Investigaciones y Descubrimientos

Diez minutos de ejercicio contribuyen a ser mejorar niveles de felicidad

Un nuevo estudio realizado por la Universidad de Michigan, buscó explorar la relación entre el ejercicio y las emociones positivas, en especial sobre el tiempo de ejercicio necesario para que tengan un efecto positivo.

De esta forma, analizaron 23 estudios sobre ejercicio y felicidad realizados desde 1980 con datos de más de 500 mil personas de diferentes etnias, edades, grupos socioeconómicos, etc.

Después de la revisión, concluyeron que las personas que realizan ejercicio, aunque sea por 10 minutos al día, tienden a ser más felices que aquellos que prefieren una vida sedentaria.

Explicaron que la posibilidad de ser feliz era 20 por ciento mayor en aquellos que realizaban al menos una hora y 40 minutos de actividad física a la semana, aumentando el porcentaje hasta 52 por ciento en aquellos que hacían más de tres horas y media a la semana.

“Lo que más nos sorprendió es que para una población normal, incluso hacer tan poco como diez minutos de ejercicio es propicio para sentirse más feliz… Creo que podemos decir con seguridad que las personas que hacen ejercicio probablemente serán más felices que aquellas que no”, indicó Weiyun Chen, profesora de la Universidad de Michigan y autora del estudio publicado por la revista The Journal of Happiness Studies.

En cuanto a la relación entre felicidad y el ejercicio, la doctora indicó que se debe a varios factores como la sensación de bienestar producto de estar saludable, algo que ayuda a mejorar nuestra autoimagen y mejora la autoestima, dando un sentido de logro al ejercicio que se realiza.

“Hacer ejercicio es similar a meditar. Estás con tu foco atencional en la actividad y eso aleja pensamientos catastróficos y reduce el ruido mental. Eso se mantiene si se hace ejercicio constantemente”, señaló Alejandro Díaz, psicólogo deportivo de la Red de Salud UC Christus.

CONSEJOS DE SALUD

Proponen cinco hábitos para vivir 10 años más

La Asociación Estadounidense del Corazón publicó una investigación en la que da a conocer cinco hábitos de vida saludables con los que las personas podrían prolongar su vida en promedio diez años más.

De acuerdo con el estudio publicado en la revista especializada Circulation, las mujeres tendrían 14 año más de vida y los hombres 12 años en caso de seguir los hábitos de:

No fumar nunca, Mantener un índice de masa corporal sano, Realizar ejercicio moderado, No beber mucho alcohol y Una dieta saludable.

En sus datos, las personas que siguieron estos datos tuvieron 74 por ciento menos probabilidades de morir durante el periodo de seguimiento del estudio, además de 82 por ciento menos probabilidades de morir por enfermedades cardiovasculares, así como 65 por ciento de menos posibilidades de morir de cáncer.

“Cuantificar la asociación entre los factores del estilo de vida saludable y la mayor esperanza de vida es importante no solo para los cambios de comportamiento individuales, sino también para los comunicadores de salud y los responsables políticos”, explicó Frank Hu, doctor en Medicina del Departamento de Nutrición en Harvard y principal autor de la investigación.

Para los investigadores, uno de los primeros pasos en la prevención es la modificación de la dieta, lo cual tiene enormes beneficios para reducir la aparición de enfermedades crónicas y reducir los costos de atención médica.

Aunque la esperanza de vida aumento de 63 años a casi 79 años desde 1940, los investigadores señalan que pudo ser mayor sin la prevalencia generalizada de la obesidad, el cual es un factor de riesgo de enfermedad cardíaca y muerte prematura.

Los resultados de la investigación los obtuvieron al analizar el vínculo entre los cinco factores de estilo de vida y la muerte prematura del Estudio Nacional de salud de enfermeras y el Estudio de seguimiento de profesionales de la salud, el cual incluye datos de más de 122 mil personas. De igual formal, se consultaron las estadísticas de las Encuestas Nacionales de Examen de Salud y Nutrición de más de dos mil personas en rangos de edad de 50 a 80 años.

Investigaciones y Descubrimientos

Dormir con la luz encendida puede ser causante de depresión

La exposición a la luz brillante durante la noche se ha convertido en una constante de nuestros días, observar la tele o la computadora hasta altas horas de la noche o no saber desprenderse del celular se ha vuelto algo común y podría traernos problemas.

