Alimentación y Salud

Tres productos naturales para tener una piel más hermosa

Con el ritmo acelerado de la vida y todas las ocupaciones que tenemos durante el día, a veces fijarnos en nuestra piel y su cuidado es un punto complicado por cumplir.

Pero, afortunadamente existen algunos alimentos que incorporados a una dieta balanceada, nos ayudarán a mantener la piel hermosa y sana debido a sus propiedades.

Aquí te presentamos a tres de esos alimentos que debes comenzar a consumir con tu dieta para lograr una piel hermosa.

***

Guaraná

Esta semilla se caracteriza por tener altos niveles de cafeína, teniendo entre sus propiedades su capacidad desinflamatoria y efecto vigorizante.

Romero

Cuenta con altos niveles de ácido cafeico y ácido rosmarínico, incrementando la circulación sanguínea, reduciendo la ansiedad e incrementando el gasto calórico al exigir mayor porcentaje de ácidos grasos para que sean oxidados.

Toronja

La toronja es conocida por sus propiedades antioxidantes, por lo que es comúnmente utilizada en la industria cosmética y farmacéutica como ingrediente antienvejecimiento.

Investigaciones y Descubrimientos

Cómo distinguir entre un lunar y tumor en la piel

El melanoma es uno de los muchos tipo de tumores que provocan cáncer en la piel, pero es el más mortal de todos debido a que 80 por ciento de los pacientes que lo padecen no logran sobrevivir.

“Se le denomina así al daño que sufren las células que nos dan el pigmento en la piel. Estas células reciben el nombre de melanocito y cuando se daña, puede generar un tumor maligno, mejor conocido como melanoma”, explicó el doctor Miguel Ángel Avitia, médico oncólogo del Instituto Nacional de Cancerología consultado por el portal El Botiquín.

Para poder identificar a tiempo estos melanomas, ya que si se detecta a tiempo con una cirugía puede ser más que suficiente para detener su avance, existe un método ABCDE y consiste en una revisión que realiza el médico ante un lunar donde se verifica:

A: Asimetría. Es decir las lesiones benignas deben ser simétricas, los melanomas suelen ser asimétricos.

B: Bordes. Deben ser nítidos, claros y que se pueda determinar muy bien dónde empieza y dónde termina, en un melanoma los bordes son poco claros.

C: Color. En un lunar normal el tono debe ser homogéneo, por lo que se recomienda asistir al doctor si una mancha es más clara en unos lados que otros.

D: Diámetro. Si la mancha tiene un diámetro mayor de seis milímetros se considera peligrosa. Este tamaño es similar al de una goma de lápiz.

E: Evolución de la lesión. Debes tener cuidado si al inicio era una lesión pequeña que fue creciendo con el tiempo y que ahora genera comezón e inclusive causa sangrado.

Por otra parte, en México el melanoma acral lentiginoso es el más común al presentarse en 50 por ciento de los casos y que suele aparecer en extremidades superiores, en la planta del pie, en las palmas de las manos y debajo de las uñas.

Respecto a medidas de protección contra estos melanomas, se recomienda evitar las horas de mayor radiación solar y utilizar bloqueador solar de manera rutinaria.

Alimentación y Salud

Porque la grasa se acumula en el vientre

Una investigación realizada por científicos del King’s College London, del Reino Unido, buscó explicar el papel que juega el intestino en el procesamiento y distribución de grasas para el desarrollo de tratamientos personalizados para la obesidad y otras enfermedades.

El estudio publicado en Nature Genetics, analizó la metaboloma fecal, la comunidad de sustancias químicas producidas por los microbios intestinales en las heces, en 500 pares de gemelos para construir una imagen de cómo el intestino controla estos procesos y distribuye la grasa.

En el análisis se descubrió biomarcadores para la acumulación de grasa interna alrededor de la cintura, recordando que la grasa visceral está fuertemente asociada con el desarrollo de afecciones como diabetes, enfermedad cardiaca y obesidad.

Por ello, al entender cómo los químicos microbianos conducen al desarrollo de grasa alrededor de la cintura, los científicos esperan avanzar en la comprensión de mecanismos que impulsan el desarrollo de la obesidad.

Dentro de los resultados, se encontró que menos de una quinta parte de los procesos intestinales podría atribuirse a factores hereditarios, pero que el 67.7 por ciento de la actividad intestinal estaba influenciada por factores ambientales como la dieta de una persona. Esto significa que se pueden hacer cambios importantes en la forma en que el intestino de un individuo procesa y distribuye la grasa alterando su dieta.

