Alimentación y Salud

La Obesidad: tu peor enemiga

La obesidad es una enfermedad crónica, un problema grave en el que se entremezclan factores genéticos, ambientales y de estilos de vida que conducen a un trastorno metabólico.  Se caracteriza por un balance positivo de energía, que ocurre cuando la ingestión de calorías excede al gasto energético, lo que ocasiona un aumento de los depósitos de grasa corporal y, como consecuencia, una ganancia de peso.

De acuerdo a un artículo publicado por la Universidad Veracruzana, se menciona que con frecuencia la obesidad coexiste con la desnutrición, en los países en desarrollo es sin embargo una condición compleja, con dimensiones sociales y psicológicas graves que afectan virtualmente a todas las edades y grupos socioeconómicos. No hace mucho tiempo, los ricos eran por lo regular obesos, los pobres delgados y la mayor preocupación era cómo alimentar a los desnutridos. Actualmente, los ricos son delgados, los pobres obesos,además de desnutridos, y la mayor preocupación es la obesidad.

En los últimos años, la obesidad se ha convertido en un problema social mundial a tal grado que miles de personas han muerto por este trastorno alimenticio. México, entre 2015 y este 2017, ha mostrado altibajos en las estadísticas, esto quiere decir que de acuerdo a sexo y zonas en las que se vive es el aumento o disminución; sin embargo el país sigue siendo foco rojo en este tipo de padecimiento.

El sobrepeso se puede definir como precursor de la obesidad, en otras palabras, una etapa antes de ser obeso. Muchas personas lo toman de la misma forma, aunque realmente es el principio del caos.

¿Pero qué es lo que genera estar obeso o con sobrepeso?

La obesidad es causada por aumentar la ingesta de alimentos de alto contenido calórico que son ricos en grasa, además de la falta de actividad física. Por las maneras de vida cada vez más sedentaria, las formas de trabajo, los nuevos modos de transporte, la falta de tiempo y la creciente urbanización. En consecuencia, se desembocan diversas enfermedades como hipertensión, problemas cardiovasculares y de circulación, diabetes, entre otros.

Esto se puede evitar aumentando el consumo de frutas y verduras, así como de legumbres, cereales integrales y frutos secos; complementándose con una actividad física periódica (60 minutos diarios para los jóvenes y 150 minutos semanales para los adultos).

La obesidad no respeta edad ni genero, y algo fundamental para evitarlo es la cultura y buen hábito de la alimentación. Así lograrás mantener una vida sana, estable y alegre.

El estar obeso genera muchos problemas sociales, psicológicos y de discriminación, en donde los escenarios perfectos son la escuela y el trabajo, siendo canales perfectos para la burla y generar apodos como: gordito, bola, pelota, bomba, etc…

Las personas que lo han sufrido se deprimen y automáticamente su autoestima se va por los suelos, se sienten excluidos de la sociedad y limitados a vivir con miedo a salir a la calle.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s