CONSEJOS DE SALUD

Hábitos sencillos para tener más energía

Hacer ejercicio

Se ha comprobado que el ejercicio físico incrementa tus niveles de atención y agudeza por hasta 10 horas, además de liberar endorfinas para un día lleno de energía ¡Mejor hacerlo lo antes posible! Bien lo sabe Mark Parker, CEO de Nike, quien ejercita 2 horas en la mañana día por medio ¿El resto de los días? “Solo” una hora.

Un buen desayuno

“El desayuno es la comida más importante del día” es una frase que heredamos de la era de los publicistas tipo Mad Men. No es mentira, pero tampoco es 100% acertada. Una frase más exacta sería “El desayuno puede ser la comida más importante”. ¿Cómo lograrlo? Empecemos con lo básico: No lo saltes ni lo atrases. Es un hábito muy común atrasar el desayuno y convertirlo en una especie de comidilla de medio día, muy tarde como para aprovechar sus propiedades energéticas. Lo que nos lleva al siguiente punto ¿qué contiene un buen desayuno? Según un estudio publicado por el International Journal of Food Sciences and Nutrition, son los desayunos ricos en carbohidratos y fibras los que impactan de mayor manera en nuestros niveles de atención. Avena, pan integral, yogur griego y plátanos son algunos de los alimentos ideales para empezar el día. ¡Solo cuida que no estén azucarados de forma exagerada!

Buena postura

La mala postura puede ser uno de esos círculos viciosos que no solo generan fatiga, sino también dolores que pueden llegar a ser crónicos. Si tu trabajo te mantiene en una silla durante muchas horas, sigue estos consejos de la “Guía para una buna postura”:
A) Mantén tu cabeza derecha, sin inclinarla hacia arriba ni hacia abajo.
B) Mantén tus hombros relajados y hacia atrás.
C) Mantén tus rodillas más abajo que tus caderas
D) Mantén tus pies apoyados en su totalidad en el suelo sin esconderlos bajo la silla.
E) Usa las manos sin apoyarte en tus brazos.

Comienza el día con dos vasos de agua

Fácil, barato y efectivo. Comenzar el día tomando dos vasos de agua evita la deshidratación matutina que muchas veces pasa desapercibida y que puede ser la razón del cansancio prematuro. ¿Cómo saber si estoy deshidratado? La orina amarilla oscuro es un claro indicador de que tu cuerpo necesita de esos vasos de agua.
CONSEJOS DE SALUD

Consejos para mejorar la postura y la ergonomía

Una mala postura puede ser debido a muchos factores como pasar demasiado tiempo en un trabajo de escritorio, frente a la televisión, estación de juego o una computadora, la forma equivocada de pie o durmiendo, la conducción prolongada, la obesidad o la falta de confianza.

Una mala postura puede cambiar la curvatura de la columna vertebral de un “S” normal a un “C” anormal que resulta en muchos problemas en la columna vertebral. Algunos de estos problemas en la columna vertebral son dolor de cabeza, dolor en el cuello, espalda y articulaciones, picazón o falta de sensaciones en las extremidades, letargo y baja estima general.

Otros problemas de la columna vertebral incluyen un aspecto de joroba de búfalo, una postura de cabeza hacia delante, rigidez de los músculos y tensión. Casi 70-80% de las personas visitan al médico por lo menos una vez en su vida debido a un problema de columna vertebral.

 

Ergonomía

La palabra “ergonomía” se obtiene de dos palabras griegas: “ergon”, que significa trabajo y “nomoi”, que significa leyes naturales. Los ergonomistas estudian la asociación entre los requisitos de trabajo y el potencial del empleado. Según la opinión de diferentes ergonomistas, todos los empleados se beneficiarán enormemente si:

  1. Todas las juntas funcionan a su nivel óptimo.
  2. La fuerza se aplica utilizando el grupo de músculos más adecuado y más grande.
  3. Los empleados están autorizados a cambiar sus posturas con frecuencia

Conciencia sobre la naturaleza del dolor:

Uno debe saber acerca de los diferentes tipos de dolor que surgen de mala postura como sólo la conciencia puede conducir a la corrección de la condición subyacente. Un dolor que está presente en los días de oficina, pero disminuye los fines de semana, mejora o empeora en el cambio de posición, se agrava en un día muy largo en la oficina y se irradia desde el cuello hasta las puntas de los dedos y parte inferior de la espalda se puede atribuir a la mala postura.

