Alimentación y Salud

Niños pueden desarrollar gusto por ciertos alimentos desde el embarazo

Stephanie Anzman-Frasca, profesora e investigadora de la Universidad de Búfalo, Estados Unidos, realizó una investigación sobre cómo los niños desarrollan el gusto por alimentos como frutas y verduras.

La autora principal del estudio analizó 40 investigaciones publicada en la última década, en donde sugiere que existe suficiente evidencia para decir que los niños puedan aprender a preferir los alimentos durante la gestación y que, después del nacimiento, si la madre amamanta, el bebé también se beneficia de la exposición a ciertos sabores.

“Los sabores de lo que come la mamá alcanzan al niño en el útero. Por lo tanto, si está siguiendo una dieta saludable, el feto se expone a esos sabores, haciendo que el niño se acostumbre a ellos”, señaló la doctora.

Por ello, estas exposiciones tempranas familiarizan al niño con sabores específicos, preparando el escenario para la posterior aceptación de sabores saludables en alimentos sólidos.

“Se ha visto que los estímulos durante esos períodos efectivamente pasan al feto y al recién nacido, en muchos hábitos no sólo como la comida, sino también el sueño o las alergias… Es importante que las mamás coman de todo, de manera saludable, como una forma de estimular al feto y al niño”, explicó Pablo Brockmann, pediatra de la Red de Salud UC Christus.

Comentó que a medida que va creciendo el niño, el ejemplo paterno toma un rol crucial, al ser el estímulo externo determinante. Al respecto, explicaron que se deben de aprovechar los primeros mil días de vida del niño, donde se forjan las conductas futuras y en el caso de la alimentación saludable, cambiar el contexto que juega en contra de estos alimentos.

“El problema es la cultura: nadie premia a un niño con una zanahoria. Lo que vemos es que, por un tema de tiempo o comodidad, el niño comienza a comer más alimentos chatarra”, dijo Jaime Tapia, pediatra y cardiólogo infantil de la Sociedad Chilena de Pediatría.

Hacer de la experiencia de comer algo agradable, además de la exposición repetida a los alimentos saludables, son otros dos factores que pueden ayudar a que desarrollen gustos por ese tipo de comidas.

“Algo que se asocia a una buena nutrición es sentarse con los niños a comer juntos y darles opciones de alimentos saludables, y no cambiarlos por cosas que sí les gustan, pero que no son nutritivas”, indicó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s