Alimentación y Salud

Consecuencias de consumir azúcar en exceso

Uno de los problemas graves en la alimentación es la cantidad de azúcar que consumimos, debido a que se destruye en el organismo sin tener que procesarlo mediante el aparato digestivo, por lo que al momento de ingerirlos se van al torrente sanguíneo.

Si su consumo se da en exceso, el primer órgano afecto es el hígado, debido a que convierte el exceso de azúcar en grasa, la cual se queda en el mismo hígado y otro porcentaje se resguarda en el tejido adiposo.

Por ello, comer azúcar en exceso es un gran riesgo para el organismo al detonar enfermedades como diabetes y sobrepeso, además de poder producir obesidad y en algunos casos hasta la muerte.

Aquí te presentamos las principales reacciones que ocurren en tu cuerpo cuando consumes azúcar en exceso.

***

Arrugas

Estas aparecen debido a que tener grandes cantidades de azúcar en el organismo reduce la función de las proteínas, evitando la regeneración de las moléculas de colágeno y con la aparición de grietas y arrugas.

Caries

Los dientes también se ven altamente afectados, ya que existe una bacteria en la boca que rompe los carbohidratos y produce ácidos que eventualmente van disolviendo el esmalte de los dientes.

 

Diabetes Tipo 2

Consumir azúcar en exceso es un factor de riesgo para desarrollar diabetes tipo dos, al haber desajustes en los niveles de glucosa en la sangre provocando obesidad.

Sueño después de comer

El cuerpo humano es lento cuando se realizan comidas fuertes, debido a que el proceso de digestión gasta la energía que se requiere para hacer otras actividades.

Mal humor

Productos como el chocolates, galletas o pasteles, producen una cantidad de energía tal que pueden llegar a ocasionar un incremento notorio de azúcar en la sangre.

Alimentación y Salud

Parásitos intestinales y las complicaciones a la salud

Los parásitos intestinales son uno de los problemas de salud más persistentes en el mundo debido a que puede afectar tanto a niños como adultos y que está altamente relacionado con la higiene.

Estos parásitos se dividen en dos tipos principalmente, los más comunes son áscaris y taenia solium, esta segunda mejor conocida como la lombriz solitaria.

Ya que hablamos de ella, la solitaria al hospedarse en el intestino de la persona suele producir huevos llamados cistercos, los cuales se hospedan y afectan al cerebro, ojos y músculos, ocasionado una enfermedad conocida como cisticercosis.

Entre los síntomas se encuentran dolor en el estómago y cabeza, así como pérdida de peso y flatulencias.

Pasando a la parasitosis provocada por la áscaris, esta puede llear a invadir otros órganos como corazón, hígado y pulmón, por medio de la circulación. Esto se manifiesta al presentar la persona palidez y diarrea, por lo que la atención debe ser inmediata o podría requerir manejo quirúrgico.

Este tipo de parásitos se encuentran en la materia fecal, que al contaminar el agua, suelo y otros objetos suele pasar a los alimentos sucios o mal cocidos hasta llegar al intestino de la persona.

Por ello es más que importante lavarse la manos antes de comer y después de ir al baño o al preparar los alimentos, ya que en esos momentos suele darse la transmisión.

En otra recomendación para evitar una infección, se debe hervir el agua para beber por al menos un minuto, en especial cuando la ingieren lactantes y niños, así como no caminar descalzo o con calzado abierto en suelos de tierra o arena húmedos. Además, las personas deben desparasitarse al menos dos veces al año en comunidades rurales y una vez en zona urbana.

 

Alimentación y Salud

Mitos que se tiene sobre el consumo de la leche

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), elaboró una lista con diferentes puntos sobre los mitos que se tienen ante el consumo de la leche de vaca y los beneficios o puntos negativos que trae consigo.

Esto se debe a las diferentes discusiones y debates que se mantienen sobre el consumo de la leche, así como sus beneficios, lista que a continuación te presentamos.

***

1.- Cuenta con pocos nutrientes

La anterior sentencia es falsa, debido a que la leche contribuye a satisfacer las necesidades del cuerpo humano de calcio, magnesio, selenio, vitamina B2, vitamina B12 y vitamina B5.

2.- No se debe abusar de sus consumo

Pese a que no existen recomendaciones específicas sobre el consumo de los productos lácteos, la mayor parte de los países fomentan el tomar al menos una porción de leche al día.

Esta es la cantidad más que suficiente, ya que un vaso al día de 200 milímetros aporta a un niño de cinco años alrededor de 21 por ciento de las necesidades proteicas.

3.- Su consumo produce obesidad

La FAO explica que no existen estudios que respalden una hipótesis que la leche contribuya a la obesidad. Comentan, que como cualquier producto lácteo, solo debe ser consumido como una parte de una dieta sana y equilibrado.