De acuerdo con un estudio publicado por la revista Nature, el exponerse a este tipo de luz podría provocarnos depresión y problemas de aprendizaje. Esto al demostrar cómo células especiales en el ojo de ratones (llamadas células ganglionares retinales intrínsecamente fotosensibles o ipRGCs), se activan con luz brillante, lo que afecta el estado de ánimo, memoria y aprendizaje.

“Básicamente, lo que descubrimos es que la exposición crónica a la luz brillante, incluso el tipo de luz que experimentas en tu propia sala de estar en casa, eleva los niveles de una determinada hormona del estrés en el cuerpo, lo que resulta en depresión y disminuye la función cognitiva”, explicó Samer Hattar, profesor de la biología de la Universidad John Hopkins.

Para la investigación, se expuso a los ratones a un ciclo de 3.5 horas y luego a 3.15 horas de oscuridad, para descubrir que los animales desarrollaron comportamientos similares a los de la depresión.

De igual forma, los animales presentaron niveles elevados de cortisol, una hormona de estrés que se ha relacionado con problemas de aprendizaje; por lo que para mitigar los síntomas, los ratones fueron tratados con Prozac, un antidepresivo muy recetado.

“No digo que tengamos que sentarnos en completa oscuridad por la noche, pero sí recomiendo que debamos encender menos lámparas y mantener focos menos intensos, básicamente, use sólo lo que necesita ver”, indicó Hattar.

Investigaciones y Descubrimientos

Sobrepeso podría causar infecciones en la piel

La obesidad o sobrepeso tiene repercusiones al ser causante de diversas enfermedades, pero una poco conocida es la aparición de enfermedades en la piel.

Una de estas enfermedades es la candidiasis, un hongo que regularmente se presenta en los pies del 30 y 40 por ciento de los afectados, aunque sigue sin tener una cifra exacta de cuántos se han visto afectados directamente a causa de su sobrepeso.

“No hay una estadística de si afecta más a hombres y mujeres, yo creo que en las afectaciones en la piel no depende del sexo, sino del grado de obesidad. Lo que sí está comprobado es que es mucho más frecuente que los pacientes de piel morena tengan mucho más evidencia de los cambios de coloración, aunque en los pacientes de piel clara también se nota la piel percudida”, declaró la doctora Jatziri Chávez, directora del Centro Dermatológico de Alta Especialidad (CEDAE).

La especialista señaló que es más frecuente que los pacientes con obesidad presenten 40 por ciento más estrías y suden mucho más que una persona delgada, ya que la producción de sudor y cebo aumentan.

“El sobrepeso tiene varios efectos, por ejemplo: altera la función de la barrera protectora de la piel y la protección mecánica de la piel; la reparación de heridas se hace más lenta; la respuesta inmunológica también se ve disminuida; la termorregulación, que es la forma en la que regulamos nuestra temperatura, también se llega a alterar”, dijo.

Esta enfermedad también hace que el cuerpo pierda antioxidantes, además de degradarse de una forma mucho más rápida el colágeno.

Investigaciones y Descubrimientos

Es recomendable realizar ejercicio después de comer o en ayunas

La Universidad de Bath, en el Reino Unido, realizó una investigación para descubrir en que momento es mejor realizar ejercicio, en ayunas o después de comer.

En sus primeras conclusiones, indicaron que el mayor beneficio del ejercicio en la salud se obtiene en ayunas, al determinar que los hombres con el estómago vacío quemaron más grasa durante la sesión de ejercicio, a diferencia de aquellos que comieron antes. Sin embargo, eliminaron un poco más de calorías durante la caminata después de desayunar que la que hicieron en ayuno.

La investigación titulada The American Journal of Physiology-Endocrinology, también menciona a los genes de las personas, debido a que se comportaron de manera diferente dependiendo si alguien había comido o no antes de caminar, Algunos de estos genes producen proteínas que favorecen la regulación de la glucosa en sangre y los niveles de insulina en el cuerpo.

Los genes se activaron de manera más importante cuando los hombres habían ayunado antes del ejercicio, que cuando consumieron alimentos.

“Si pensamos en términos evolutivos nos damos cuenta que nuestros ancestros tuvieron que gastar muchísima energía para la actividad física de cazar y recolectar alimentas. Así sería perfectamente normal que el ejercicio se hiciera primero y el consumo de comida después”, explicó Dylan Thompson, autor principal del artículo.