“Este estudio realmente ha acelerado nuestra comprensión de la interacción entre lo que comemos, la forma en que se procesa en el intestino y el desarrollo de grasa en el cuerpo. Al analizar el metaboloma fecal, hemos podido obtener una instantánea de la salud del cuerpo y de los complejos procesos que tienen lugar en el intestino”, explicó Cristina Menni, investigadora principal del King’s College London.

Los científicos construyeron una primera base de datos integral de los microbios que están asociados con los metabolitos químicos en el intestino, lo cual puede ayudar a entender cómo las bacterias en el intestino afectan la salud humana.

“Este nuevo conocimiento significa que podemos alterar el entorno intestinal y enfrentarnos al desafío de la obesidad desde un nuevo ángulo que está relacionando con factores modificables como la dieta y los microbios en el intestino… Los microbios intestinales se pueden modificar con probióticos, con medicamentos o con dietas altas en fibra”, concluyó el primer autor del estudio Jonas Zierer.

Investigaciones y Descubrimientos

Qué tan cierto es que tomar bebidas calientes ayuda a refrescarnos en época de calor

En época de calor, cuando más alta es la temperatura, es algo todavía común que en casas en México se realicen comidas igual de calientes para enfrentar la temperatura.

Nada como un caldo hirviendo para comer cuando afuera estas a más de 30 grados de temperatura ¿no?. Este mito de consumir cosas calientes para refrescarse y adecuarse a la temperatura a tratado de ser explicado, por lo que veamos que dice la ciencia al respecto.

Douglas Casa, profesor en el laboratorio de rendimiento humano de la Universidad de Connecticut y experto en termoregulación, explicó que esta idea de que las bebidas calientes ayuda a refrescarnos es totalmente falsa.

“Es un cuento completamente incorrecto. Tomar bebidas calientes eleva la temperatura corporal. Tomar bebidas frías ayuda a reducir la temperatura. Esto último es de especial ayuda en verano, sobre todo cuando hemos estado haciendo ejercicio”, indicó el profesor Costa.

Por su parte, de Smithsonian indica que beber algo caliente puede enfriar el organismo, solo si está lo bastante caliente como para hacernos sudar. El problema de esta premisa es que deben existir ciertas condiciones para cumplirse como que el ambiente no sea muy húmedo o la ropa que usamos permita una evaporación rápida del sudor.

El línea con este último estudio, muchas premisas apuntan a que es necesario sudar mucho para lograr enfriar el cuerpo ante el intenso calor, así como beber cosas a temperaturas muy altas para obtener resultados por transpiración, aunque no hay datos claros sobre ello.

Así que ante la duda, mejor consume algo que te refresque, trata de que no sea extremadamente frío o podrías enfermarte o causarte dolores por los cambios drásticos de temperatura, y sí en tu casa ya hicieron caldo, puedes hacer la prueba por tu mismo y ver si después de comerlo logras refrescarte.

Investigaciones y Descubrimientos

Cuál es la cantidad de agua que debes consumir de acuerdo con tu peso

La hidratación es un punto fundamental para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, recordando que estamos constituidos entre 60 y 70 por ciento por agua.

En época de calor la hidratación renueva su importancia, ya que con esto evitaremos los llamados golpes de calor o alguna complicación por las altas temperaturas.

Pero, una gran duda común es cuanta cantidad de agua debemos consumir. Muchos apuntan a los dos litros, la medida regular, pero es posible que esta cantidad varíe de acuerdo con el sexo y peso de la persona.

De acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las mujeres deben de beber dos litros de agua, mientras que los hombres deben consumir 2.5 litros. Como media general, el organismo explica que es recomendable consumir ocho vasos de agua de 250 mililitros al día.

La distribución de dos litros para mujeres y medio litro más para hombres, se encuentra avalada por la European Food Safety Authority, quienes aumentan que estas cantidades no deben necesariamente de agua, ya que pueden complementarse con otros líquidos o inclusive con alimentos.

Por ende, la cantidad de agua que debe consumir cada persona también tendría relación con los alimentos y dieta que sigue una persona.

Es decir, si una persona consume frutas y verduras regularmente, su consumo de agua simple podría ser menor al venir 20 a 30 por ciento de este líquido de los alimentos. Como recomendación, señalan que se deben evitar el exceso en el consumo de bebidas con azucares.