CONSEJOS DE SALUD

Escoceduras e irritaciones: ¿Qué es lo que podemos hacer?

Nuestra piel hace de límite entre el cuerpo humano y el medio exterior, recubre casi la totalidad de la superficie corporal. Su espesor puede variar en función de diversos factores (edad, diversas patologías, zona corporal …). Adentrándonos en la estructura de la piel comprobaremos que está formada por tres capas diferenciadas que trabajan conjuntamente (epidermis, dermis e hipodermis) para ofrecer diversas funciones, que se podrían resumir en los siguientes puntos:

– Es una barrera física en contacto con el exterior que nos protege de las agresiones externas.
– Nos sirve para recibir estímulos del exterior. Podemos percibir el tacto de las cosas, el dolor y sensaciones de frío y calor, por ejemplo.
– Con la ayuda del sol y los alimentos que ingerimos se puede formar en la piel la vitamina D. Muy importante para nuestros huesos.
– Interviene estimulando las defensas de nuestro cuerpo.
– Tiene un papel muy importante en el mantenimiento de la temperatura corporal

Las escoceduras hacen referencia a aquellas situaciones en las que la piel está enrojecida y con irritación cutánea.

Normalmente nos referimos a irritaciones de la piel causadas por el sudor, el roce con la ropa o, incluso, a algún agente irritante, que hace que a parte de la rojez evidente a primera vista, también se sufra dolor, ardor y escozor. Suelen darse por oclusión y fricción sobre la piel, que como resultado producen este problema dermatológico.

¿Qué se puede hacer para prevenir estas irritaciones?

1. Mantener una higiene muy cuidadosa y regular.
2. Los jabones, los geles de baño y otros productos de limpieza que utilizaremos deben estar formulados para respetar la capa hidrolipídica de la piel y el pH cutáneo. No deben ser abrasivos ni irritantes.
3. Podemos mantener una piel hidratada añadiendo al baño productos a base de extractos de cereales (avena, trigo …) y / o aceites emolientes.
4. Después de una buena higiene, debemos procurar que la piel quede perfectamente seca. Si no tenemos suficiente con la toalla podemos ayudarnos de un secador de pelo.
5. El uso de leches corporales o lociones ricas en ácidos grasos esenciales, son de gran utilidad después del baño o la ducha para rehidratar la piel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s