4.- La lecha cruda provoca enfermedades

La leche cruda y los productos que no están pasteurizados ni tratados pueden dar lugar a enfermedades transmitidas por los alimentos, por ello la FAO recomienda realizar controles alternativos de seguridad para garantizar su consumo.

5.- Los menores de un año no deben tomar leche de vaca

Este punto también es cierto. Debido a que la leche de vaca no contiene hierro ni ácido fólico, no están recomendadas para los lactantes menores de un año.

En este periodo de la vida del menor, lo recomendable es alimentar a los bebés con leche materna.

6.- El organismo no digiere sus proteínas

Si bien la leche posee proteínas completas de alta biodisponibilidad, altamente digeribles por el ser humano, las personas que poseen intolerancia a la lactosa no pueden digerir este tipo de azúcar que se encuentra en la leche y otros productos lácteos.

7.- Dejar de consumirla provoca daños a la salud

En niños si puede ocurrir un cambio, ya que la falta de ingesta de leche puede generar pérdida de peso y posible malnutrición. Por otro lado, su consumo se puede sustituir por productos lácteos tratados o preparados a base de proteínas de la leche.

8.- El alimento consumido por las vacas modifica la leche si contiene pesticidas.

La leche puede contener residuos de pesticidas, los cuales dañan la salud. Por ello, la Federación Panamericana de Lechería (Fepale) y otros organismos recomiendan que en cada país se mida y analicen los niveles de pesticidas y someter el producto a normas regulatorias para garantizar que no se excedan los límites aceptables.

 

Alimentación y Salud

Niños pueden desarrollar gusto por ciertos alimentos desde el embarazo

Stephanie Anzman-Frasca, profesora e investigadora de la Universidad de Búfalo, Estados Unidos, realizó una investigación sobre cómo los niños desarrollan el gusto por alimentos como frutas y verduras.

La autora principal del estudio analizó 40 investigaciones publicada en la última década, en donde sugiere que existe suficiente evidencia para decir que los niños puedan aprender a preferir los alimentos durante la gestación y que, después del nacimiento, si la madre amamanta, el bebé también se beneficia de la exposición a ciertos sabores.

“Los sabores de lo que come la mamá alcanzan al niño en el útero. Por lo tanto, si está siguiendo una dieta saludable, el feto se expone a esos sabores, haciendo que el niño se acostumbre a ellos”, señaló la doctora.

Por ello, estas exposiciones tempranas familiarizan al niño con sabores específicos, preparando el escenario para la posterior aceptación de sabores saludables en alimentos sólidos.

“Se ha visto que los estímulos durante esos períodos efectivamente pasan al feto y al recién nacido, en muchos hábitos no sólo como la comida, sino también el sueño o las alergias… Es importante que las mamás coman de todo, de manera saludable, como una forma de estimular al feto y al niño”, explicó Pablo Brockmann, pediatra de la Red de Salud UC Christus.

Comentó que a medida que va creciendo el niño, el ejemplo paterno toma un rol crucial, al ser el estímulo externo determinante. Al respecto, explicaron que se deben de aprovechar los primeros mil días de vida del niño, donde se forjan las conductas futuras y en el caso de la alimentación saludable, cambiar el contexto que juega en contra de estos alimentos.

“El problema es la cultura: nadie premia a un niño con una zanahoria. Lo que vemos es que, por un tema de tiempo o comodidad, el niño comienza a comer más alimentos chatarra”, dijo Jaime Tapia, pediatra y cardiólogo infantil de la Sociedad Chilena de Pediatría.

Hacer de la experiencia de comer algo agradable, además de la exposición repetida a los alimentos saludables, son otros dos factores que pueden ayudar a que desarrollen gustos por ese tipo de comidas.

“Algo que se asocia a una buena nutrición es sentarse con los niños a comer juntos y darles opciones de alimentos saludables, y no cambiarlos por cosas que sí les gustan, pero que no son nutritivas”, indicó.

Alimentación y Salud

Cosas que NO debes hacer para bajar de peso

Como sabemos, el comienzo del año es una época de muchos cambios y muchas decisiones para todos, en nuestra alimentación también puede ser una de muchas culpas por todo lo que comimos en el fin de año.

Al querer un cambio y comenzar mejor en este nuevo tiempo, todos queremos mejorar nuestro peso, pero debemos hacerlo con conciencia y no solo evitar comidas o hacer dieta por hacerla.

El hacer de todo para lograr tu peso podría traerte graves consecuencias en tu salud, por ello te presentamos algunos puntos que NO debes hacer para bajar de peso.

***

1.- Saltarse las comidas

El saltarse comidas como el desayuno provoca que el cuerpo no tenga la energía necesaria para iniciar las actividades del día, además de que el hambre será mayor y por ende la ingesta. Esto también puede provocar mareos e indigestiones.

