Investigaciones y Descubrimientos

Mexicanos, los más expuestos a enfermedades laborales

Rodolfo Nava Hernández, académico de la Facultad de Medicina, explicó que si una persona labora 11 horas al día, es dos veces más propensa a sufrir depresión y si su tiempo de trabajo se extiende a 55 horas a la semana, el riesgo de sufrir un infarto aumenta hasta 33 por ciento, esto en una entrevista para el diario El Universal.

Los datos dejan en una mala posición a los trabajadores mexicanos, tomando en cuenta que de acuerdo con datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México es el país miembro donde más se trabaja al año con un promedio de 2,246 horas por año, además de ser la nación donde se retiran a la edad más avanzada: 73 años.

La mayor parte de las legislaciones en el mundo estipulan que una persona tiene que laborar 40 horas a la semana, pero la mexicana contempla 48, sin contar horas extras. Provocando en los trabajadores afectaciones orgánicas, psicológicas e incluso sociales, ya que el esfuerzo excesivo deteriora las relaciones familiares y personales.

El estrés es el problema más común por la sobrecarga de trabajo, ya que aumenta el cortisol, hormona que incrementa los niveles de azúcar, debilita el sistema inmunológico, causa problemas digestivos, estimula la secreción de ácido gástrico, eleva la presión arterial y ocasional irritabilidad, infertilidad, cansancio y dolores de cabeza permanentes.

Las legislaciones mexicanas no han hecho algo para combatir el problema, ya que no se reconoce como enfermedades laborales aquellas derivadas del estrés, pese a los notorios impactos en el bienestar de los individuos.

“De hecho, los japoneses tienen una palabra, karoshi, que significa muerte por exceso de trabajo. Se calcula que dos mil 300 nipones fallecieron en 2015 por esta causa. Las leyes de ese país consideran que, si alguien perece en dichas circunstancias, el gobierno aportara a su familia 20 mil dólares, mientras que la empresa contratante desembolsaría hasta un millón y medio de dólares de demostrarse que el deceso se debió a una desmesura ejercida contra su empleado”, indicó Nava Hernández.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s