Investigaciones y Descubrimientos

Cómo distinguir entre un lunar y tumor en la piel

El melanoma es uno de los muchos tipo de tumores que provocan cáncer en la piel, pero es el más mortal de todos debido a que 80 por ciento de los pacientes que lo padecen no logran sobrevivir.

“Se le denomina así al daño que sufren las células que nos dan el pigmento en la piel. Estas células reciben el nombre de melanocito y cuando se daña, puede generar un tumor maligno, mejor conocido como melanoma”, explicó el doctor Miguel Ángel Avitia, médico oncólogo del Instituto Nacional de Cancerología consultado por el portal El Botiquín.

Para poder identificar a tiempo estos melanomas, ya que si se detecta a tiempo con una cirugía puede ser más que suficiente para detener su avance, existe un método ABCDE y consiste en una revisión que realiza el médico ante un lunar donde se verifica:

A: Asimetría. Es decir las lesiones benignas deben ser simétricas, los melanomas suelen ser asimétricos.

B: Bordes. Deben ser nítidos, claros y que se pueda determinar muy bien dónde empieza y dónde termina, en un melanoma los bordes son poco claros.

C: Color. En un lunar normal el tono debe ser homogéneo, por lo que se recomienda asistir al doctor si una mancha es más clara en unos lados que otros.

D: Diámetro. Si la mancha tiene un diámetro mayor de seis milímetros se considera peligrosa. Este tamaño es similar al de una goma de lápiz.

E: Evolución de la lesión. Debes tener cuidado si al inicio era una lesión pequeña que fue creciendo con el tiempo y que ahora genera comezón e inclusive causa sangrado.

Por otra parte, en México el melanoma acral lentiginoso es el más común al presentarse en 50 por ciento de los casos y que suele aparecer en extremidades superiores, en la planta del pie, en las palmas de las manos y debajo de las uñas.

Respecto a medidas de protección contra estos melanomas, se recomienda evitar las horas de mayor radiación solar y utilizar bloqueador solar de manera rutinaria.

Investigaciones y Descubrimientos

El estrés puede ser causante de cáncer

Un estudio realizado por investigadores del Centro Médico de la Universidad de Columbia, demostraron que el estrés juega un papel en el desarrollo temprano de cáncer de páncreas.

Esto se debería a que desencadena la liberación de hormonas de lucha o huida, así como lo reveló su estudio realizado en ratones genéticamente predispuestos a desarrollar crecimientos anormales en el páncreas, los cuales fueron criados en un espacio pequeño con condiciones de vida estresante.

Los hallazgos revelaron que tras 14 semanas, el 38 por ciento de los ratones estresados tenían lesiones pancreáticas neoplásicas, un precursor del cáncer de páncreas, lesiones que no presentaron los ratones de control y que fueron criados en una vivienda normal.

“Sabes que necesita una mutación de ADN para comenzar el camino hacia el cáncer, pero nuestros hallazgos sugieren que el estrés está haciendo algo para que las cosas avancen”, explicó Timothy C. Wang, profesor de medicina.

 

El estrés entonces aumenta el nivel de catecolaminas, las hormonas de lucha o huida en el torrente sanguíneo. Dentro del páncreas, las catecolaminas impulsan la producción de moléculas que estimulan el crecimiento nervioso alrededor de los tumores. A su vez, esos nervios nuevos promueven el desarrollo de tumores.

“En otras palaras, el estrés establece lo que llamamos un ciclo de feed-forward entre los nervios y las células cancerosas que promueven el desarrollo del tumor” dijo el profesor Wang.

Por otra parte, el estudio examino la supervivencia en 631 pacientes que se sometieron a una cirugía entre 2002 y 2013 para tratar el cáncer de páncreas avanzado.

En pacientes que tomaron bloqueadores beta, tras realizarse la cirugía tuvieron una media de supervivencia de 40 meses, aproximadamente dos tercios más que los pacientes que no ingirieron ningún medicamento.

“Sería prematuro recomendar el uso de bloqueadores beta para estos pacientes hasta que realicemos estudios clínicos prospectivos…. Pero los bloqueadores beta podrían convertirse en parte del régimen general de tratamiento para el cáncer de páncreas”, comentó.

