Alimentación y Salud

Qué comer después del embarazo

Una de las preocupaciones tras el embarazo es el peso y la alimentación, fases en las que más que pensar en estética o en lucir bien, debemos enfocarnos a tratar de recuperar el cuerpo.

En el embarazo, el cuerpo de la madre da los nutrientes necesarios al bebé para que se desarrolle de manera sana, siendo el hierro uno de esos nutrientes y que posterior al embarazo, su alta ausencia en el sistema de la madre podría provocar enfermedades como anemia.

En el caso del hierro, es importante consumir alimentos como carnes rojas, pollo, huevos, leguminosas y cereales para recuperar lo perdido. De igual forma, se puede consumir vitaminas como B6, C y ácido fólico y calcio, nutrientes que pueden ser encontrados en alimentos como el brócoli, vegetales de hoja verde, lácteos, tortilla, entre otros.

Debido a que el cuerpo necesita alimentarse según sus necesidades diarias, no es recomendable realizar un dieta muy estricta tras el parto, ya que limitamos al cuerpo a obtener los nutrientes necesarios para su recuperación.

La alimentación sana y balanceada también traerá beneficios para tu bebé, recordando que tras el embarazo llega la lactancia. Durante esa etapa, de acuerdo con los expertos se necesitan de 500 calorías más en la dieta, por lo que para comenzar a bajar de peso tras el embarazo se recomienda se haga seis meses después de partir.

Alimentación y Salud

Niños pueden desarrollar gusto por ciertos alimentos desde el embarazo

Stephanie Anzman-Frasca, profesora e investigadora de la Universidad de Búfalo, Estados Unidos, realizó una investigación sobre cómo los niños desarrollan el gusto por alimentos como frutas y verduras.

La autora principal del estudio analizó 40 investigaciones publicada en la última década, en donde sugiere que existe suficiente evidencia para decir que los niños puedan aprender a preferir los alimentos durante la gestación y que, después del nacimiento, si la madre amamanta, el bebé también se beneficia de la exposición a ciertos sabores.

“Los sabores de lo que come la mamá alcanzan al niño en el útero. Por lo tanto, si está siguiendo una dieta saludable, el feto se expone a esos sabores, haciendo que el niño se acostumbre a ellos”, señaló la doctora.

Por ello, estas exposiciones tempranas familiarizan al niño con sabores específicos, preparando el escenario para la posterior aceptación de sabores saludables en alimentos sólidos.

“Se ha visto que los estímulos durante esos períodos efectivamente pasan al feto y al recién nacido, en muchos hábitos no sólo como la comida, sino también el sueño o las alergias… Es importante que las mamás coman de todo, de manera saludable, como una forma de estimular al feto y al niño”, explicó Pablo Brockmann, pediatra de la Red de Salud UC Christus.

Comentó que a medida que va creciendo el niño, el ejemplo paterno toma un rol crucial, al ser el estímulo externo determinante. Al respecto, explicaron que se deben de aprovechar los primeros mil días de vida del niño, donde se forjan las conductas futuras y en el caso de la alimentación saludable, cambiar el contexto que juega en contra de estos alimentos.

“El problema es la cultura: nadie premia a un niño con una zanahoria. Lo que vemos es que, por un tema de tiempo o comodidad, el niño comienza a comer más alimentos chatarra”, dijo Jaime Tapia, pediatra y cardiólogo infantil de la Sociedad Chilena de Pediatría.

Hacer de la experiencia de comer algo agradable, además de la exposición repetida a los alimentos saludables, son otros dos factores que pueden ayudar a que desarrollen gustos por ese tipo de comidas.

“Algo que se asocia a una buena nutrición es sentarse con los niños a comer juntos y darles opciones de alimentos saludables, y no cambiarlos por cosas que sí les gustan, pero que no son nutritivas”, indicó.

Investigaciones y Descubrimientos

¿Cuál es la edad ideal para tener un bebé?

Cuando de parejas se trata, la planificación familiar es una de las grandes dudas, ¿en qué momento tener a un bebé?, ¿cuál es la edad correcta para hacerlo?, son cuestiones que a todos nos han surgido.