  1. Movimiento regular: Sentarse en una posición por un período prolongado de tiempo puede llevar a una carga indebida en los músculos del cuello y la columna vertebral, lo que resulta en su dolor. El cambio frecuente en la posición o el estiramiento a intervalos regulares puede proporcionar respiro de este dolor muscular.
  2. Mantener la postura correcta durante el trabajo: Una punta para mejorar la postura es que los lóbulos de la oreja, los omóplatos y la cadera deben caer en el mismo plano vertical. Debe tenerse cuidado de mantener esta configuración incluso mientras está sentado. Ningún grupo articular o muscular debe soportar una presión constante; más bien, la postura debe ser tal que todas las articulaciones estén en sus posiciones óptimas. Todos los grandes grupos musculares de la espalda deben soportar igualmente el peso.
  3. Empleo de mobiliario de oficina ergonómico: Otro consejo para mejorar la postura es usar sillas ergonómicas adecuadas con respaldos que se pueden ajustar, reposapiés y almohadas para que la espalda no se tense. El nivel de la pantalla de la computadora debe ser ajustado de tal manera que los ojos no se tensan, ni se tiene que doblar la cabeza hacia adelante demasiado.
  4. Conocimiento de la ergonomía correcta: Debemos ser conscientes de nuestra postura, la diferencia entre la buena y la mala postura y los efectos negativos de la mala postura sobre nuestra salud para que se convierta en un hábito para mantener una buena ergonomía.
  5. Ejercicios regulares: La importancia del ejercicio regular no se puede enfatizar más. Ayuda a fortalecer los músculos de la espalda y mejora la postura general.
  6. Cuidado de los pies: Mientras permanecen de pie durante largas horas, son los pies los que soportan el máximo peso. Pueden ser apoyados usando esteras de goma. El uso de tacones altos para trabajar es un no-no completo, ya que cambia el centro de gravedad del cuerpo causando un montón de daños a la espalda y la articulación del tobillo.
  7. Ergonomía durante el movimiento: Es muy importante tener cuidado con la postura mientras levanta pesas y camina junto con ellas, una postura inadecuada puede poner una gran tensión indebida en el músculo de la parte superior de la espalda, lo que resulta en su lesión.
  8. Invirtiendo en un ambiente amigable ergonómico: Pequeñas inversiones en hacer el lugar de trabajo ergonómico y amable para reducir las lesiones recurrentes. La tensión relacionada con el trabajo, la mala aptitud y la baja autoestima de los empleados dan lugar a una pérdida de días.
  9. Recuerde que el movimiento es necesario: Las diversas articulaciones de nuestro cuerpo han sido diseñadas para facilitar el movimiento. Un consejo importante para mejorar la postura es mantener estas articulaciones en condiciones de trabajo. Evitar su movimiento por temor a lesiones puede conducir a su rigidez, resultando en dolor y una mayor reducción en el movimiento.

CONSEJOS DE SALUD

El ejercicio puede alargarnos la vida, pero ¿puede ser perjudicial?

Según los estudios científicos más recientes es importante practicar 30 minutos al día de ejercicio y mejor si se hace a diario que no tan sólo 3 o 4 días.

Aunque no sea algo que nos venga de nuevo porque los profesionales de la salud siempre estamos insistiendo en la importancia de hacer ejercicio a diario, ahora queda claro que para beneficiarse de los efectos de nuestras actividades deberíamos hacer como mínimo 150 horas a la semana. Además, según un estudio realizado en los Estados Unidos, se afirma que estos 150 minutos por semana de actividad física deben ser de intensidad moderada.

