Alimentación y Salud

Sufres de estrés… es momento de decir adiós al café

Aunque muchos prefieren el café y tomar varias tazas al día, su alto consumo podría traer varias consecuencias si se ingiere en exceso.

Esto se debe a que puede causar algunos problemas como ansiedad, irritabilidad, estrés, cambios en el sueño, etc.; esto de acuerdo con un estudio de la Universidad de Cambridge.

El estudio señaló que beber más de cuatro tazas al día puede llegar a tener severas consecuencias al cuerpo, debido a que la cafeína imita a un químico capaz de adormecer al cerebro, la adenosina. Esta sustancia disminuye en el cuerpo a medida que se duerme, para que de forma natural la persona se sienta más despierto por la mañana.

Debido a esto, la cafeína puede engañar al cerebro uniéndose a los receptores de adenosina, bloqueando la acumulación del químico, provocando que el cerebro se active y se siente más cansado de lo normal.

Esto provoca un efecto de proporción, en el que cuando más café se beba, más se tendrá que ingerir para sobrevivir en el día, creando una dependencia por la bebida. A largo plazo, de acuerdo con el estudio, esto puede provocar problemas cardíacos, además de que se puede contribuir a un mayor riesgo de enfermedad e insuficiencia cardíaca.

“Cualquiera que haya bebida demasiado café sabe lo que se siente: sus manos se ponen temblorosas, se siente nervioso y su ritmo cardíaco aumenta”, señaló Kathryn Boling, doctora de atención primaria de Mercy Personal Physicians.

El café también puede modificar los estados de ánimo, esto debido a que el cerebro señala a las glándulas suprarrenales para producir más adrenalina, lo que se siente como una aceleración energética hacia su cuerpo, efecto conocido como la respuesta de luchar o huir.

“Durante las condiciones de estrés o de emergencia, los mensajes químicos elevan el ritmo y la fuerza del corazón, aumentando así la presión arterial y la entrega de más oxigeno al cerebro y otros tejidos”, explicó Neal J. Smatresk, biólogo de la Universidad de Texas.

Por ello, los especialistas recomendaron consumir solo dos tazas de café al día, y quienes consumen más de ello, progresivamente dejarlo para evitar daños en el futuro.

Investigaciones y Descubrimientos

El estrés puede ser causante de cáncer

Un estudio realizado por investigadores del Centro Médico de la Universidad de Columbia, demostraron que el estrés juega un papel en el desarrollo temprano de cáncer de páncreas.

Esto se debería a que desencadena la liberación de hormonas de lucha o huida, así como lo reveló su estudio realizado en ratones genéticamente predispuestos a desarrollar crecimientos anormales en el páncreas, los cuales fueron criados en un espacio pequeño con condiciones de vida estresante.

Los hallazgos revelaron que tras 14 semanas, el 38 por ciento de los ratones estresados tenían lesiones pancreáticas neoplásicas, un precursor del cáncer de páncreas, lesiones que no presentaron los ratones de control y que fueron criados en una vivienda normal.

“Sabes que necesita una mutación de ADN para comenzar el camino hacia el cáncer, pero nuestros hallazgos sugieren que el estrés está haciendo algo para que las cosas avancen”, explicó Timothy C. Wang, profesor de medicina.

 

El estrés entonces aumenta el nivel de catecolaminas, las hormonas de lucha o huida en el torrente sanguíneo. Dentro del páncreas, las catecolaminas impulsan la producción de moléculas que estimulan el crecimiento nervioso alrededor de los tumores. A su vez, esos nervios nuevos promueven el desarrollo de tumores.

“En otras palaras, el estrés establece lo que llamamos un ciclo de feed-forward entre los nervios y las células cancerosas que promueven el desarrollo del tumor” dijo el profesor Wang.

Por otra parte, el estudio examino la supervivencia en 631 pacientes que se sometieron a una cirugía entre 2002 y 2013 para tratar el cáncer de páncreas avanzado.

En pacientes que tomaron bloqueadores beta, tras realizarse la cirugía tuvieron una media de supervivencia de 40 meses, aproximadamente dos tercios más que los pacientes que no ingirieron ningún medicamento.

“Sería prematuro recomendar el uso de bloqueadores beta para estos pacientes hasta que realicemos estudios clínicos prospectivos…. Pero los bloqueadores beta podrían convertirse en parte del régimen general de tratamiento para el cáncer de páncreas”, comentó.

Alimentación y Salud

Vivir en zonas peligrosas también influye en el peso de las personas

Entre los factores que influyen en el peso de los individuos se encuentran algunos como el estrés, la falta de sueño, los malos hábitos alimenticios, pero también la zona en donde habita la persona.

