Investigaciones y Descubrimientos

Cerveza puede ayudar a buena salud digestiva

Un estudio reveló que el consumo moderado de cerveza sin alcohol tipo lager, puede ser de gran beneficio para la salud, explicaron Jaime García Mena y Fernando Hernández Quiroz, parte del Departamento de Genética y Biología Molecular del Cinvestav.

Para su estudio, 35 personas entre los 20 y 40 años, consumieron durante un mes una lata de cerveza sin alcohol tipo Lager de 355 mililitros junto a cada comida, dándole seguimiento a sus características antropométricas y pruebas bioquímicas entre las que se evaluaron varios metabolitos en sangre, además de muestras de copro para definir su diversidad microbiana durante la intervención.

Entre las primeras observaciones, se notó una disminución de los niveles de glucosa en ayunas dentro de rangos normales y un aumento moderado en la funcionalidad de las células beta activas en el páncreas.

Además, se observó un cambio en la diversidad de la microbiota intestinal de las personas, presentando mayor abundancia de bacterias tipo Bacteroidetes, en relación a otro llamado Firmicutes.

Este hallazgo fue de relevancia para la investigación, ya que cuando se presenta obesidad o sobrepeso, estos dos tipos de bacterias presentan un desbalance en el colón, por lo que el aumento en las bacteroidetes significa un beneficio para la salud de las personas.

“El estudio genera datos para pensar que parte del efecto benéfico de la cerveza en la salud consiste en la generación de un aumento en la abundancia de los Bacteroidetes asociados a un peso normal, previniendo obesidad, hay más detalles sobre otras bacterias que aumentaron o disminuyeron, pero en general, la diversidad bacteriana nos demostró eso”, explicó uno de los investigadores a el diario El Universal.

De igual forma, no se detectó que el consumo de cerveza tenga un efecto negativo en la capacidad fermentativa de la microbiota, a pesar del aumento de los Bacteroidetes. Además, tampoco fue detectado un aumento en el índice corporal de las personas o que su relación cintura-cadera aumentara.

“Esto muestra que el consumo de cerveza en forma moderada no genera aumento de grasa ventral, ni causa obesidad y tampoco aumenta la presión arterial… El consumo moderado de cerveza sin alcohol baja la glucosa en la microbiota, promoviendo un incremento en la abundancia de bacterias relacionadas con peso normal”