Pero, ¿y si queremos hacer más ejercicio sería perjudicial para nosotros?. Esta es otra pregunta que a veces nos hacemos porque todo en exceso es malo en esta vida, incluso lo que aparentemente es sano… La buena noticia es que según otros estudios enfocados a buscar respuesta a esta pregunta, si hacemos más ejercicio que lo marcado como saludable nos ayuda a alargar la vida y mantenernos saludables. Aún así, existen límites.

El primero de los dos estudios fue publicado en Archives of Internal Medicine y lo llevaron a cabo un equipo de investigadores del Instituto Nacional del Cáncer en Bethesda, EE.UU… En los resultados vieron que las personas que practicaban alguna actividad física aunque fuera por debajo del mínimo establecido presentaban un 20% menos de riesgo de mortalidad que los que no hacían ejercicio. Y cuando hacían 150 minutos a la semana o más este porcentaje de reducción en el riesgo de mortalidad incrementaba hasta el 31%. Eso sí, según el estudio, aquellos que hacen más de 150 minutos tampoco tienen cambios tan marcados. Vieron que para reducir hasta un 39% el riesgo de mortalidad era necesario hacer de 450 a 750 minutos semanales de ejercicio. Es decir, de 3 a 5 veces el mínimo recomendado.

Lo bueno es que, aunque hacer demasiado ejercicio sea perjudicial cuando decimos “demasiado” estamos hablando de hacer 10 veces más de ejercicio que lo recomendado. Es decir, los entusiastas del fitness pueden estar seguros porque deberían pasarse el día en el gimnasio para exceder este valor de actividad. Aunque este estudio habla del riesgo de mortalidad pero no de aspectos psicológicos o actitudes adictivas…que este es otro punto a tener en cuenta. Recordad lo que os digo siempre, hay que mirar siempre todos los pros y contras de las cosas y no quedaros sólo con una información.

De todas formas, según otro estudio que es el que confirma que podemos hacer más de 10 veces de actividad de la mínima establecida, los ejercicio que se realicen de actividad física intensa deben ser apoyados por la salud clínica y bajo control. Esta investigación también fue publicada en Archives of Internal Medicine y la dirigió un grupo de investigadores australianos. De hecho, también pudieron ver que el hecho de cambiar la actividad de intensidad moderada a intensa no conllevaba cambios en el riesgo de mortalidad que fueran realmente significativos. Es decir, sugieren que mejor que hagamos alguna actividad de intensidad moderada.

CONSEJOS DE SALUD

¿Qué es la cera del oído?,y sobre todo, ¿hay que quitarla o no?

La cera de los oídos tiene propiedades antibióticas y está diseñada para protegernos de los insectos. Esto es lo que debes hacer y lo que no tendrías que hacer nunca!

El cerumen (cera del oído) es el resultado del duro trabajo que realizan dos tipos de glándulas que se encuentran en el tercio más externo del conducto auditivo: las glándulas sebáceas, que producen sebo, y las apocrinas modificadas ceruminosas, a las que se debe la “fabricación” de la sustancia básica que forma la cera “.

Las glándulas apocrinas son similares a las glándulas mamarias, por eso cuanto más se tocan más cera producen. Este es uno de los motivos por los que no hay que limpiar los oidos. De hecho, nuestras orejas ya tienen un sistema de limpieza propio que actúa de forma algo similar a una cinta transportadora, por eso la cera sale hacia el exterior. Lo que no se sabe con claridad es qué activa este mecanismo aunque se cree que actos como hablar o comer (es decir, mover la mandíbula) dan lugar a este proceso.

En primer lugar, hay que saber que el cerumen actúa como lubricante. ¿por qué digo esto? Pues porque le confiere la propiedad de  impedir la entrada de objetos extraños en su interior. Entendiéndose así que nos protege frente insectos, polvo, infecciones por hongos.

