Investigaciones y Descubrimientos

La frecuencia cardiaca y lo que dice sobre tu salud

El corazón es el motor del cuerpo, el cual mueve la sangre para llevar los nutrientes y el oxígeno, formado principalmente de músuclo le permite trabajar sin ningún tipo de estímulo externo y forma junto a los vasos sanguíneos el sistema cardiovascular.

Sus enfermedades pueden darse debido a trastornos que afectan su funcionamiento, los cuales pueden surgir como consecuencua de defectos congénitos, infecciones, estrechamiento de las arterias coronarias, tensión arterial alta o cambios del ritmo cardiaco, mejor conocidas como las arritmias.

Estas últimas las explicaremos a detalle diciendo que las arritmias son un trastorno de la frecuencia cardiaca, es decir, los latidos, que no se encuentran dentro de los valores considerados como normales.

El corazón funciona por impulsos eléctricos que ordenan a ciertas regiones de este órgano que se contraigan de manera secuela para que su trabajo sea eficiente. Estos impulsos transmitidos al corazón por medio de latidos, se presentan en una frecuencia que va de 60 a 70 latidos por minuto, lo que conocemos como ritmo cardiaco.

En condiciones normales este el ritmo constante que maneja el corazón, pero cuando el cuerpo se encuentra haciendo ejercicio o en reposo, la frecuencia sube y baja, respectivamente.

Las arritmias atacan principalmente a los mayores de 50 años, aunque se puede presentar en niños si es una enfermedad congénita o por malformaciones en el corazón.

“Más que producir infartos, ciertas arritmias graves pueden causar la muerte súbita por un paro cardiaco… Quienes ya han tenido problemas del corazón como un infarto o tuvieron una cirugía de corazón, la incidencia es muy alta, de hasta un 70 por ciento”, explicó el especialista Carlos Sierra, cardiólogo y electrofisiólogo cardiólogo del Centro Médico ABC.

Para saber si se sufre de una arritmia, cuando se práctica una actividad física intensa por cuatro o más horas a la semana, se debe identifcar si el ritmo cardiaco es acorde a la actividad que se realiza, cuando existen variaciones constantes en el ritmo, se habla de una posible arritmia.

“Es necesario que cuando iniciemos la práctica de algún deporte o actividad física acudamos al médico para que evalúe nuestras condiciones y descarte de manera temprana la presencia de arritmias y otras irregularidades en el sistema eléctrico del corazón”, dijo.

En cuanto a que actividades físicas pueden ayudar a tu corazón, se encuentran los de tipo aeróbico como nadar, correr y andar en bicicleta, las cuales deben realizarse suavemente e ir aumentando en medida que el corazón se vuelve más fuerte.

Si eres una persona que padece de algún problema cardíaco, puedes realizar ejercicio moderado de forma regular, siempre y cuando el médico lo recomiende.

De igual forma, si quieres conocer con exactitud la salud de tu corazón y de tus latidos, puedes practicarte un electrocardiograma, un estudio electrofisiológico invasivo o un holter, una prueba de 24 horas donde al paciente se colocan electrodos en el tórax que procesa el ritmo cardiaco en un pequeño monitor donde se conecta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s