 35 años, teníamos algunas certezas sobre que el embarazo implicaría grandes riesgos tanto a la madre como el bebé.

Con el paso de los años, y los avances de la ciencia, se sabe que no existe un momento exacto para convertirse en madre. Aunado a esto, las decisiones de las mujeres sobre la maternidad están cambiando, lo que hace posible que se den un mayor número de casos.

Ser madre después de los 35 o 40 años ya no se ve cómo un problema, mientras la mujer se encuentre en buenas condiciones de salud, su embarazo no tiene porque ser uno de riesgo.

“La edad reproductiva depende del organismo de cada mujer. Esto se da entre la primera regla y la menopausia. Mientras la mujer siga reglando, hay probabilidades de que siga ovulando y, por ende, quedar embarazada”, señaló la especialista Lourdes Flores Islas, especialista en ginecología y obstetricia en Red Crea Medicina Reproductiva consultada por el diario Publimetro.

La edad reproductiva de una mujer va de los 20 a los 34 años, mientras que la ciencia afirma que hasta los 30 años, los óvulos que tiene una mujer son normales, pero la fertilidad va disminuyendo a partir de los 35 años.

La calidad de los óvulos también va disminuyendo con los años por lo que el embarazo en una mujer de 35 años o más puede aumentar, pero existen una variedad de opciones para llevar a cabo el embarazo.

“Una posibilidad es un embarazo con sus propios óvulos… La segunda opción es un producto de tratamiento de reproducción asistida, es decir, fertilización in vitro. Una mujer puede congelar sus óvulos para conservarlos y postergar la maternidad hasta que decida tener un embarazo”, indicó la especialista.

El cuerpo y salud de la mujer tienen alta relevancia en esta situación, ya que puede enfrentar un aborto o pérdida en las primeras semana o enfermedades como diabetes gestacional, hipertensión o preeclampsia, las cuales aumentan su riesgo de aparecer en 40 por ciento en mujeres de 40 años.

Por otra parte, si el cuerpo de la mujer es saludable, puede tener un parto natural y sin ninguna complicación.

“El cuerpo de la mujer está diseñado para cargar al bebé y tener un parto a cualquier edad. La condición de salud de la mujer es la que determina si es natural o cesárea”

Respecto a amantar al niño la condición es similar, ya que se puede dar pecho a cualquier edad siempre y cuando la salud le permita a la mujer. El único factor de cambio es el tiempo que tarda en bajar la leche.

Existen también algunas técnicas que pueden ayudar a prevenir complicaciones, como son el análisis cromosómicos del embrión para conocer su formación. De igual forma, la mujer tendrá que acudir a realizarse estudios con mayor frecuencia, especialmente su presenta enfermedades comunes para su edad como hipertensión o diabetes.

Investigaciones y Descubrimientos

Casos de diabetes aumentan en Puebla

De acuerdo con datos de la Dirección General de Epidemiología (DGE), por semana en el estado de Puebla se detectan 243.2 casos de diabetes mellitus no insulinodependiente, de los cuales 59.8 por ciento corresponden a mujeres y 40.2 a hombres.

Los reportes de la institución indicaban hasta la semana Epidomiológica 49 que en Puebla habían sido detectados 11,919 casos de diabetes mellitus tipo dos, la más común en la sociedad mexicana.

Esta información oficial en comparación con 2016, muestra una disminución de 13 por ciento en cuanto al diagnóstico, es decir, personas que acudieron a los hospitales y centros médicos para recibir una valoración.

La Secretaría de Salud Federal refiere que en 2017, fueron diagnosticados 4,787 hombres con diabetes a la par de 7,132 casos en mujeres, por lo que es el sexo femenino el más vulnerable al padecimiento.

Respecto a esto último, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) desde el año 2000, la diabetes mellitus es la causa de muerte número uno en mujeres, colocándose como la segunda entre los hombres.

A nivel nacional, estos números también se reflejan en el número de casos referentes a mujeres, al tener 58.1 por ciento del total de casos de diabetes en mujeres, con un acumulado en el año de 224,185 casos detectados solo en mujeres en el país.

