Investigaciones y Descubrimientos

Cuál es la cantidad de agua que debes consumir de acuerdo con tu peso

La hidratación es un punto fundamental para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, recordando que estamos constituidos entre 60 y 70 por ciento por agua.

En época de calor la hidratación renueva su importancia, ya que con esto evitaremos los llamados golpes de calor o alguna complicación por las altas temperaturas.

Pero, una gran duda común es cuanta cantidad de agua debemos consumir. Muchos apuntan a los dos litros, la medida regular, pero es posible que esta cantidad varíe de acuerdo con el sexo y peso de la persona.

De acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las mujeres deben de beber dos litros de agua, mientras que los hombres deben consumir 2.5 litros. Como media general, el organismo explica que es recomendable consumir ocho vasos de agua de 250 mililitros al día.

La distribución de dos litros para mujeres y medio litro más para hombres, se encuentra avalada por la European Food Safety Authority, quienes aumentan que estas cantidades no deben necesariamente de agua, ya que pueden complementarse con otros líquidos o inclusive con alimentos.

Por ende, la cantidad de agua que debe consumir cada persona también tendría relación con los alimentos y dieta que sigue una persona.

Es decir, si una persona consume frutas y verduras regularmente, su consumo de agua simple podría ser menor al venir 20 a 30 por ciento de este líquido de los alimentos. Como recomendación, señalan que se deben evitar el exceso en el consumo de bebidas con azucares.

CONSEJOS DE SALUD

Recomendaciones para evitar un golpe de calor

Con la llegada de los primeros tiempos de calor, una de las primeras recomendaciones es evitar los llamados golpes de calor y evitar la sobreexposición a los rayos solares.

Los golpes de calor se tratan de un cuadro médico que se produce cuando la temperatura corporal se eleva por encima de 39.4 grados centígrados, esto debido a la condición ambiental o por la actividad física donde el organismo es incapaz de regular su temperatura.

Regularmente, son los niños menores de edad, los adultos mayores y las personas que presentan enfermedades crónicas las más vulnerables a este padecimiento.

En cuanto a las recomendaciones para evitar los golpes de calor, se encuentran el lavarse las manos y evitar consumir alimentos de la calle, mantenerse hidratado en todo momento. A continuación te presentamos un puntos generales a seguir de parte de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para evitar sufrir de alguna consecuencia del intenso calor:

– Evita la sobreexposición solar entre las 10:00 y las 16:00 horas.

– Utilizar bloqueador solar, ropa fresca, sombreros, gorras y proteger los ojos.

– Mantenerse hidratado con el consumo de agua purificada.

– Permanecer en lugares frescos y protegerse a la sombra.

– Evita permanecer dentro de un vehículo estacionado bajo los rayos de sol, donde la temperatura se eleva considerablemente.

CONSEJOS DE SALUD

Escoceduras e irritaciones: ¿Qué es lo que podemos hacer?

Nuestra piel hace de límite entre el cuerpo humano y el medio exterior, recubre casi la totalidad de la superficie corporal. Su espesor puede variar en función de diversos factores (edad, diversas patologías, zona corporal …). Adentrándonos en la estructura de la piel comprobaremos que está formada por tres capas diferenciadas que trabajan conjuntamente (epidermis, dermis e hipodermis) para ofrecer diversas funciones, que se podrían resumir en los siguientes puntos:

– Es una barrera física en contacto con el exterior que nos protege de las agresiones externas.
– Nos sirve para recibir estímulos del exterior. Podemos percibir el tacto de las cosas, el dolor y sensaciones de frío y calor, por ejemplo.
– Con la ayuda del sol y los alimentos que ingerimos se puede formar en la piel la vitamina D. Muy importante para nuestros huesos.
– Interviene estimulando las defensas de nuestro cuerpo.
– Tiene un papel muy importante en el mantenimiento de la temperatura corporal

Las escoceduras hacen referencia a aquellas situaciones en las que la piel está enrojecida y con irritación cutánea.

Normalmente nos referimos a irritaciones de la piel causadas por el sudor, el roce con la ropa o, incluso, a algún agente irritante, que hace que a parte de la rojez evidente a primera vista, también se sufra dolor, ardor y escozor. Suelen darse por oclusión y fricción sobre la piel, que como resultado producen este problema dermatológico.