De hecho es una de las mejores barreras contra las infecciones en esta zona del cuerpo, ya sean bacterianas como fúngicas. Esto debería ser un motivo suficiente para empezar a entender que la producción de cera en el oído es indicativo de un oído sano y no de una oreja sucia… La protección ante los insectos se debe a la naturaleza pegajosa de la sustancia básica del cerumen, mientras que su acción frente a posibles infecciones se debe a la lisozima, una enzima antibacteriana.

No todos producimos la misma cantidad de cera en el oído. Ni siquiera tienen la misma composición.  Por ejemplo, la cera de los caucásicos y los africanos es diferente en la textura de la de los asiáticos, que también carece del olor característico que tiene. De hecho esta secreción también sirve para estudiar las migraciones de las poblaciones, y se usa para este fin. Se distinguen dos tipos de cerumen, uno seco propio de los asiáticos y otro húmedo y pegajoso del resto de población mundial, y esta diferencia se debe a un gen.

Si queremos hacerlo bien no debemos limpiar el oído. Sí podemos limpiar el pabellón y la zona externa pero no ir más allá. El canal auditivo ya se limpia solo y no le gustan los intrusos (hisótopo o más conocido como bastoncillo de orejas). Eso sí, a veces se produce tanto que se forman tapones que impiden oír bien e incluso pueden dar mareos y silbidos (tinnitus). En estos casos, no hay que intentar solucionarlo por nosotros mismos sino acudir al médico para que nos quite el tapón. Normalmente la cera se elimina por sí sola sacándola hacia el exterior, junto con la piel del conducto auditivo, en pequeñas escamas, sin la necesidad de ninguna intervención. Sin embargo, si se estanca y se convierte en un tapón, tiene que ser eliminado por un especialista, con medios mecánicos o de succión adecuados. Sin riesgo de que puedas perforarte el oído.

Habiendo quedado claro que mejor no limpiar los oídos y que en caso de tener un tapón acudamos a un especialista veamos las distintas formas que existen para hacer limpieza de oído y que son las que se suelen usar, aunque insisto, no deberíamos hacerlo.

1. Los bastoncillos de algodón:

La verdad es que son muy útiles para limpiar pero en el conducto auditivo son peligrosos porque la mayoría de veces lo que hacen es empujar el cerumen hacia el interior. Es uno de los métodos que hace que cada vez se produzca más cera. Recordad que contra más se toca más cera de genera porque se incrementa la actividad de las glándulas apocrinas.

2. Lavado auricular:

El lavado auricular se practica con una jeringa o pera, y aunque se trate de una forma tradicional de limpieza auditiva puede dar lugar a complicaciones tales como tinnitus, ruptura del tímpano y laceración del conducto. Según un estudio escocés reciente, se dan alguno de estos problemas en un caso entre mil (que es mucho).

3. Velas en el oído:

Esta es una práctica de la medicina alternativa que utiliza una vela hecha como un tubo hueco de cera de abeja o parafina que se inserta en el oído y se quema el extremo externo de la cera. La idea es que el calor de dentro de la vela saque el cerumen del canal auditivo hacia fuera. Una teoría que no ha sido demostrada en absoluto, y eso que a mi me  gustan las alternativas naturales pero en este caso no hay ninguna base científica que lo apoye.

4. Micro-aspiración:

Este es el método más utilizado (y con éxito) por los especialistas. La micro-aspiración se realiza en el interior del conducto auditivo mientras se observa con un utoscopio o un microscopio.

5. Irrigación

Siempre hecha por un especialista para no dañar el oído. Se necesita agua a la que se le podría añadir un antiséptico para evitar infecciones. Debe estar a 37 grados y es necesario emplear una jeringa especial que tiene la parte del final acabada en forma redondeada. Es importante que lo haga un especialista porque de lo contrario puede perforarse el tímpano.

6. Otocerum

En caso de tener un tapón es preferible acudir al especialista a que nos lo quite pero si no tenemos tiempo o por cualquier circunstancia de la vida no podemos ir siempre podemos optar por un producto tipo Otocerum®. Contiene esencia de trementina, clorobutanol, benzocaína, fenol y aceite de ricino y ayuda tanto a disolver el cerumen como a que no se infecte porque es antiséptico también, bueno, y lleva anestésico que también calma el picor… Eso sí, no debe usarse en niños que tengan menos de 2 años!.

