Investigaciones y Descubrimientos

Contaminación sonora y sus repercusiones en la salud

La contaminación que provoca el ruido es una a la que más expuesta está la gente de las grandes ciudades, un problema que puede derivar en mayores complicaciones que solo la perdida auditiva.

Uno de los grande contaminantes del ruido son las construcciones y el sector de la industria en general, las cuales se vuelven un gran problema ya que, en el caso de las obras, pueden durar varios años sin tomar medidas mínimas para que los lugareños no resulten afectados.

En el caso del sector industrial, los empleados también reciben gran impacto, quienes al trabajar junto a las grandes máquinas, terminan por registrar sordera entre otros daños fisiológicos como en el aparato circulatorio, digestivo y a nivel psicológico con la aparición de problemas como estrés o insomnio.

“El daño que causa no es visible en el medio ambiente al cesar la fuente que lo origina, pero sí afecta a la audición, cuando son niveles muy elevados durante periodos constantes. Ahora, si esta contaminación es generada por los vecinos o negocio cercano, entonces surge el estrés y algunos problemas psicológicos”, explicó Daniel Salomón, director ejecutivo de Comaudi Industrial.

Respecto a que se hace para combatir este tipo de contaminación, el experto indicó que en México existen menos avances para lograrlo, aunque de acuerdo con una norma de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, no se puede exponer a los empleados a más de 85 decibeles.

“En todo el mundo hay siete tipo de industrias de la transformación que son ruidosas por el sistema productivo en sí. En el caso de México, hay menos avances en cuanto a reducir o controlar la contaminación sonora que generan las fuentes, en comparación a países como Suiza o Dinamarca, donde existe la consigna para evitar que las máquinas ruidosas afecten la salud de sus trabajadores”, indicó.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), registró durante 2015, 1,790 casos de hipoacusia o pérdida gradual de la capacidad auditiva, lo que representó 14.9 por ciento del total de las patologías contabilizadas en dicho año.

“Realmente la solución a la contaminación sonora, como también se le conoce, es atacar el ruido desde su fuente, es decir, buscar que las máquinas tengan el mantenimiento preventivo y correctivo para que no haga ruido excesivo o bien, protegerlas con cabinas o casetas acústicas

“Existen medidas administrativas, que evitan que una persona esté las ocho horas de una jornada, dentro de la zona ruidosa, se puede rotar a la gente, cambiarlas de área de trabajo para que no estén en un mismo punto del día”, dijo el experto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s