Investigaciones y Descubrimientos

¿Fumar quita el frío?

Nos encontramos ya en la época de frío, una de muchas enfermedades y donde hay que estar bien abrigados, así como evitar los cambios bruscos de temperatura, razón que motiva a las personas a realizar diversos rituales para mantener su temperatura corporal.

Uno de ellos es el de fumar un cigarro, echarse un cigarrito es algo muy común por las noches y en época de frío, ya que así evitamos el frío, pero que tan cierta será esta creencia.

De acuerdo con el Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS), esto solo se trata de un mito, debido a que no hay ningún indicio de que el fumar un cigarro ayude a aumentar la temperatura corporal. Todo podría estar ligado al efecto de la nicotina, una droga psicoactiva que interviene con las actitudes perceptivas del ser humano.

“Aparentemente produce una sensación de aumento de energía en la actividad muscular, vigor y agudeza visual, pero esto no quiere decir que fumar provoque un aumento en la temperatura corporal capaz de quitar el frío”, explicó el IMSS.

Por otra parte, explicaron que los pulmones se vuelven más sensibles a infecciones respiratorias a causa de fumar, ya que se suman las irritaciones provocadas por el frío con las más de cuatro mil sustancias dañinas que contiene el tabaco.

“Al fumar, las toxinas acumuladas en la sangre contribuyen a la aparición de arteroesclerosis o endurecimiento de arterias causado por acumulación de grasa, cicatrización o engrosamiento de las paredes arteriales”

Afirmaron que la mejor forma de mitigar el frío es abrigándose bien, usar suéter o chamarra, guantes, bufanda y gorra. Además se debe consumir líquidos en abundancia, de preferencia cítricos y fruta de temporada.

Investigaciones y Descubrimientos

Factores que pueden aumentar tu colesterol

El colesterol alto es algo que pueden sufrir diferentes personas, sin importar su rango de edad, genes, historial familiar, entre muchas otras cosas. Esta condición puede provocar graves consecuencias a la salud, inclusive la muerte, por lo que es importante conocer más sobre ella.

Aquí te explicamos más sobre los diferentes factores y que tal vez no conocían que pueden llevarnos a sufrir de colesterol alto.

***

Consecuencia de algunas enfermedades

El padecer ciertas enfermedades nos puede llevar a sufrir de colesterol alto, algunas de las enfermedades son el hipotiroidismo, enfermedad renal crónica, las enfermedades hepáticas, entre otras.

Edad

Esto aplica en mayor número de casos a las mujeres, ya que al entrar a la menopausia son más propensas a que su colesterol se eleve, por lo que deben cuidar su dieta y realizar mayor actividad física en ese periodo.

Fumar

Como es bien sabido, fumar es una de las peores adicciones que puedes tener, ahora a sus puntos negativos debes aumentar el que puede incrementar el riesgo de tener altos niveles de colesterol.

Historial Familiar

Conocer el historial clínico de nuestra familia es importante, no solo para saber más sobre el colesterol, sino para la salud en general. Debido al historial familiar, podrías tener predisposición genética al colesterol alto.

Mala Dieta

El factor de riesgo más notable para sufrir de colesterol alto es el llevar una mala dieta. Esto sucede por el alto consumo de azúcares, grasas saturadas y carbohidratos refinados.

Medicamentos

Ciertos medicamentos pueden incrementar los niveles de triglicéridos, disminuyendo los niveles del buen colesterol. Entre los que se incluyen diuréticos tiazídicos, betabloquantes, estrógenos y corticosteroides.

Poca actividad física

El tener una vida sedentaria puede traernos varias complicaciones, incluyendo el riesgo al colesterol alto, por lo que lo recomendable es caminar al menos una vez al día, levantarse del asiento o lugar donde estemos al menos cada media hora y estirarse lo más que se pueda.

Investigaciones y Descubrimientos

Cerebro de los hombres envejece peor que el de las mujeres

Un estudio publicado en la revista Human Brian Mapping, explicó que el cerebro de los hombres envejece peor que el de las mujeres, esto debido a que la velocidad a la que se atrofia el cerebro es mayor en los varones que en las mujeres, en especial cuando se pasa la edad de los 80 años.

En los resultados encontrados, se estableció un marco de referencia para el diagnóstico de patologías neurológicas.

“Este estudio establece un marco de referencia; ante una nueva imagen de resonancia magnética, el profesional médico puede cotejarla y comprobar si los diferentes volúmenes están dentro de la normalidad o si, por el contrario, detecta algún patrón asociado a una enfermedad”, dijo José Vicente Manjón, investigador del Instituto ITACA de la Universitar Politécnica de Valencia.