En cuanto a las recomendaciones para evitar la enfermedad, se encuentran la práctica de ejercicio físico de forma habitual, una dieta balanceada y baja en grasas y azúcares, factores que mejoran la resistencia a la insulina en una persona, factor clave en el desarrollo de la diabetes.

Investigaciones y Descubrimientos

Cerebro de los hombres envejece peor que el de las mujeres

Un estudio publicado en la revista Human Brian Mapping, explicó que el cerebro de los hombres envejece peor que el de las mujeres, esto debido a que la velocidad a la que se atrofia el cerebro es mayor en los varones que en las mujeres, en especial cuando se pasa la edad de los 80 años.

En los resultados encontrados, se estableció un marco de referencia para el diagnóstico de patologías neurológicas.

“Este estudio establece un marco de referencia; ante una nueva imagen de resonancia magnética, el profesional médico puede cotejarla y comprobar si los diferentes volúmenes están dentro de la normalidad o si, por el contrario, detecta algún patrón asociado a una enfermedad”, dijo José Vicente Manjón, investigador del Instituto ITACA de la Universitar Politécnica de Valencia.

Junto a la velocidad en que se atrofia el cerebro, también se pudo descubrir que el hipocampo, estructura asociada a la memoria, suele tener un volumen ligeramente superior en el caso de las mujeres.

“También hemos visto cómo el cerebro femenino llega a su pico de volumen más pronto que en el de los hombres, sus estructuras cerebrales maduran antes”, indicó Enrique Lanuza, parte del Departamento de Biología Celular, Biología Funcional y Antropología Física de la Universitat de Valencia.

Un grupo de informáticos, neurólogos y biólogos formaron parte del estudio, uno de los más exhaustivos que se han desarrollado a la fecha sobre el cerebro humano, ya que se estudiaron diferentes casos divididos por edades desde la infancia hasta la vejez.

De esta forma, fueron revisados 2944 imágenes de Resonancia Magnética de sujetos sanos de edades entre los 9 mesas a los 95 años, de ellos 1379 eran mujeres y 1565 hombres, revisando los volúmenes del hipocampo, amígdala, globus palidos, el líquido cefalorraquídeo, entre otros detalles.

Investigaciones y Descubrimientos

Sobrepeso afecta más a mujeres que hombres en México

De acuerdo con cifras de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de México, siete de cada diez adultos en el país sufren de obesidad, de ellos, 75 por ciento son mujeres y el resto hombres.

La alta incidencia en las mujeres tiene sus causas en el sedentarismo, el uso de anticonceptivos y la menopausia, comentó la especialista en nutrición y médico familia Cecilia Pérez consultada por el diario Publimetro.

“Otra de las razones por las que nosotras estamos más expuestas al sobrepeso es porque concentramos una mayor cantidad de grasa debido a la genética femenina, la cual está constituida para la fertilidad, por lo que se requiere mayor cantidad de energía que se almacena en senos, glúteos y caderas”, indicó.

La obesidad puede desencadenar diferentes enfermedades como la diabetes e hipertensión, además de causar problemas ortopédicos que debilitan principalmente los huesos de la cadera; rodillas y tobillos. Además, la enfermedad no solo es una cuestión estética, ya que puede estar asociada a otros factores socioeconómicos, de genética, etc.

“Definitivamente la obesidad, está asociada con una mala salud, ya que en la mayoría de los casos es resultado de un mal equilibrio entre la alta ingesta e alimentos y la poca actividad… Además, el sobrepeso y la obesidad se pueden hacer presentes a cualquier edad afectando física y psicológicamente a la persona que lo padece”, señaló.

Por su parte, la nutrióloga Valeria Rubio, indicó que cuando no se lleva una alimentación equilibrada y adecuada, se acumula una mayor cantidad de grasa y el metabolismo se hace más lento. Por ello, es necesario hacer el compromiso de mejorar nuestros hábitos alimenticios, así como alguna actividad física con la que utilicemos la energía que consumimos.

Algunos de los consejos para evitar el sobrepeso son el elegir alimentos saludables altos en proteína y bajos en azúcar, no saltarse comidas, desayunar todos los días, hacer ejercicio y dormir por lo menos ocho horas.