Para aplicar las gotas pon la cabeza de lado inclinándola de forma que el oído afectado quede en dirección al techo y el otro oído hacia el suelo. Se deben aplicar 3 gotas en el oído que esté taponado dos veces al día, es decir, por la mañana cuando te levantes y por la noche antes de ir a dormir. Deja que actúe durante 30 segundos con la cabeza inclinada. Luego tapa la zona con un poco de algodón. Tienes que repetirlo 4 días.

 

 

CONSEJOS DE SALUD

Cigarrillos de mentol: ¿son mejores que los regulares?

Las compañías de tabaco empezaron a añadir mentol a los cigarrillos en los años veinte. En 1924 la Axton-Fisher Tobacco Company salió con Spud Menthol Cooled Cigarettes, o “Spuds”, y tres años más tarde Brown & Williamson salió con la marca mucho más popular, Kool.

A lo largo de los años aparecieron otras marcas de cigarrillos de mentol, como Spirits Mentolado, Camel Mentolado, Marlboro Mentolado, Fortuna Mentolado, Chester Mentolado, L&M mentolado, Misty, JPS, Lambert & Butler, Richmond, Sterling… y un sin fin de marcas que en la actualidad tienen sus cigarrillos mentolados.

Aproximadamente 1 en 3 cigarrillos fumados tiene un condimentado con mentol. Más del 80 por ciento de los fumadores afroamericanos fuman exclusivamente cigarrillos con sabor a mentol. Los cigarrillos con sabor a mentol están específicamente exentos de las regulaciones gubernamentales aplicadas a otros aditivos del tabaco que se convirtieron en ley en 2009 cuando el Presidente Obama, fumador, firmó la Ley de Control del Tabaco y Prevención del Tabaco Familiar.

¿Los cigarrillos de mentol son más seguros que los cigarrillos regulares?

Decenas de millones de fumadores de todo el mundo le dirán que prefieren el sabor y la sensación de los cigarrillos mentolados. Pero, ¿son mejores o peores para la salud del fumador? Como suele ocurrir en la investigación médica, hay buenas y malas noticias.

Los investigadores por mucho tiempo estuvieron preocupados de que el mentol en los cigarrillos de mentol aumentaría la velocidad a la que los productos químicos añadidos al tabaco pasan a través del revestimiento de la boca y la garganta y en el torrente sanguíneo. El mentol hace que estas membranas sean mucho más permeables a todo tipo de productos químicos solubles en agua.

Cigarrillos de mentol especialmente adictivos

La peor noticia es que mientras que el 46 por ciento de los fumadores de cigarrillos regulares fueron capaces de dejar de fumar durante los 15 años del estudio, sólo el 31 por ciento de los fumadores de mentol fueron capaces de dejar de fumar. Esto no se debía a que el mentol de alguna manera hiciera que dejar de fumar fuera más difícil. En cambio, el estudio encontró que los fumadores de cigarrillos de mentol simplemente no intentaron dejar de fumar, especialmente si eran afroamericanos.

La razón de la mayoría de los fumadores de mentol para no tratar de dejar de fumar puede tener que ver con el hecho de que los cigarrillos mentolados son altamente adictivos. El mentol en el cigarrillo mantiene el cuerpo de activar la nicotina. Los fumadores de mentol tienen que fumar más cigarrillos, y mantener el humo en los pulmones más tiempo, para obtener la misma cantidad de nicotina activa en su torrente sanguíneo.

Los fumadores de mentol tienden a tener su primer cigarrillo del día antes de la mañana. Es simplemente difícil dejar de fumar si usted fuma mentolados.

¿Los cigarrillos de mentol son “limpiadores”?