Para sus resultados, reclutaron a diez hombres jóvenes sedentarios con sobrepeso y analizaron su condición física, así como sus valores metabólicos en reposo, tomando muestras también de su sangre y tejido adiposo.

Cada hombre caminó durante una hora en una caminadora fija a una velocidad moderada en dos sesiones. En la primera no desayunaron, mientras que en la segunda consumieron 600 calorías en un desayunado diseñado por los investigadores dos horas antes de ejercitarse.

Investigaciones y Descubrimientos

Métodos para dejar de roncar

Los ronquidos son sonidos generados por la vibración de la úvula, las amígdalas, el paladar blando y la base de la lengua, y están mayormente relacionados con la apnea obstructiva.

Estos ronquidos suelen aparecer a cualquier edad, aunque más frecuentemente después de los 40 años, aunque su aparición también se puede deber al consumo de alcohol y tabaco, la obesidad o una mala postura al dormir.

Su intensidad depende de qué tan obstruida se encuentre la vía respiratoria, además de que puede provocar despertares con sensación de ahogo, respiración por la boca y dolor de cabeza.

Por ello, aquí te compartimos algunos métodos con los que puedes combatir los ronquidos.

***

1.- Ejercitar lengua y garganta

Al ejercitar la lengua y garganta, ayudamos a que sean más fuertes y menos propensos a deslizarse hacia atrás y generar los ronquidos.

En cuanto a los ejercicios que puedes realizar. Debes colocar ligeramente las muelas superiores e inferiores juntas, después abrir la boca, centrándose en presionar las muelas lo más que se pueda.

2.- Dormir con una planta de piña

Instalar una planta de ananá en el dormitorio ayudará a reducir los ronquidos considerablemente ya que producen más oxígeno y mejoran la calidad del aire durante la noche.

3.- Boquillas orales

Estos aparatos orales ayudan a sostener la posición de la mandíbula, lengua y paladar blando para mantener el paso del aire abierto.

Este conocido método fue el que utilizó Joey de la serie Friends, aunque su uso puede tener efectos secundarios como excesiva salivación, boca seca y dolor en la mandíbula.

4.- Mascarilla sobre la nariz

Esta técnica es llamada como presión positiva continua de la vía aérea, en la cual se utiliza una máscara que dirige aire pasteurizado desde una pequeña bomba de cabecera a la vía aérea para mantenerla abierta durante el sueño.

Investigaciones y Descubrimientos

Beneficios de tomar agua

En este Día Mundial del Agua, el mundo recuerda la importancia del vital líquido, así como sus diferentes usos y precauciones para mantener y cuidar tan importante recurso natural.

El consumo del agua es más que necesario para la vida humana, ya que esta facilita el buen funcionamiento de nuestro organismo, teniendo diferentes beneficios que tal vez no conocías y aquí te explicamos.

***

1.- Hidratación

El primordial y básico es la hidratación. En promedio entre el 50 y 60 por ciento de nuestro cuerpo es agua, siendo los músculos donde se encuentra alojada la mayor parte de agua corporal, lo que la hace tan necesaria para subsistir.

2.- Desintoxica

El agua lleva los nutrientes a cada célula de nuestro cuerpo, y de paso elimina sustancias de desechos, encargándose de sacarlas a través de los riñones.

3.- Correcto funcionamiento de los músculos

Al alojarse el agua en los músculos, si no consumimos la suficiente y no estamos bien hidratados, corremos el riesgo de sufrir una mayor cantidad de lesiones.

4.- Digestión

El agua también forma parte de nuestros jugos digestivos, por lo que disuelve las sustancias y nutrientes que nosotros estamos consumiendo en los alimentos para que sean absorbidos.

5.- Hidratación en la piel

Ayuda a que la piel tenga buena elasticidad, suave y tersa, ayudando a limpiar, oxigenar, purificar, refrescar y humectar la piel.

6.- Presión Sanguínea

El agua ayuda a regular la presión sanguínea y mantenerse hidratado ayuda a disminuir los riesgos de un ataque cardiovascular.

En este caso, la cantidad correcta de consumo de agua debe ser proporcional a la actividad física que realizamos, mientras que el 80 por ciento del agua sugerida debe provenir de líquidos y el 20 por ciento restante de los alimentos.