CONSEJOS DE SALUD

Actividad física ayuda a las mujeres en el embarazo

Cualquier mujer, este o no esté embarazada, debería mantener una vida activa y saludable a través de la realización de algún ejercicio aeróbico. Si no es así, y esta se entera de que está embarazada, es aconsejable que comience a hacerlo lo antes posible.

Lo ideal es pedir consejo a un médico. Este le podrá proporcionar una lista con los ejercicios más recomendables. Además, existen lugares en los cuales se ofrece gimnasia para embarazadas, como pilates o yoga. También es bueno caminar durante al menos media hora cada día.

Gimnasia en cualquier momento del embarazo

Muchas mujeres dejan de realizar actividad física durante el primer trimestre del embarazo. En la actualidad, se ha demostrado que la práctica de ejercicio en esta etapa es beneficiosa. Solo hay que seguir las instrucciones de un profesional.

Durante el segundo trimestre se puede aumentar la intensidad de la actividad para, posteriormente, volver a bajarla en el tercer trimestre. Hay que tener en cuenta que la práctica de deporte debe realizarse al menos una hora antes o después de haber ingerido comida.

No todas las embarazadas pueden realizar ejercicios

La práctica de deporte está totalmente contraindicada en aquellas gestantes que sufren de un embarazo de riesgo. En estos casos, las mujeres tendrán que descansar lo máximo que les sea posible. De esta forma evitarán que se pueda producir un aborto espontáneo.

Después de dar a luz, el ejercicio sigue estando recomendado. Esto ayudará a la mujer a recuperar su figura lo antes posible, y, además, puede acelerar la reconstrucción del suelo pélvico. Lo que nunca es aconsejable es comenzar una dieta. Lo ideal es esperar al menos un mes después del parto.

¡Da clases de baile con tu bebé!

Hoy en día, muchos gimnasios se adaptan a las exigencias de las nuevas mamás. Por esta razón, ofrecen clases en las cuales pueden asistir acompañadas por sus bebés.

El baile es un buen ejercicio. La mujer puede sostener en brazos a su hijo mientras realiza el ejercicio. Además, esto también ayuda a reforzar el vínculo de unión entre ambas partes.

La mujer embarazada no debe dejarse guiar por falsos mitos, y quedarse durante todo el embarazo tumbada en la cama. Llevar un estilo de vida activo siempre es saludable. Además, si esto ayuda a llevar un embarazo sin complicaciones, todavía mejor. La gestante siempre debe pedir consejo antes de realizar cualquier deporte, ya que así evitará poner en riesgo su salud y la de su bebé.

Investigaciones y Descubrimientos

Cerebro femenino tiene mayor actividad que el masculino

Daniel G. Amen, fundador de Amen Clinics, se encuentra trabajando en las diferentes en los cerebros de ambos sexos, descubriendo que existe una mayor actividad en el caso de las mujeres.

Para el estudio, se utilizó una recopilación de tomografías computarizadas que consta de 46 mil 34 estudios realizados a pacientes hombres y mujeres. Los resultados señalaron que los cerebros de las mujeres expuestos a través de las tomografías, demostraron ser mucho más activos que los de los hombres en ciertas zonas.

Las zonas de la corteza prefrontal y las áreas límbicas que se encargan de la parte emocional en el cerebro, tuvieron puntos determinantes y más activos que en el cerebro masculino. Estas áreas se encargan de los impulsos y del estado de ánimo y ansiedad.

Las mujeres sufren más de enfermedades ansiosas, mientras que el hombre presenta problemas psiquiátricos en cuanto a la conducta, lo que los hace más susceptibles a cometer delitos.

Respecto a la corteza prefrontal, esta zona tendría mayor flujo sanguíneo en comparación a los hombres, lo que les ayuda a tener más empatía, autocontrol y preocupación por los demás, razón por la que también sean más susceptibles a la ansiedad, depresión y transtornos alimenticios.

El estudio se realizó con la intención de encontrar diferencias para crear posibles tratamientos a las enfermedades neurológicas en el futuro.