Investigaciones y Descubrimientos

¿Sabías que los gatos pueden alargarnos la vida?

Amantes gatunos, esta es la mejor noticia que la ciencia nos da de estos amados felinos. Tener un gato es bueno para la salud.

Las personas que tienen gatos en sus casas seguramente ya lo sabían pero ahora la ciencia da fe de ello. Se ha descubierto que la interacción entre animales y hombres es muy buena para la salud mental y física. Tener un gato está demostrado que reduce la ansiedad y el estrés y ayuda a encontrar el equilibrio psicológico y emocional adecuado, cuando se combina con tratamientos tradicionales normales. Por sí solos no nos sirven como antídoto antiestrés si estamos en una fase aguda pero sí que potencia los efectos de los tratamientos y evita que recaigamos con frecuencia o incluso que aparezca.

Hay personas que no acaban de ser muy amantes de los gatos por eso de que van a su bola, son animales solitarios, oportunistas; aunque por otro lado son apacibles, comunicativos y curiosos. Pero a pesar de su aparente independencia siempre está buscando a las personas para que les regalen algunas caricias y para compartir hábitos y momentos juntos.

Se han realizado numerosas investigaciones científicas sobre el comportamiento de los gatos y los efectos que su presencia provoca en los seres humanos. Y después de muchos años se ha comprobado que podemos beneficiarnos mucho de su presencia, sobretodo los más pequeños de la familia y las personas mayores. El hecho de acariciar su pelaje, sentir las vibraciones creadas por el contacto físico y los sonidos emitidos pro los felinos, o el simple acto de jugar con ellos (cosa que suelen pedir a menudo), son las pequeñas cosas que sirven para potenciar el bienestar de las personas.

La investigación publicada en la revista American Medical Association por el Colegio Médico de Georgia, se ha demostrado que aquellas personas que vivían con dos o más gatos reducían hasta la mitad el riesgo de desarrollar alergias. ¿Y qué tiene que ver una cosa con otra? Resulta que en la boca de los felinos hay la presencia de algunas sustancias que tienen un efecto protector para el ser humano frente a sustancias extrañas.

Además, otro estudio que se llevó a cabo en Kuopio, Finlandia, durante 12 meses y en el que participaron 400 niños menores de un año, se pudo ver que los niños que viven en contacto con estos animales de cuatro patas reducen la posibilidad de contraer enfermedades respiratorias como tos, sibilancias y rinitis alérgica e incluso problemas de oído.

El cuidado de un gato disminuye el nivel de estrés y tiene,a largo plazo, un efecto calmante que protege la salud del corazón. Un estudio realizado por el American Journal of Cardiology encontró que las personas que tienen gatos muestran una mayor tasa de supervivencia que las personas que no poseen, en concreto pueden vivir un año. Bueno, no es mucho más pero es un año más para aquellos que quieran vivirlo. De nuevo, este beneficio viene dado al hecho de acariciar a los gatitos y al hecho de oír su ronroneo.

De hecho, al darle caricias a los gatos se produce una acción vasodilatadora que contribuye a la relajación cardíaca. Algunos expertos incluso han afirmado que la presencia de gatos en casa reduce el riesgo de accidente cerebro-vascular.

El ronroneo es una característica única y característica de los gatos, que viene asociado con un sonido y una vibración. Cada vez que acariciamos a un gato éste ronronea, lo cual significa que se siente seguro y contento. Aunque los científicos aún no han descubierto la forma en que se producen, estudios recientes han encontrado que la frecuencia del ronroneo felino es muy similar a los Hertz que se emplean en ciertas terapias como la consolidación de los huesos después de una fractura. Según varios estudios, el sonido y la vibración producida por el ronroneo tiene diferentes efectos sobre la persona como un poder calmante y tranquilizador, pero también se ha demostrado que:

  • Hacer sonreír a personas afectadas de depresión, sobretodo en niños.
  • Estimula la sociabilidad de personas tímidas.
  • Frena impulsos violentos.
  • Relaja a las personas nerviosas.
  • Ayuda a restaurar el aspecto lúdico de la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s