2.- Dietas no equilibradas

Para iniciar cualquier tipo de dieta, lo primero es acudir a un nutriólogo, para saber cuáles son las mejores comidas para nuestro organismo. El quitar uno de los grupos alimenticios de manera arbitraria puede resultan en algo perjudicial.

3.- Eliminar las grasas

Las grasas son necesarias para el funcionamiento adecuado del organismo y durante una dieta su consumo debe ser controlado, por lo que no hay justificación para solo retirarlas de la alimentación.

4.- Eliminar los carbohidratos

Productos como el pan, la tortilla y otros que contienen carbohidratos, son indispensables para el control de peso, por lo que no hay razón para ser satanizados.

5.- Exceder consumo de productos light

Una dieta donde los productos light predominan, aumenta los triglicéridos y disminuyen el colesterol bueno. A pesar de que contienen en promedio 30 por ciento menos calorías, grasas, sodio y azúcares, la sustituyen con sustancias como la sal.

Alimentación y Salud

Vivir en zonas peligrosas también influye en el peso de las personas

Entre los factores que influyen en el peso de los individuos se encuentran algunos como el estrés, la falta de sueño, los malos hábitos alimenticios, pero también la zona en donde habita la persona.

De acuerdo con Sonia Arteaga, directora del Programa para la Prevención de Obesidad y Afecciones Cardiovasculares del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, las personas que viven en una situación económica difícil y residen en zonas peligrosas, podrían evitar exponerse a las amenazas reduciendo su tiempo en el exterior, impactando el nivel de actividad física que desempeñan.

De igual forma, con mayor oportunidad, estas personas consumirían alimentos chatarras, al ser de fácil acceso y más baratos, afectando su estilo de vida.

La directora explicó que la población tiene menos actividad física al pasar una mayor cantidad de tiempo frente a la televisión o alguna pantalla de dispositivos que realizando alguna actividad física, optando por alimentarse con comida de fácil preparación y no con base a los nutrientes que necesite.

Respecto a otras investigaciones sobre las causas en el sobrepeso de las personas, Investigadores de la Universidad de Alberta en Canadá, demostraron que las células de grasa que se encuentran debajo de la piel se contraen cuando se exponen  a la luz azul emitida por el sol, algo que explicaría por que la gente sube de peso en invierno.

El estudio publicado por la revista Scientific Reports, explica que cuando la onda de la luz azul del sol penetra la pie y alcanza las células grasas, los lípidos reducen su tamaño y acaban soltándose en la célula.

Peter Light, autor del descubrimiento, indicó que es como si las células dejaran de almacenar tanta grasa, y por ello, ante la insuficiente exposición a la luz solar las personas que viven en zonas más al note podrían promover un almacenamiento de grasa y por ende tener un aumento en su peso.

Alimentación y Salud

Tips que debes seguir para el lunch de tus hijos

Miles de niños de los niveles básicos de educación regresaron a clases este ocho de enero, momento de volver a recargar pilas y para los padres de volver a preocuparse por lo que comen los niños fuera de la casa.

Su alimentación escolar es fundamental, proveerlos con un nutritivo almuerzo para el recreo los ayuda a tener energías para el día, además de que elegir los alimentos correctos evitará enfermedades como el sobrepeso.

Ante esta nueva época de clases, la Secretaría de Salud y la Secretaría de Educación  Pública, emitieron una lista de recomendaciones para que los niños se alimenten de manera sana mientras están fuera de casa.

***

1.- Un almuerzo equilibrado

El lunch de los niños debe procurar tener alimentos de los diferentes grupos del plato del bien comer. Estos alimentos le aportaran energía, además de que ayudarán a la formación de tejidos y de defensas para combatir enfermedades.

Algunos alimentos recomendados son avena, atún, carne, hojuelas, maíz, manzanas, naranjas, pechuga de pollo, quesos bajos en grasa y verduras.

2.- Porciones adecuadas

Su almuerzo debe estar preparado de acuerdo con la edad del niño, así como su grado de actividad física y el tiempo que pase fuera de casa.

Para niños de preescolar se recomienda consumir de 217 a 240 kilocalorías. Si es de primera, están entre los 275 y 900 kilocalorías. Mientras, si realiza actividades deportivas se deben consumir de 150 y 200 kilocalorías.

3.- Jugar con los colores de los alimentos

Puedes jugar con las diferentes texturas y colores de los alimentos para crear diferentes combinaciones que los inviten a alimentarse de manera sana.

4.- Porciones moderadas

Si deseas consentir a tus hijos con algún caramelo, embutido, hamburguesa, papas, refresco o jugos industrializados, debes saber que por su alto contenido en azúcares y grasas no es recomendable consumirlos en grandes cantidades.