Algunas marcas de cigarrillos mentolados como el Salem Pianissimo se comercializan en personas que tienden a pensar en fumar como un “hábito sucio”. El Salem Pianissimo, el “cigarrillo más suave”, ha sido especialmente popular en Japón. El fabricante de Salem Pianissimo, RJ Reynolds, también comercializa cigarrillos “limpios” en Estados Unidos y Europa bajo nombres de marca como Eclipse, Salem Preferred y Vantage. Diseñado para las mujeres fumadoras, estas marcas pretenden encubrir los olores y tener sólo 1 mg de alquitrán en cada cigarrillo, debido a su formulación “limpia”.

La afirmación de que estos cigarrillos son excepcionalmente bajos en alquitrán, sin embargo, es simplemente falsa. Cuando RJ Reynolds comenzó a capturar una gran parte del mercado japonés de cigarrillos anunciando sus cigarrillos de mentol con sólo 1 mg de alquitrán, el competidor Phillips-Morris hizo probar los cigarrillos. Los cigarrillos de bajo contenido de alquitrán en realidad tenían la misma cantidad de alquitrán que otras marcas, alrededor de 2 mg de alquitrán en cada uno.

CONSEJOS DE SALUD

Edulcorantes artificiales. ¿Son realmente cancerígenos?

Los edulcorantes artificiales son sustancias que se utilizan para endulzar los alimentos y las bebidas en lugar de usar sacarosa (el azúcar de mesa). Se dice sobre ellos que son potencialmente cancerígenos… ¿qué hay de cierto?

Son mucho más dulces en comparación con el azúcar normal que conocemos todos, así que para obtener el mismo dulzor que el azúcar común se puede poner menos cantidad. Esto es un dato positivo. Pero hay otros problemas con estas sustancias…o no.

Las primeras dudas empezaron a surgir cuando se relacionó la sacarina o el ciclamato con un aumento del riesgo de la aparición de tumores en la vejiga de los ratones. Sin embargo, los resultados de los estudios de carcinogenicidad posteriores que se han realizado en estos edulcorantes no han demostrado una clara conexión con la aparición de cáncer en los humanos. Del mismo modo, otras investigaciones llevada a cabo con otros edulcorantes aprobados para su comercialización tampoco han demostrado ninguna relación con la aparición de tumores en humanos.

Sacarina

En los años 70 se demostró que en en los ratones existía un vínculo entre la sacarina y el cáncer de vejiga, por lo que el Congreso dio la orden de llevar a cabo más investigaciones sobre la sacarina y exigió que todos los alimentos que contienen sacarina fueran marcados con la etiqueta “puede causar daño a la salud. Este producto contiene sacarina, causa cáncer en animales de laboratorio “.

Estudios posteriores realizados en ratones mostraron un aumento de la incidencia de tumores en la vejiga con el mayor consumo de sacarina, especialmente en ratones machos. Sin embargo, otras investigaciones han demostrado que estos resultados son válidos sólo en el caso de los ratones, no en humanos. Los estudios epidemiológicos sobre la especies humana (estudios relativos a la regularidad, a las causas y la prevención de la enfermedad en ciertos grupos de personas) indican que no hay suficiente evidencia para apoyar la opinión de que el uso de la sacarina esté vinculada a una mayor incidencia de cáncer vejiga.

Los cánceres de vejiga resaltados en ratones se deben a un mecanismo no observable en los seres humanos y no hay pruebas irrefutables de que exista esta relación causal entre la sacarina y el cáncer en los seres humanos. Así que en el año 2000 la sacarina fue retirada del Report on Carcinogens, U.S. National Toxicology Program, donde había sido incluida desde 1981 como una sustancia carcinógena para el hombre (sustancia que causa cáncer). El 21 de diciembre del 2000 se aprobó la ley que se derogó la etiqueta de advertencia en los productos que contienen sacarina.

Aspartamo

El aspartamo, comercializado bajo diversos nombres, fue aprobado por la FDA de los EE.UU. en 1981, después de varios análisis que muestran que no causa tumores u otros efectos adversos en animales de laboratorio. Las dudas relacionadas con su seguridad volvieron en 1996 tras una investigación que sugería que el aumento de personas con tumores cerebrales que se produjo entre 1975 y 1992 podría estar relacionado con la introducción y el uso de este edulcorante.