Junto a la velocidad en que se atrofia el cerebro, también se pudo descubrir que el hipocampo, estructura asociada a la memoria, suele tener un volumen ligeramente superior en el caso de las mujeres.

“También hemos visto cómo el cerebro femenino llega a su pico de volumen más pronto que en el de los hombres, sus estructuras cerebrales maduran antes”, indicó Enrique Lanuza, parte del Departamento de Biología Celular, Biología Funcional y Antropología Física de la Universitat de Valencia.

Un grupo de informáticos, neurólogos y biólogos formaron parte del estudio, uno de los más exhaustivos que se han desarrollado a la fecha sobre el cerebro humano, ya que se estudiaron diferentes casos divididos por edades desde la infancia hasta la vejez.

De esta forma, fueron revisados 2944 imágenes de Resonancia Magnética de sujetos sanos de edades entre los 9 mesas a los 95 años, de ellos 1379 eran mujeres y 1565 hombres, revisando los volúmenes del hipocampo, amígdala, globus palidos, el líquido cefalorraquídeo, entre otros detalles.

Investigaciones y Descubrimientos

Sobrepeso afecta más a mujeres que hombres en México

De acuerdo con cifras de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de México, siete de cada diez adultos en el país sufren de obesidad, de ellos, 75 por ciento son mujeres y el resto hombres.

La alta incidencia en las mujeres tiene sus causas en el sedentarismo, el uso de anticonceptivos y la menopausia, comentó la especialista en nutrición y médico familia Cecilia Pérez consultada por el diario Publimetro.

“Otra de las razones por las que nosotras estamos más expuestas al sobrepeso es porque concentramos una mayor cantidad de grasa debido a la genética femenina, la cual está constituida para la fertilidad, por lo que se requiere mayor cantidad de energía que se almacena en senos, glúteos y caderas”, indicó.

La obesidad puede desencadenar diferentes enfermedades como la diabetes e hipertensión, además de causar problemas ortopédicos que debilitan principalmente los huesos de la cadera; rodillas y tobillos. Además, la enfermedad no solo es una cuestión estética, ya que puede estar asociada a otros factores socioeconómicos, de genética, etc.

“Definitivamente la obesidad, está asociada con una mala salud, ya que en la mayoría de los casos es resultado de un mal equilibrio entre la alta ingesta e alimentos y la poca actividad… Además, el sobrepeso y la obesidad se pueden hacer presentes a cualquier edad afectando física y psicológicamente a la persona que lo padece”, señaló.

Por su parte, la nutrióloga Valeria Rubio, indicó que cuando no se lleva una alimentación equilibrada y adecuada, se acumula una mayor cantidad de grasa y el metabolismo se hace más lento. Por ello, es necesario hacer el compromiso de mejorar nuestros hábitos alimenticios, así como alguna actividad física con la que utilicemos la energía que consumimos.

Algunos de los consejos para evitar el sobrepeso son el elegir alimentos saludables altos en proteína y bajos en azúcar, no saltarse comidas, desayunar todos los días, hacer ejercicio y dormir por lo menos ocho horas.

Investigaciones y Descubrimientos

Cerveza puede ayudar a buena salud digestiva

Un estudio reveló que el consumo moderado de cerveza sin alcohol tipo lager, puede ser de gran beneficio para la salud, explicaron Jaime García Mena y Fernando Hernández Quiroz, parte del Departamento de Genética y Biología Molecular del Cinvestav.

Para su estudio, 35 personas entre los 20 y 40 años, consumieron durante un mes una lata de cerveza sin alcohol tipo Lager de 355 mililitros junto a cada comida, dándole seguimiento a sus características antropométricas y pruebas bioquímicas entre las que se evaluaron varios metabolitos en sangre, además de muestras de copro para definir su diversidad microbiana durante la intervención.

Entre las primeras observaciones, se notó una disminución de los niveles de glucosa en ayunas dentro de rangos normales y un aumento moderado en la funcionalidad de las células beta activas en el páncreas.

Además, se observó un cambio en la diversidad de la microbiota intestinal de las personas, presentando mayor abundancia de bacterias tipo Bacteroidetes, en relación a otro llamado Firmicutes.

Este hallazgo fue de relevancia para la investigación, ya que cuando se presenta obesidad o sobrepeso, estos dos tipos de bacterias presentan un desbalance en el colón, por lo que el aumento en las bacteroidetes significa un beneficio para la salud de las personas.

“El estudio genera datos para pensar que parte del efecto benéfico de la cerveza en la salud consiste en la generación de un aumento en la abundancia de los Bacteroidetes asociados a un peso normal, previniendo obesidad, hay más detalles sobre otras bacterias que aumentaron o disminuyeron, pero en general, la diversidad bacteriana nos demostró eso”, explicó uno de los investigadores a el diario El Universal.

