Alimentación y Salud

Las grasas deben de sacarse de la dieta

En el caso de las dietas, existe una percepción generalizada de que estas deben estar totalmente alejadas de las grasas para funcionar, ya que ello asegura que no pueda el cuerpo subir de nueva cuenta de peso.

Las grasas saturadas suelen descartarse casi de manera total cuando de dietas se habla, como es el caso de la carne roja, el queso o la mantequilla, aunque no existen las suficientes pruebas de que tengan alguna relación con enfermedades del corazón, obesidad o diabetes, explicó Nina Teicholz, periodista de investigación especializada en temas de nutrición y con estudios en Biología.

“Un amplio cuerpo de científicos demuestra que, si reduces carbohidratos como pan, pasta, arroz o dulces, e incrementas las grasas saturadas, te vuelves más sano, puedes bajar de peso, combatir tu diabetes, la presión sanguínea o enfermedades del corazón”, dijo entrevistada por el portal El Universal.

La investigadora indicó que lo recomendable es consumir grasas de fuentes naturales, y en caso de hacerlo de un producto industrializado, se debe revisar las etiquetas para revisar cuestiones como los carbohidratos.

“Los carbohidratos totales y el contenido de azúcar, también las grasas polisaturadas que, tal como los aceites vegetales, provocan inestabilidad en grasas y las convierten en trans, las cuales son malas para la salud”

Al respecto, dijo que no se debe de confiar tampoco por lemas como bajo en grasa, ya que usualmente para recuperar el sabor se llegan a utilizar azúcares que pueden resultar perjudiciales para la salud.

“Ésta le da sabor y textura a los productos, al eliminarla ponen reemplazos para restaurar el sabor y, casi siempre, es azúcar. Te quitan la grasa que tu cuerpo necesita y te ponen azúcar, que te enferma”, dijo.

Concluyó que son el azúcar, las harinas y los granos los que afectan principalmente a la salud, por ello, como lo explica en su libro La grasa no es como la pintan, busca seguir mostrando argumentos para mostrar los beneficios que tienen las grasas saturadas.

Alimentación y Salud

Cosas que NO debes hacer para bajar de peso

Como sabemos, el comienzo del año es una época de muchos cambios y muchas decisiones para todos, en nuestra alimentación también puede ser una de muchas culpas por todo lo que comimos en el fin de año.

Al querer un cambio y comenzar mejor en este nuevo tiempo, todos queremos mejorar nuestro peso, pero debemos hacerlo con conciencia y no solo evitar comidas o hacer dieta por hacerla.

El hacer de todo para lograr tu peso podría traerte graves consecuencias en tu salud, por ello te presentamos algunos puntos que NO debes hacer para bajar de peso.

***

1.- Saltarse las comidas

El saltarse comidas como el desayuno provoca que el cuerpo no tenga la energía necesaria para iniciar las actividades del día, además de que el hambre será mayor y por ende la ingesta. Esto también puede provocar mareos e indigestiones.

2.- Dietas no equilibradas

Para iniciar cualquier tipo de dieta, lo primero es acudir a un nutriólogo, para saber cuáles son las mejores comidas para nuestro organismo. El quitar uno de los grupos alimenticios de manera arbitraria puede resultan en algo perjudicial.

3.- Eliminar las grasas

Las grasas son necesarias para el funcionamiento adecuado del organismo y durante una dieta su consumo debe ser controlado, por lo que no hay justificación para solo retirarlas de la alimentación.

4.- Eliminar los carbohidratos

Productos como el pan, la tortilla y otros que contienen carbohidratos, son indispensables para el control de peso, por lo que no hay razón para ser satanizados.

5.- Exceder consumo de productos light

Una dieta donde los productos light predominan, aumenta los triglicéridos y disminuyen el colesterol bueno. A pesar de que contienen en promedio 30 por ciento menos calorías, grasas, sodio y azúcares, la sustituyen con sustancias como la sal.