Un análisis de las estadísticas del NCI (National Cancer Institute) reveló que la incidencia global de los tumores del cerebro y el sistema nervioso central había comenzado a aumentar en 1973, ocho años antes de la aprobación del aspartamo, y había seguido aumentando hasta 1985.

Por otra parte, el aumento general de la incidencia de tumores cerebrales se produjo principalmente entre las personas mayores de 70 años, es decir, en un grupo que no fue expuesto a altas dosis de aspartamo desde su introducción.

Estos datos, por lo tanto establecen que no hay una clara relación entre el consumo de aspartamo y los casos de tumores cerebrales en personas.

En 2005, un estudio de laboratorio evidenció un aumento de la incidencia de linfomas y leucemia en ratas alimentadas con grandes dosis de aspartamo (equivalente al contenido de un número variable de entre 8 y 2.083 latas de refresco al día), aunque los datos recogidos mostraban algunas anomalías. Por ejemplo, el número de tumores no aumentó en proporción directa a la cantidad de aspartamo, como era de esperar.

En 2007 un estudio publicado en Environ Health Perspect relacionó el consumo de aspartamo en ratas durante el periodo prenatal y el aumento del riesgo de cáncer. Pero no se ha visto que ocurra lo mismo en humanos.

Más tarde, el NCI examinó los datos relacionados con el ser humano recogidos en el estudio publicado en Cancer Epidemiol Biomarkers Prev, llevado a cabo en más de medio millón de pensionistas, en el que se quería ver la relación entre el consumo de bebidas que contienen aspartamo y la incidencia de neoplasias hematopoyéticas y cerebrales. De los resultados se puede ver que el aumento en el consumo de bebidas que contienen aspartamo no está vinculado con el desarrollo de tumores linfomas, leucemia o el cerebro.

Ciclamato

Los resultados que se obtuvieron en investigaciones realizadas en ratones sugerían que el ciclamato puede aumentar el riesgo de cáncer de vejiga en los seres humanos. Esta fue precisamente la razón por la que la FDA prohibió su uso en el año 1969. Podéis ver el artículo publicado en Science de 1970.

Después de la revisión de la carcinogenicidad y la evaluación de nuevos datos llevada a cabo por el comité Cancer Assessment Committee of the Center for Food Safety and Applied Nutrition de la FDA, los investigadores llegaron a la conclusión de que el ciclamato no es cancerígeno, y aún menos co-carcinógena (es decir, una sustancia que potencia el efecto de otro agente carcinógeno).

Aún así, se presentó una nueva aprobación del uso de ciclamato a la FDA pero en este momento está suspendida. Las preocupaciones de la FDA sobre esta sustancia no se centran sólo en su poder carcinógeno sino en otros peligros potenciales como que el ciclamato se convierte en un metabolito, la ciclohexilamina, que se ha comprobado que es bastante tóxica.

Acesulfamo y otros edulcorantes

Actualmente, a parte de la sacarina y el aspartamo, se permiten tres edulcorantes más en los productos alimenticios:

  • El acesulfamo K (potasio) que fue aprobado por la FDA en 1988 para su uso en ciertos tipos de alimentos y bebidas, y luego en 2002 fue aprobado como edulcorante de uso general (a excepción de la carne y aves de corral).
  • La sucralosa que fue aprobada por la FDA como un edulcorante de mesa en 1998, y luego como un edulcorante en general en 1999.
  • El neotame, un edulcorante similar al aspartamo, que fue aprobado por la FDA en 2002 como edulcorante de uso general (a excepción de la carne y aves de corral).

Antes de la aprobación de estos edulcorantes la FDA examinó más de

100 investigaciones relacionadas con la seguridad de cada uno de ellos, incluyendo la investigación para determinar el riesgo de cáncer. Los resultados no han establecido ninguna conexión entre el uso de estos edulcorantes y el cáncer o cualquier otro tipo de amenaza para la salud humana.