De igual forma, no se detectó que el consumo de cerveza tenga un efecto negativo en la capacidad fermentativa de la microbiota, a pesar del aumento de los Bacteroidetes. Además, tampoco fue detectado un aumento en el índice corporal de las personas o que su relación cintura-cadera aumentara.

“Esto muestra que el consumo de cerveza en forma moderada no genera aumento de grasa ventral, ni causa obesidad y tampoco aumenta la presión arterial… El consumo moderado de cerveza sin alcohol baja la glucosa en la microbiota, promoviendo un incremento en la abundancia de bacterias relacionadas con peso normal”

Investigaciones y Descubrimientos

Por qué puede provocarte mal humor el tener hambre

Cuando tenemos mucha hambre, muchas cosas se disparan al interior de nuestro organismo, una de ellas y la más recurrente es el mal humor, un síntoma que tiene una explicación.

De acuerdo con un estudio realizado por centros estadounidenses y la Universidad de Ámsterdam, los bajos niveles de azúcar en la sangre podrían provocarnos ese mal humor al momento de tener hambre.

En su estudio señala que los bajos niveles de glucosa provocan un aumento significativo de la agresividad, esto después de realizar par de experimentos con ayuda de 107 parejas casadas.

Durante 21 días se midió la cantidad de glucosa en la sangre dos veces al día en el primer experimento, en donde resultó que las personas con menores niveles de azúcar tuvieron un mayor cantidad de estallidos de ira contra su pareja.

Para identificar la ira, los investigadores dieron a los participantes un muñeco vudú con 51 alfileres, los cuales tenían que clavar al muñeco dependiendo de que tan molestos se sintieran con su pareja. De esta forma, los científicos encontraron que entre más bajo el nivel de glucosa, más alfileres se clavaban en el muñeco.

En el segundo experimento, las parejas fueron llevadas a un laboratorio, donde tenían que oprimir un botón cuando un objetivo de forma cuadrada se ponía rojo en la pantalla.

Aunque pensaban que jugaban contra un ordenador, en realidad lo hacían contra su pareja, al final de cada una de las 25 rondas, los participantes ganadores podían controlar el volumen y la duración de un sonido estridente que su pareja escucharía por medio de auriculares.

Las personas con menores índices de glucosa enviaron sonidos más altos y por mayor tiempo a sus parejas, por lo que los investigadores concluyeron que el autocontrol necesario para lidiar contra los impulsos de agresividad requiere energía, la cual procede en parte de la glucosa.

Investigaciones y Descubrimientos

Cambio Climático podría estar originando nuevas enfermedades

El cambio climático es una de las máximas preocupaciones del mundo actualmente, sus consecuencias pueden llegar a ser inimaginables, debido a los diferentes factores que puede llegar a afectar.

Caso de esto es la salud, debido a que el cambio climático podría estar provocando la generación de nuevas enfermedades e inclusive el resurgimiento de algunas que se creían desaparecidas.

Cristina Rabadán-Dehl, directora de la Oficina de las Américas de la división de Asuntos Globales del Departamento de Salud de Estados Unidos, comentó que hay una clara influencia del cambio climático en la salud, esto durante su presentación en el taller Salud Global y Diplomacia, organizado por la Escuela Nacional de Salud del Instituto de Salud del Instituto de Salud Carlos III de Madrid, España.

“Estamos viendo ya que el cambio climático está originando nuevas enfermedades, afectado a la flora y fauna, a la accesibilidad a los alimentos o al resurgimiento de enfermedades, como la del virus del Zika”, explicó.

Señaló que la resistencia de las bacterias a los antibióticos también podría cambiar, al tener nuevas cepas y virus que están mutando para adaptarse al cambio climático.

Otro de los desafíos, son las enfermedades crónicas, las cuales están ligadas al estilo de vida y provocan el 70 por ciento de la mortalidad global, en especial en los países en vía de desarrollo.

“Es la enfermedad de los pobres, de países que todavía lidian contra las enfermedades tropicales, contra la mortalidad infantil y materna, que carecen de suficiente personal sanitario y su acceso al sistema de salud es inexistente… Todo el problema está dentro del sector salud porque tenemos que lidiar con los pacientes, pero cuando hay un componente social y de comportamiento, de medidas preventivas, se sale fuera de ese ámbito”, dijo la directora

En casos como el de la obesidad, cuya incidencia sigue creciendo a nivel mundial, explicó que el consumidor debe estar informado, protegido y con libertad de elección, ante la industria de la alimentación que ha tenido influencia sobre la economía de mercado de muchos países.