Para darle respuesta a esta gran interrogante, el canal AsapSCIENCE de YouTube y dedicado a la ciencia, se dedicó a revelar datos útiles para las parejas de todas las edades, donde busca dar la mayor información posible para que se tome la decisión adecuada.

Respecto a la gran pregunta de la edad, científicamente está comprobado que la edad biológica afecta el embarazo, aunque son muchos otros factores los que influyen en esto.

En la actualidad, las mujeres han aumentado las probabilidades de concebir según su edad en comparación a otras épocas, principalmente por el mejor cuidado que existe a la salud.

De esta forma, entre los 27 a 34 años tiene un 12 por ciento más de probabilidades de salir embarazadas que antes, de los 35 años tienen 27 por ciento y de 38 a 39 años hasta 80 por ciento más.

La capacidad reproductiva en los hombres también se ve afectada por la edad, al tener más de 50 años, existe la posibilidad de que el ADN sufra mutaciones, provocando que los hijos tengan riesgo de sufrir males como la esquizofrenia, autismo, cáncer, enanismo, anormalidades cráneos faciales, entre otros.

Otros factores sociales también deben entrar en juego, como el de la juventud que se traduce en mayor vitalidad para la convivencia con el hijo, aunque a mayor edad, la estabilidad económica también crece.

De acuerdo con un estudio, los hijos de familia con buena estabilidad financiera demuestran notas altas en exámenes de aprovechamiento académico.

Cabe recordar que la fertilidad es variable en cada persona y está determinada por factores genéticos y estilo de vida, por lo que concebir a un bebé a mayor edad es difícil biológicamente, pero no tanto como se podría pensar.

CONSEJOS DE SALUD

Actividad física ayuda a las mujeres en el embarazo

Cualquier mujer, este o no esté embarazada, debería mantener una vida activa y saludable a través de la realización de algún ejercicio aeróbico. Si no es así, y esta se entera de que está embarazada, es aconsejable que comience a hacerlo lo antes posible.

Lo ideal es pedir consejo a un médico. Este le podrá proporcionar una lista con los ejercicios más recomendables. Además, existen lugares en los cuales se ofrece gimnasia para embarazadas, como pilates o yoga. También es bueno caminar durante al menos media hora cada día.

Gimnasia en cualquier momento del embarazo

Muchas mujeres dejan de realizar actividad física durante el primer trimestre del embarazo. En la actualidad, se ha demostrado que la práctica de ejercicio en esta etapa es beneficiosa. Solo hay que seguir las instrucciones de un profesional.

Durante el segundo trimestre se puede aumentar la intensidad de la actividad para, posteriormente, volver a bajarla en el tercer trimestre. Hay que tener en cuenta que la práctica de deporte debe realizarse al menos una hora antes o después de haber ingerido comida.

No todas las embarazadas pueden realizar ejercicios

La práctica de deporte está totalmente contraindicada en aquellas gestantes que sufren de un embarazo de riesgo. En estos casos, las mujeres tendrán que descansar lo máximo que les sea posible. De esta forma evitarán que se pueda producir un aborto espontáneo.

Después de dar a luz, el ejercicio sigue estando recomendado. Esto ayudará a la mujer a recuperar su figura lo antes posible, y, además, puede acelerar la reconstrucción del suelo pélvico. Lo que nunca es aconsejable es comenzar una dieta. Lo ideal es esperar al menos un mes después del parto.

¡Da clases de baile con tu bebé!

Hoy en día, muchos gimnasios se adaptan a las exigencias de las nuevas mamás. Por esta razón, ofrecen clases en las cuales pueden asistir acompañadas por sus bebés.

El baile es un buen ejercicio. La mujer puede sostener en brazos a su hijo mientras realiza el ejercicio. Además, esto también ayuda a reforzar el vínculo de unión entre ambas partes.

La mujer embarazada no debe dejarse guiar por falsos mitos, y quedarse durante todo el embarazo tumbada en la cama. Llevar un estilo de vida activo siempre es saludable. Además, si esto ayuda a llevar un embarazo sin complicaciones, todavía mejor. La gestante siempre debe pedir consejo antes de realizar cualquier deporte, ya que así evitará poner en riesgo su salud y la de su bebé.