CONSEJOS DE SALUD

¿Tienes mal aliento (halitosis)?

Se estima que el 25% de la población sufre de halitosis y el 6% presenta mal aliento de forma permanente.

El término halitosis hace referencia al mal aliento. Es decir, el olor desagradable que se emite durante la respiración. Es un trastorno que puede afectar a personas de cualquier edad y sexo.

Desde un punto de vista social es un problema que suele avergonzar a quienes lo padecen y a veces incluso pone en riesgo las relaciones por miedo a que la pareja se sienta incómoda con el olor. También existe lo que se conoce como halitofobia en el que las personas tienen sensación de tener mal olor de boca pero en realidad no hay ese problema. Las consecuencias son iguales que cuando sí hay halitosis porque la persona se esconde e intenta evitar el acercamiento con otras personas por miedo a que sientan ese olor.

Las causas del mal aliento son muchas y muy variadas; aunque en la mayoría de los casos (hablamos de hasta el 90%) el mal olor se origina directamente en la boca. Y a menudo a causa de la acumulación de residuos de alimentos que se transforman por las bacterias responsables de la aparición de placa, debido a una mala higiene bucal de los dientes y la lengua. Otra de las causas más comunes es la baja hidratación de la mucosa oral.

Cuando la causa no está en la boca puede deberse a varias enfermedades como:

  • Enfermedades respiratorias (amigdalitis, bronquitis y sinusitis),
  • Enfermedades digestivas (reflujo gastroesofágico, …)
  • Enfermedades sistémicas (diabetes, disfunción renal o hepática).

Aunque sea algo más raro también puede ser que la causa de la enfermedad se encuentre en algunas sustancias específicas:

  • Alimentos (ajo, cebolla, alimentos picantes, …),
  • Otras sustancias (tabaco, alcohol, drogas, …)

La mayoría de veces se da por algún problema en la boca, en estos casos el problema está relacionado con la putrefacción de la comida que se queda en la boca, las células muertas que se quedan en la cavidad bucal y los componentes microscópicos de la sangre. El olor desagradable aparece como resultado de una compleja serie de reacciones químicas con las bacterias de la boca, en particular en la parte posterior de la lengua.

En cuanto a los alimentos hay que decir que algunos de ellos pueden empeorar el mal aliento. Por ejemplo:

  • Productos lácteos (leche, quesos, yogur, helados, …),
  • Cebollas y ajo
  • Alcohol (por la deshidratación de la boca),
  • Azúcar (actúa como un estímulo para el crecimiento de bacterias)
  • Café (debido al pH ácido),.

También hay un número de factores que contribuyen a agravar el problema:

  • Salivación pobre
  • Mala higiene oral
  • Caries que no haya sido tratada
  • Restos de comida
  • Infecciones locales (por ejemplo, aftas)
  • Inhalación a través de la boca (es decir respirar sin la ayuda de la nariz)
  • Estrés
  • Humo
  • Alcohol

Para poder diagnosticar este trastorno normalmente se hace mediante la evaluación de la respiración. El profesional sanitario hará tres mediciones del aire procedente de la nariz a distinta distancia para determinar la gravedad del problema. También pueden usar un halitómetro que no es más que un aparato específico para medir la halitosis.

Incluso hay veces en los que se usa el método de cromatografía de gases para detectar las sustancias presentes.

Para tratar de solucionar o evitar el problema es imprescindible mantener una buena higiene bucal, incluso usar productos específicos para halitosis en caso de que ya haya aparecido. Y cuando digo a higiene bucal no me refiero sólo a cepillar los dientes sino también la lengua, que muchas veces la dejamos de banda y es muy importante su limpieza para la salud bucal.

También es recomendable el uso de hilo dental o cepillos interdentales para eliminar correctamente los restos de comida que quedan entre los dientes.

Los enjuagues bucales y dentífricos formulados para combatir el mal aliento normalmente contienen ingredientes activos antimicrobianos como:

  • Flúor,
  • zinc,
  • éteres aromáticos,
  • aceites esenciales.