De acuerdo con Sonia Arteaga, directora del Programa para la Prevención de Obesidad y Afecciones Cardiovasculares del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, las personas que viven en una situación económica difícil y residen en zonas peligrosas, podrían evitar exponerse a las amenazas reduciendo su tiempo en el exterior, impactando el nivel de actividad física que desempeñan.

De igual forma, con mayor oportunidad, estas personas consumirían alimentos chatarras, al ser de fácil acceso y más baratos, afectando su estilo de vida.

La directora explicó que la población tiene menos actividad física al pasar una mayor cantidad de tiempo frente a la televisión o alguna pantalla de dispositivos que realizando alguna actividad física, optando por alimentarse con comida de fácil preparación y no con base a los nutrientes que necesite.

Respecto a otras investigaciones sobre las causas en el sobrepeso de las personas, Investigadores de la Universidad de Alberta en Canadá, demostraron que las células de grasa que se encuentran debajo de la piel se contraen cuando se exponen  a la luz azul emitida por el sol, algo que explicaría por que la gente sube de peso en invierno.

El estudio publicado por la revista Scientific Reports, explica que cuando la onda de la luz azul del sol penetra la pie y alcanza las células grasas, los lípidos reducen su tamaño y acaban soltándose en la célula.

Peter Light, autor del descubrimiento, indicó que es como si las células dejaran de almacenar tanta grasa, y por ello, ante la insuficiente exposición a la luz solar las personas que viven en zonas más al note podrían promover un almacenamiento de grasa y por ende tener un aumento en su peso.

Investigaciones y Descubrimientos

Estrés puede causar gastritis

Una de las grandes dudas de la última época es la relación de las enfermedades mentales, entiéndase para el caso como la ansiedad, el estrés, la depresión; y las enfermedades intestinales, en especial el caso de qué tan capaces son de provocarlas.

Esto es de cierta forma, ya que, tanto las enfermedades mentales pueden somatizar, es decir transformarse en algo físico, y afectar al intestino, así como el sistema digestivo afectar en el comportamiento y las emociones.

De acuerdo con Luis Carlos Sabbagh, expresidente de la Organización Panamericana de Gastroenterología, explicó que el síndrome de intestino irritable puede desarrollarse por factores genéticos o psicosomáticos, ya que el estrés, angustia, etc. Puede proyectarse hacia el abdomen por medio de señales hormonales y nerviosas de ida y vuelta.

Indicó que el 60 por ciento de las personas pueden haber padecido de algún grado de este síndrome causado por el estrés de la vida cotidiana, el cual también puede expresarse con dolor abdominal, diarreas y estreñimientos.

Una investigación realizada por estudiantes colombianos de Medicina de la Universidad de los Andes, también reflejó que el estrés, la ansiedad y la depresión presentaron una relación del 91 por ciento entre los participantes del estudio, quienes eran pacientes con problemas digestivos.

“Enfermedades como el estrés crónico o la depresión pueden somatizar en enfermedades intestinales, ya que el sistema digestivo es muy sensible a las emociones”, dijo Rodrigo Córdoba, especialista y presidente de la Asociación Psiquiátrica de América Latina.

La compleja relación entre las enfermedades intestinales y mentales se basa por la presencia de los miles de neurotransmisores en el cerebro como en el intestino, con muchas dudas todavía por revelarse.

Investigaciones y Descubrimientos

Vacaciones son necesarias para aliviar el estrés

El estrés puede provocar movilización masiva de catecolaminas, lo que favorece al aumento de la frecuencia cardíaca y la presión arterial, que podían desembocar en otros problemas como la hipertensión.

Problemas como el incremento del cortisol se pueden presentar, lo que ocasiona efectos nocivos a nivel metabólico y promover la subida de los niveles de lípidos en sangre, diabetes y obesidad, por ello, una de las mejores formas para combatir el estrés son las vacaciones.

De acuerdo con un especialista de grupo de Salud Mental de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), comentó que en vacaciones los niveles del estrés y la frecuencia cardíaca disminuyen, además de los dolores cervicales y los problemas musculares ocasionados por la tensión nerviosa.

Las vacaciones permiten eliminar el estrés que sufren las personas por problemas laborales, familiares o de otra índole.

“Si se puede tomar un descanso adecuado, tres semanas sería lo ideal y a nivel físico, por lo menos 10 días corta un poco los niveles de estrés… A nivel psicológico provoca especialmente una mejoría de las sensaciones de inquietud e irritabilidad. La concentración, que disminuye cuando estamos muy saturados, también se beneficia en los periodos de descanso, que reducen los niveles de ansiedad y mejorar el estado de ánimo”

El estrés puede ser causante a corto plazo de dolores de cabeza por exceso de tensión, dolores musculares y cansancio pronunciado. Además, puede provocar problemas de concentración, sentimiento de frustración, irritabilidad y enfado, dificultad para conciliar el sueño, apatía y desesperación.

