Alimentación y Salud

Cosas que NO debes hacer para bajar de peso

Como sabemos, el comienzo del año es una época de muchos cambios y muchas decisiones para todos, en nuestra alimentación también puede ser una de muchas culpas por todo lo que comimos en el fin de año.

Al querer un cambio y comenzar mejor en este nuevo tiempo, todos queremos mejorar nuestro peso, pero debemos hacerlo con conciencia y no solo evitar comidas o hacer dieta por hacerla.

El hacer de todo para lograr tu peso podría traerte graves consecuencias en tu salud, por ello te presentamos algunos puntos que NO debes hacer para bajar de peso.

***

1.- Saltarse las comidas

El saltarse comidas como el desayuno provoca que el cuerpo no tenga la energía necesaria para iniciar las actividades del día, además de que el hambre será mayor y por ende la ingesta. Esto también puede provocar mareos e indigestiones.

2.- Dietas no equilibradas

Para iniciar cualquier tipo de dieta, lo primero es acudir a un nutriólogo, para saber cuáles son las mejores comidas para nuestro organismo. El quitar uno de los grupos alimenticios de manera arbitraria puede resultan en algo perjudicial.

3.- Eliminar las grasas

Las grasas son necesarias para el funcionamiento adecuado del organismo y durante una dieta su consumo debe ser controlado, por lo que no hay justificación para solo retirarlas de la alimentación.

4.- Eliminar los carbohidratos

Productos como el pan, la tortilla y otros que contienen carbohidratos, son indispensables para el control de peso, por lo que no hay razón para ser satanizados.

5.- Exceder consumo de productos light

Una dieta donde los productos light predominan, aumenta los triglicéridos y disminuyen el colesterol bueno. A pesar de que contienen en promedio 30 por ciento menos calorías, grasas, sodio y azúcares, la sustituyen con sustancias como la sal.

Investigaciones y Descubrimientos

Lo que debes saber acerca del “balón intragástrico”

El Balón Intragástrico es un balón de silicona suave y expansible que se introduce en el estómago a través de la boca sin necesidad de cirugía y bajo sedación. Su función es producir una sensación de saciedad que hace que el paciente coma menos cantidad de alimentos y ayuda a cambiar hábitos dietéticos inadecuados, con mínimos efectos secundarios.

El médico realiza un examen inicial del estómago a través de un gastroscopio y si no observa ninguna anormalidad procede a la colocación del balón. Una vez en el estómago, se llena con una solución salina estéril, de tal manera que el balón será ya demasiado grande para pasar al intestino y flotará libremente dentro del estómago.

El tiempo invertido en colocar el balón varía, entre 20 y 30 minutos. Después, el médico controlará que el dispositivo está bien colocado, permitiéndole al cabo de unas horas regresar a casa. El balón deberá permanecer entre 6 y 8 meses en el estómago, tiempo tras el cual será retirado. Durante estos meses deberá asistir a consultas de seguimiento.

La retirada del balón será de la misma manera en que fue colocado, por medio de endoscopia bajo sedación. Debe, por tanto, usarse junto con una dieta supervisada médicamente y un programa de modificación del comportamiento alimentario.

El sistema del Balón Intragástrico tiene por finalidad ayudar a perder peso a las personas que estén por encima de su peso ideal por lo menos un 40%, o de 20 a 25 kilos de sobrepeso. Además, puede ser particularmente útil para pacientes considerados demasiado obesos o con riesgos excesivos para intervenciones quirúrgicas agresivas.

El paciente tendrá mayores posibilidades de mantener la pérdida de peso después de la extracción del balón si mantiene los hábitos adquiridos en su dieta y comportamiento alimentario, durante el uso del balón.

¿Existen complicaciones al implantar o retirar el balón intragástrico?

La operación se relaciona con la gastroscopia y la sedación necesaria para su colocación y retirada. La colocación del balón no acarrea especiales dificultades si se utilizan la prótesis o dispositivos adecuados.  La retirada, sí que puede acarrear algún problema cuando el paciente no se ha preparado adecuadamente para la prueba, o no ha seguido un mínimo de cuidados mientras llevaba el balón. En ocasiones, un excesivo acumulo de fibra en torno al balón, puede obligar a abortar la retirada, y reintentarlo después de unos días de dieta liquida estricta.

Cuando el balón esta instalado…¿Hay efectos secundarios?

Tras la operación suelen presentarse nauseas y en ocasiones vómitos que pueden durar entre 24 y 48 horas, muy ocasionalmente, si se prolongan estos vómitos, puede ser necesario la retirada del balón. Otros efectos adversos menores serían la diarrea, deshidratación y dolor epigástrico. Todos estos efectos suelen ser transitorios y se pueden paliar siguiendo las pautas del equipo multidisciplinario que debe controlar a estos pacientes.

Las complicaciones del Balón gástrico son muy poco frecuentes, pero hay que saberlas identificar para evitar situaciones potencialmente graves. Entre estas complicaciones cabe destacar:

  • La irritación de la mucosa gástrica (gastritis)
  • Excepcionalmente las úlceras y la perforación gástrica.

Estos riesgos se evitan con un tratamiento antiácido potente y un buen control médico.

Si el balón llega a romperse, existen dos tipos con los que el paciente puede darse cuenta si esto sucedió

  • Los balones de silicona, estos van rellenos de suero fisiológico y azul de metileno, que permitirían identificar una rotura o una perforación del mismo, en éste caso, el paciente nota que su orina adopta un tinte azulado y por tanto su retirada se realiza mediante una endoscopía.
  • El balón ingerible, se hincha con nitrógeno medicinal, está preparado para que en el caso de que se deshinche, pueda eliminarse por heces, sin causar obstrucción.

En ambos casos es importante, respetar los tiempos máximos de estancia del balón en el estómago, y no retrasar la retirada.