Sin categoría

Vitamina D: propiedades, contraindicaciones y alimentos que la contienen

Vitamina D calciferol pertenece al grupo de las vitaminas liposolubles.
Está ampliamente demostrado que una buena parte de la población tiene los niveles de vitamina D en sangre por debajo de lo que se considera necesario; y así, el riesgo de pérdida de masa ósea y de fractura ante un mínimo traumatismo es muy elevado. Sin embargo, ésta es una vitamina muy especial ya que la produce nuestro organismo, concretamente en la piel, gracias a la acción de los rayos ultravioletas. También podemos obtenerla a través de los alimentos en forma de ‘precursores’.
Los precursores son sustancias que al ser metabolizadas o procesadas por el organismo se convertirán en vitaminas. Los alimentos tienen distintos precursores como el 7-dihidrocolesterol de origen animal y el ergosterol de origen vegetal. Ambos necesitan de la radiación solar para convertirse en provitaminas. La luz solar es una fuente importante de vitamina D dado que los rayos UV dan inicio a las síntesis de vitamina D en la piel.
La piel oscura (con mayor pigmentación) restringe el paso de los rayos ultravioletas y así sintetiza menos vitamina D, entonces la síntesis será menor ante una pigmentación mayor.
Esta vitamina es absorbida junto a las grasas con la ayuda del buen funcionamiento del páncreas y de las vías biliares.
Su descubrimiento esta íntimamente ligado a la historia del raquitismo, habiéndose utilizado también de modo empírico el aceite de hígado de bacalao en su tratamiento. En 1935 se aisló la vitamina D pura, el calciferol del que actualmente existen unos 10 compuestos, siendo los mas importantes el ergocalciferol (D2) y el calciferol (D3).  Una fuente muy importante es la producida por los rayos solares (ultravioleta de onda larga), que, actuando sobre una forma del colesterol, lo activa y transforma en vitamina D3.
A nivel metabólico actúa sobre el calciofósforo y también sobre el ácido adenosin trifosforico (atp), molécula muy importante en la contracción muscular. Su presencia es indispensable para que el calcio sanguíneo se deposite en los huesos y realice sus otras funciones. Ultimas investigaciones demuestran la eficacia del uso de vitamina D3 en tratamientos de artritis y en los procesos de descalcificacion que aparecen en algunos atletas como consecuencia del uso prolongado de esteroides anabolicos.
En el organismo se almacena principalmente en el hígado, aunque también podemos encontrarla en cantidades más pequeñas en la piel, el bazo, el cerebro y los huesos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s