Investigaciones y Descubrimientos

Hombres pierden cabello a causa del estrés y las hormonas

En los hombres, diversos factores intervienen para la pérdida de cabello, siendo el estrés y las cuestiones hormonales dos muy importante de ellos. La alopecia puede presentarse por estos factores, además del exceso de grasa en los folículos capilares y por problemas de la salud como la tiroides y desnutrición.

Al menos uno de cada dos hombres de entre los 20 y 30 años sufre de alopecia androgenética, que se da por cuestiones hormonales y estrés, mientras que en edades avanzadas, la pérdida de cabello se presenta en ochenta por ciento de los hombres.

En los hombes, la pérdida de cabello comienza en la parte frontal del cráneo, las llamadas entradas, mientras que en las mujeres se presenta en el centro de la cabeza. Ya que se menciona a las mujeres, la pérdida de cabello de manera importante afecta a 42 por ciento.

Otros factores como el uso frecuente de shampoo, el uso de casco, gorra y sombreros, así como el uso de tintes, ceras, secador y planchas no influyen en la pérdida del cabello. El uso de peróxidos o aparatos para peinar el cabello pueden dañarlo y quebrarlo, pero no afeca al folículo piloso, del que depende su crecimiento.

Ana Lilia Ruelas Villavicencio, especialista del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, comentó que la ingesta de ácido fólico, hierro, vitamina B12, vitamina C. biotina, niacina B3, contribuyen a la salud del cabello.

Solo la sustancia de vasodilatador minoxidil ha resultado eficaz en el tratamiento de la alopecia, cuyo uso debe ser recomendado por un especialista en dermatología.

Otros tratamientos con células madre en la alopecia areata, no ha demostrado ser eficiente, mientras que algunos procedimientos con rayo láser, complementan el tratamiento médico con fármacos orales y sumplementos, explicó la especialista.

CONSEJOS DE SALUD

Insomnio: consejos y remedios naturales para relajarse y dormir

Hablamos de insomnio cuando tenemos sueño pero no logramos dormir. Teniendo en cuenta los síntomas que se padezcan lo podremos dividir en 3 tipos: inicial, cuando no tenemos sueño; intermitente, cuando nos despertamos muchas veces durante la noche; y terminal,  cuando nos despertamos demasiado temprano por la mañana y no podemos volver a dormirnos.

Por mucho que pensemos que no hay nada que hacer y que necesitamos pastillas fuertes como benzodiazepinas para dormir, siempre hay que ser positivo y seguir estos remedios y consejos porque en la gran mayoría de veces son eficaces. La incredulidad de muchos hace que recurran a métodos agresivos para el cuerpo cuando con un mínimo esfuerzo se puede conseguir combatir este problema.

Es más, incluso antes de recurrir a los suplementos naturales es aconsejable entender que hay hábitos que nos ayudan a dormir mejor y otros que nos perjudican. Y si cambiamos esos hábitos muchas veces ya podemos resolver el problema de raíz. El insomnio, de hecho, en muchos casos está causado ​​por irregularidades o defectos en nuestro estilo de vida y/o alimentos.

El insomnio puede ser causado o agravado por una vida de excesos o irregularidades. ¿Qué significa eso? Que muchas veces tenemos mil cosas para hacer en un día y no somos capaces de completar todas las tareas, cosa que nos crea ansiedad y nos quita el sueño. Por eso es importante organizar bien el día de una forma coherente y sabiendo que tenemos las horas suficientes para lograr lo que nos hemos propuesto ese día.  Ah, y ese día debería incluir momentos con los amigos, con la familia y para cuidar de nosotros mismos.

Otro punto a tener en cuenta es que si no podemos dormir por la noche lo que no hay que hacer es dormir durante el día. Una siesta de 20 minutos después de comer sí la podemos hacer, pero no tenemos que exceder ese tiempo, de lo contrario nos será más difícil conciliar el sueño. A veces somos nosotros mismos los que rompemos nuestro propio ritmo de sueño-vigilia y no somos consicentes de ello.

Tampoco se recomienda ir a la cama si todavía hay luz natural del día porque la melatonina, una sustancia involucrada principalmente en la regulación del ciclo sueño-vigilia, se sintetiza en ausencia de luz, alcanzando su nivel más alto en el cuerpo humana entre las 2 y  las 4 a.m. Y ésta es la que nos permite dormir… por eso dormirmos por la noche, cuando está oscuro.

Para tener un buen sueño deberíamos cenar por lo menos tres horas antes de acostarnos. De esta manera se promueve la buena digestión y evitamos molestias como el reflujo gástrico. Cosas que interrumpen nuestro momento de descanso y sueño placentero. El malestar puede hacer que nos despertemos.