Alimentación y Salud

Semillas (o superalimentos) que te encantará tener en tu dieta

Semillas de chía

Las semillas de chía contienen una gran combinación de minerales y antoxidantes que la convierten en un potente alimento a nivel nutricional. Entre sus propiedades y beneficios, destacan los siguientes:

  • Tiene cinco veces más calcio que la leche, tres más hierro que las espinacas y dos más potasio que el plátano.
  • Son una gran fuente de Omega 3, que ayuda a cuidar nuestro sistema nervioso.
  • Contienen mucha fibra, lo que ayuda a controlar el apetito y a dar sensación de saciedad.
  • Es precisamente esto último lo que convierte a la Chía en un aliado para bajar de peso.
  • Tienen un gran poder antioxidante, lo que ayuda a mantener sanas y jóvenes nuestras células, y gran poder depurativo.
  • Su consumo aporta mucha proteína y energía.
  • Es muy digestiva y ayuda a aliviar problemas como el estreñimiento o la diarrea.

¿Cuál es la mejor forma de tomar chía?

Lo primero que hay que saber es que no se recomienda tomar más de una o dos cucharadas diarias de Chía, puesto que su alto contenido en fibra puede provocar hinchazón abdominal (acordaos de benber mucha agua para que la fibra no haga el efecto contrario). Las semillas se pueden mezclar con yogures, panes, postres, bizcochos, ensaladas,…

Quinoa

La quinoa es una semilla pero se conoce como pseudocereal por su forma de consumo, ya que se suele consumir como un cereal. Sin embargo, si comparamos la quinoa con la mayoría de los cereales, la primera sale ganando, puesto que contiene muchas más proteínas y grasas y menos cantidad de hidratos.

De sus propiedades y beneficios destacamos los siguientes:

  • Ayuda a la regulación del tránsito intestinal, puesto que su consumo aporta fibra de fácil digestión.
  • Contiene vitaminas B y E y minerales como el potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro y zinc.
  • No contiene gluten, puesto que es un alimento apto y muy completo para personas celíacas.
  • Posee un bajo índice glucémico lo que, junto a su alto contenido en fibra y su elevado aporte proteico, ayuda a bajar de peso.
  • Al igual que la chía, la quinoa tiene un gran poder antioxidante.
  • Ayuda a regular los niveles de colesterol en sangre.

 

Sésamo

Tostado, natural o negro. El sésamo es una semilla que tiene variantes pero que todas aportan muchos beneficios a nuestra salud. También conocida como ajonjolí, es otra semilla con gran valor nutricional.

  • Contiene vitaminas A, E y B y minerales como el manganeso, calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio, zinc, cobre y selenio.
  • Ayuda a mantener bajos los niveles de colesterol gracias a su contenido en grasas no saturadas.
  • Su alto contenido en fibra ayuda a regular el tránsito intestinal.
  • Destaca su contenido en ácidos grases esenciales Omega 3 y Omega 6, que benefician a nuestro sistema cardiovascular.
  • Ayuda a nuestro organismo a mantenerse joven gracias a su contenido en vitaminas, minerales y antioxidantes.

¿Cómo tomar sésamo?

Las semillas de sésamo se pueden consumir crudas añadiéndolas en ensaladas, yogures, muesli,… Aunque también hay personas que prefieren tostarlas previamente en una sartén para después agragarlas a sopas o guisos.

Linaza

Y, ya por último, toca hablar de las semillas de linaza o lino. Son un estupendo aliado para bajar de peso, si bien también se le conocen otras muchas propiedades:

  • Su alto contenido en fibra la convierte en la semilla perfecta para regular el sistema digestivo y ayudar a bajar de peso (siempre que se beba mucha agua para evitar que la fibra haga el efecto contrario).
  • Es una rica fuente de ácido graso Omega 3, muy beneficioso para nuestro sistema cardiovascular.
  • Es un poderosísimo antioxidante.
  • Contiene vitaminas B y minerales como el magnesio, manganeso y fóstoro.
  • Destaca su poder antiinflamatorio y de mejora de la salud cardiovascular.

¿De qué maneras se puede consumir la linaza?

Aunque existen diferentes presentaciones de la linaza (en aceite, molida o semilla entera), la mejor forma para consumirla es molida, puesto que es como el organismo puede absorber mejor sus propiedades. Quedará perfecta en ensaladas, zumos o yogures, aunque también se puede consumir disuelta en agua.