¿Qué se puede hacer para prevenir estas irritaciones?

1. Mantener una higiene muy cuidadosa y regular.
2. Los jabones, los geles de baño y otros productos de limpieza que utilizaremos deben estar formulados para respetar la capa hidrolipídica de la piel y el pH cutáneo. No deben ser abrasivos ni irritantes.
3. Podemos mantener una piel hidratada añadiendo al baño productos a base de extractos de cereales (avena, trigo …) y / o aceites emolientes.
4. Después de una buena higiene, debemos procurar que la piel quede perfectamente seca. Si no tenemos suficiente con la toalla podemos ayudarnos de un secador de pelo.
5. El uso de leches corporales o lociones ricas en ácidos grasos esenciales, son de gran utilidad después del baño o la ducha para rehidratar la piel.

Sin categoría

6 tips para tener más energía

1.-Empieza a correr

Correr te ayuda a tener huesos más sanos, te ayuda a que tu corazón lata menos cuando estás en reposo. También puede ayudarte a mejorar tu forma física, adelgazar y ha luchar contra la depresión.

Dicen que correr es mejor que ir al psicólogo. No hay dudas de ello, después de correr, te sentirás relajado. No lo dudes, ¡empieza a correr ya!

2.- Escucha música mientras entrenes

La música puede ser uno de nuestros grandes aliados para conseguir un toque extra de energía. Si encima combinas música con entrenamiento, seguramente tendrás mejores resultados.

Eso sí, si te sientes cansado no te pongas música triste que te vaya a hacer ponerte a llorar, no, ponte música animada y alegre.

3.- Bebe agua

Junto al oxígeno, el agua es una de las sustancia mas importantes para la vida humana, y representa entre el 50% y 60% del peso corporal y proporciona el medio donde se desarrollan la mayoría de los procesos corporales.

El agua es el principal componente de la sangre y así ayuda a transportar nutrientes energéticos a los músculos y se lleva productos de deshecho como el dióxido de carbono. Como componente principal de la orina, ayuda a disolver los productos de deshecho.

El agua lubrica las articulaciones, hace de amortiguador para los órganos y los tejidos y ablanda los alimentos para su digestión.

4.- Cuidado con tus niveles de hierro

El hierro es un elemento vital para la producción de hemoglobina, la proteína en los glóbulos rojos que transporta el oxígeno que respiras  y el dióxido de carbono que tus pulmones eliminan. El principal síntoma de la deficiencia de hierro es la fatiga, te sentirás cansada y con poca fuerza.

Además podrás sentir  una pequeña falta de aire al respirar, junto con otros síntomas como dolores de cabeza y un deterioro del rendimiento intelectual. Por todo esto, es importante realizar ajustes en tu dieta diaria y así asegurarte de contar con buenas cantidades de hierro.

Entre los alimentos que puedes consumir se encuentran: carne  vacuna, de cordero y de cerdo; hortalizas de hoja verde; nueces y otros frutos secos; lentejas y camarones.

5.- Duerme más

En un estudio se analizaron los efectos en la actividad física de una reducción en las horas de sueño en 15 hombres.

Los participantes fueron monitoreados durante dos noches donde durmieron poco mas de 8 horas  y otras dos noches donde durmieron poco más de 4 horas.

Los investigadores detectaron que la disminución en la cantidad de horas, disminuyó significativamente la actividad física durante el día (un 13%). Además, se detectó que la actividad física realizada fue de baja intensidad y que los participantes utilizaron mucho menos tiempo en actividades intensas.

Básicamente dormir poco te hace sentir con mucha menos energía. Si no estás durmiendo el tiempo suficiente ese es el motivo por el que éstas tan cansado.

6.- No pases tanto tiempo sentado

El trabajo, los estudios, las actividades hogareñas y sociales son actividades habituales en todas las personas.

¿Sabes qué tienen en común buena parte de estas? Buena parte de estas actividades tienen algo en común se realizan estando  sentado y con una pésima postura. Además de diversos problemas para tu salud, pasar mucho tiempo sentado  arruina nuestros niveles de energía.

Intenta levantarte al menos un minuto y dar algunos pasos cada hora.