Investigaciones y Descubrimientos

Dormir menos de siete horas aumenta riesgo de padecer cáncer

En la vida adulta es necesario dormir al menos siete horas, ya que esto ayuda a evitar el desarrollo de enfermedades como diabetes, hipertensión, cardiovasculares y tumores malignos, comentó Javier Velázquez Moctezuma, el director general de la Clínica de Trastornos de Sueño.

Durante el XII Congreso Nacional Bienal de Medicina del Sueño, comentó sobre los riesgos de restringir el sueño, debido a que se rompe el llamado ciclo circadiano, que es el tiempo de reparación de nuestras células durante el sueño, lo que afecta a los genes del organismo, incluso a aquellos que ayudan a la eliminación de células cancerígenas.

Si este ciclo es interrumpido, las células malignas se desarrollan de mejor forma fallando la salud de las personas. De igual forma, un sueño deficiente aumenta el riesgo de accidentes por la perdida de la concentración.

De acuerdo con el especialista, 45 por ciento de la población no logra un sueño reparador por enfermedades como el insomnio y la apnea, aunque por el uso de dispositivos electrónicos, trabajo y estilo de vida de las personas, la cifra aumenta hasta 70 por ciento.

Explicó que actualmente la población duerme 25 por ciento menos a como lo hacia hace 50 años, en parte por el uso de la tecnología y dispositivos móviles.

Entre las recomendaciones del experto para mejorar las condiciones de sueño, estuvo el revisar los horarios escolares y laborales.

Investigaciones y Descubrimientos

Tips para prevenir y detectar de manera oportuna el cáncer de mama

El cáncer de mama es una de las enfermedades de mayor riesgo en las mujeres, siendo entre los 40 y 59 años cuando mayor riesgo se tiene de sufrirla, aunque no todo es tan desalentador, ya que detectado de manera oportuna, puede ser tratado y eliminado.

“Actualmente, el cáncer de mama representa la primera causa de muerte en mujeres, con cifras desalentadoras que van en aumento. En México cada dos horas muere una mujer a causa del mismo”, comentó la doctora Blanca Kanaguisco Elguezabal, radióloga y alumna del Programa de Alta Especialidad en Imagen Mamaria de la Escuela de Medicina y Ciencias de Salud.

En el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama, te damos algunos puntos que debes segur y vigilar para detectar y disminuir el riesgo de sufrir la enfermedad.

 

***

1.- Mantén tu peso ideal

Lograr un peso saludable, por medio de la alimentación y actividad física, puede disminuir el riesgo del cáncer de mama, de acuerdo con American Cancer Society (ACS).

Por ello, se recomienda el consumo de verduras, frutas, granos, pollo y pescado, alimentos con los nutrientes correctos para prevenir la enfermedad.

2.- Evitar el consumo de tabaco y alcohol

Para reducir el riesgo de esta y otra enfermedad grave, uno de los principales puntos es limitar el consumo de alcohol y evitar el tabaco.

3.- Actividad Física

Entre las recomendaciones están tener actividad física de al menos 150 minutos de ejercicio aeróbico de moderada intensidad, camina o bicicleta, o 75 minutos por semana de ejercicio de vigorosa intensidad. Con un estilo de vida saludable, el riesgo de sufrir la enfermedad se reduce un 30 por ciento.

4.- Limitar el uso de fármacos

Debes evitar el uso prolongado de terapia con estrógenos, sobre todo combinado con progestágenos, limitando su uso solo al tratamiento de los síntomas.

5.- Autoexploración

Los ejercicios de autoexploración debe iniciarse a partir de los 18 años y realizarse de manera mensual. Es importante conocer la normalidad en tu mama para identificar cualquier cambio en la piel, pezón o aparición de nódulo.

Por otra parte, al exploración por un médico debe iniciarse de forma anual a partir de los 25 años, sin suspender la autoexploración.

6.- Realizar una mamografía

A partir de los 40 años, es estudio debe hacerse de manera anual o antes en caso de algún dato clínico.

Debes recordar que el riesgo de padecer cáncer de mama se puede reducir mediante la información, orientación y educación a las mujeres sobre los factores causantes y la promoción de conductas favorables a la salud.