Investigaciones y Descubrimientos

¿Las aspirinas pueden ser consumidas por niños?

La aspirina es una de las medicinas más conocidas y utilizadas para remediar el dolor en la sociedad, su uso comercial se ha mantenido latente por generaciones, pero en niños, es recomendable su uso.

Este medicamento cuyo principal activo es el ácido cetil salicilico (AAS), está autorizado para su uso en mayores de 16 años como analgésico, antitérmico y antiagregamte plaquetario.

“Por debajo de dicha edad está contraindicado, debido a la posibilidad de presentar una serie de efectos secundarios que no son tolerables en población infantil, y porque existen otros medicamentos para tratar dolencias similares y mucho más seguros en la edad pediátrica”, explicó el doctor Roi Piñeiro, parte del Comité de Medicamentos de la Asociación Española de Pediatria (AEP) consultado por Europapress.

A pesar de esto, no significa que los niños no puedan consumirla, debido a que existen algunas enfermedades en la que su uso es más conocido y permitido.

“Existen algunas enfermedades como la artritis idiopática juvenil o la enfermedad de Kawasaki, en las que sí puede estar indicado este medicamento. Se trata de un uso conocido como ‘off-label’, pero permitido, dado que existe suficiente evidencia científica para utilizarlo en determinadas situaciones, balanceando siempre los posibles efectos secundarios”, explicó el doctor.

El doctor indicó que al igual que la aspirina, más de la mitad de los medicamentos disponibles en la actualidad no han sido ensayados en niños, por lo que están contraindicados por falta de estudios suficientes.

“Realizar ensayos clínicos en niños es muy complejo. Sin embargo, los pediatras sí utilizamos estos medicamentos no indicados en numerosas situaciones pues, de otra forma, no tendríamos fármacos para tratar las enfermedades de los niños. Nuevamente, estamos en una situación ‘off-label’. Es legal y necesario el uso ‘off-label’ de medicamentos en niños, pero la familia debe estar informada de este uso, y es recomendable dejarlo anotado en la historia clínica”, comentó el experto.

En el caso de otros medicamentos como los antitusivos y los mucolíticos, están contraindicados en menores de dos años de vida.

“Por otro lado, no deberían utilizarse en pediatría, pues son poco efectivos e incluso pueden hacer que los cuadros respiratorios empeoren”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s