CONSEJOS DE SALUD

Proponen cinco hábitos para vivir 10 años más

La Asociación Estadounidense del Corazón publicó una investigación en la que da a conocer cinco hábitos de vida saludables con los que las personas podrían prolongar su vida en promedio diez años más.

De acuerdo con el estudio publicado en la revista especializada Circulation, las mujeres tendrían 14 año más de vida y los hombres 12 años en caso de seguir los hábitos de:

No fumar nunca, Mantener un índice de masa corporal sano, Realizar ejercicio moderado, No beber mucho alcohol y Una dieta saludable.

En sus datos, las personas que siguieron estos datos tuvieron 74 por ciento menos probabilidades de morir durante el periodo de seguimiento del estudio, además de 82 por ciento menos probabilidades de morir por enfermedades cardiovasculares, así como 65 por ciento de menos posibilidades de morir de cáncer.

“Cuantificar la asociación entre los factores del estilo de vida saludable y la mayor esperanza de vida es importante no solo para los cambios de comportamiento individuales, sino también para los comunicadores de salud y los responsables políticos”, explicó Frank Hu, doctor en Medicina del Departamento de Nutrición en Harvard y principal autor de la investigación.

Para los investigadores, uno de los primeros pasos en la prevención es la modificación de la dieta, lo cual tiene enormes beneficios para reducir la aparición de enfermedades crónicas y reducir los costos de atención médica.

Aunque la esperanza de vida aumento de 63 años a casi 79 años desde 1940, los investigadores señalan que pudo ser mayor sin la prevalencia generalizada de la obesidad, el cual es un factor de riesgo de enfermedad cardíaca y muerte prematura.

Los resultados de la investigación los obtuvieron al analizar el vínculo entre los cinco factores de estilo de vida y la muerte prematura del Estudio Nacional de salud de enfermeras y el Estudio de seguimiento de profesionales de la salud, el cual incluye datos de más de 122 mil personas. De igual formal, se consultaron las estadísticas de las Encuestas Nacionales de Examen de Salud y Nutrición de más de dos mil personas en rangos de edad de 50 a 80 años.

Investigaciones y Descubrimientos

Consumo de vino puede acortar la vida

De acuerdo con un estudio publicado por la revista The Lancet, más de cinco dosis de alcohol a la semana disminuyen la esperanza de vida, esto a pesar de que se considera dentro del rango de moderado en muchos países.

Ante esto, la Organización Mundial de Salud (OMS) no tiene un consenso general sobre el término beber con moderación, al ser ambiguo. Para los individuos menores de 65 años se aconseja no sobrepasar las dos dosis de alcohol diarias, mientras que en las mujeres se aconseja máximo una al día; después de los 65 años se aconseja evitar el alcohol.

Estas dosis semanales son el equivalente a 196 gramos y 98 gramos de alcohol para hombres y mujeres, respectivamente, señalando el estudio que más de 100 gramos de alcohol a la semana, se habría relacionado con un mayor riesgo de muerte prematura. De esta forma, lo que se considera como consumo moderado en hombres y mujeres se asociaría con una menor esperanza de vida.

El estudio llegó a estas conclusiones al analizar datos de casi 600 mil individuos de 19 países diferentes, por lo que recomendó que se revisen los rangos seguros de consumo de alcohol e inclusive que se rebajen aún más.

La Universidad de Cambridge en conjunto con la British Heart Foundation realizaron el estudio, sugiriendo que las pautas de consumo de alcohol deberían de ser más parecidas a las utilizadas en Reino Unido, donde la medida estándar por semana en hombres y mujeres es de menos de seis bebidas.

El consumo de alcohol estaría directamente relacionado con un mayor riesgo de sufrir ictus o insuficiencia cardíaca, muerte por hipertensión arterial o aneurismo aórtico, según sus conclusiones. Por otra parte, no se detectó un límite bajo seguro en el cual el consumo de alcohol no se relacionase con ninguna de estas enfermedades.

“Si ya bebe alcohol, debe intentar beber menos para vivir más. Y si no bebe alcohol, evítelo a toda costa”, señala el estudio.